Loading
 
 
 
Loading
 
¿En un helado de pistacho con menta, puede haber reflejos de la sangre de Cristo?
Loading
 
26 de Mayo de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Viernes, 26-05-2017, Gaudium Press) La respuesta a la pregunta del título es sí. Veamos cómo.

Estaba Plinio Corrêa de Oliveira con algunos amigos, recorriendo Venecia (1), a final de la década de los 80`s, cuando decidieron ir a la Isla de Giudecca -casi un barrio periférico de la gran ciudad sobre las aguas-, donde se puede degustar unos 'gelatti' de antología. Uno de los compañeros decidió probar el helado de pistacho con menta. Al Dr. Plinio le pareció agradabilísima la combinación, considerando que los dos sabores eran muy armónicos.

1.jpg

Él encontró analogías entre el sutil y exquisito sabor del helado, con la maravillosa naturaleza del camino que habían recorrido de Florencia a Venecia, y también con la vitalidad de los niños de Italia, y dijo:

"Eso es así porque hubo generaciones y generaciones que de hecho practicaban la virtud, lo que de alguna manera impregnó hasta las plantas", afirmó el Dr. Plinio.

Las generaciones practicaron la virtud, la virtud se manifestaba en todo, en la forma como arreglaban un jardín o un parque; en la salud de las generaciones que no se estropeaban con los vicios sino que por el contrario se fortalecían por una vida sana; en la delicadeza y sutileza con la que eran combinados dos sabores para dar un helado magnífico.

Y entretanto, hay varias formas de comer un helado de este estilo, y queremos destacar dos. Una, sorbiendo con intemperancia el placer sensible que él proporciona, o buscando la fuente de la que él emanó, que es la sangre de Jesús, que trajo una efusión vigorosa de gracias al mundo, de las cuáles surgieron esas maravillas de la Civilización. Gente santa, va creando en esta tierra una Civilización que parece el cielo.

"Cuán errónea era la actitud del espíritu moderno ávido por las delicias desprovistas de este razonamiento, puesto que niega de esta manera la Pasión de Nuestro Señor y busca el gozo de la vida como único fin", resalta Mons. João Clá.

Por Carlos Castro

____

(1) Todas las citaciones son de Mons. João Scognamiglio Clá Dias, EP. El Don de la Sabiduría en la Mente, Vida y Obra de Plinio Corrêa de Oliveira - La Plenitud: "Combatí el Buen Combate". Tomo V Librería Editrice Vaticana. Heraldos del Evangelio. Lima 2017.

 

Loading
¿En un helado de pistacho con menta, puede haber reflejos de la sangre de Cristo?

Redacción (Viernes, 26-05-2017, Gaudium Press) La respuesta a la pregunta del título es sí. Veamos cómo.

Estaba Plinio Corrêa de Oliveira con algunos amigos, recorriendo Venecia (1), a final de la década de los 80`s, cuando decidieron ir a la Isla de Giudecca -casi un barrio periférico de la gran ciudad sobre las aguas-, donde se puede degustar unos 'gelatti' de antología. Uno de los compañeros decidió probar el helado de pistacho con menta. Al Dr. Plinio le pareció agradabilísima la combinación, considerando que los dos sabores eran muy armónicos.

1.jpg

Él encontró analogías entre el sutil y exquisito sabor del helado, con la maravillosa naturaleza del camino que habían recorrido de Florencia a Venecia, y también con la vitalidad de los niños de Italia, y dijo:

"Eso es así porque hubo generaciones y generaciones que de hecho practicaban la virtud, lo que de alguna manera impregnó hasta las plantas", afirmó el Dr. Plinio.

Las generaciones practicaron la virtud, la virtud se manifestaba en todo, en la forma como arreglaban un jardín o un parque; en la salud de las generaciones que no se estropeaban con los vicios sino que por el contrario se fortalecían por una vida sana; en la delicadeza y sutileza con la que eran combinados dos sabores para dar un helado magnífico.

Y entretanto, hay varias formas de comer un helado de este estilo, y queremos destacar dos. Una, sorbiendo con intemperancia el placer sensible que él proporciona, o buscando la fuente de la que él emanó, que es la sangre de Jesús, que trajo una efusión vigorosa de gracias al mundo, de las cuáles surgieron esas maravillas de la Civilización. Gente santa, va creando en esta tierra una Civilización que parece el cielo.

"Cuán errónea era la actitud del espíritu moderno ávido por las delicias desprovistas de este razonamiento, puesto que niega de esta manera la Pasión de Nuestro Señor y busca el gozo de la vida como único fin", resalta Mons. João Clá.

Por Carlos Castro

____

(1) Todas las citaciones son de Mons. João Scognamiglio Clá Dias, EP. El Don de la Sabiduría en la Mente, Vida y Obra de Plinio Corrêa de Oliveira - La Plenitud: "Combatí el Buen Combate". Tomo V Librería Editrice Vaticana. Heraldos del Evangelio. Lima 2017.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El prelado estableció reglas pastorales sobre participación y pastoral de parejas del mismo sexo ...
 
Una mayor consciencia de la realidad del ataque del maligno permitiría a los sacerdotes enfrentar l ...
 
El cristiano no puede tomar parte en la falsedad, recuerdan los prelados. ...
 
En el año en que la Iglesia en Brasil celebra el Año Mariano en conmemoración a los 300 años del ...
 
La homilía que el Papa Francisco pronunció este jueves en la Casa Santa Marta fue inspirada en la ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading