Loading
 
 
 
Loading
 
Papa visita Congreso de la diócesis de Roma
Loading
 
21 de Junio de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Roma - Italia (Miércoles, 21-06-2017, Gaudium Press) El lunes pasado el Papa visitó el Congreso de la Diócesis de Roma y allí afirmó que "una cultura desenraizada, una familia desenraizada es una familia sin historia, sin memoria, sin raíces". Aceptó, en seguida, la invitación para estar al lado de los adolescentes allí presentes cuando recordó que la adolescencia es una fase de la vida caracterizada como siendo un "tiempo difícil", pero "no es una enfermedad".

1.jpg

Temática del Congreso

El tema de este año para el Congreso Diocesano se dedicó al acompañamiento a los padres en la educación de los hijos adolescentes. El Papa dijo a los presentes que la vida de las familias y la educación de los adolescentes no puede ser llevada "con ánimo leve" y, dirigiéndose más a las familias, afirmó:

"Vosotros vivís las tensiones de esta gran ciudad": el trabajo, la distancia de los afectos, el tiempo cada vez más limitado, el dinero que nunca es suficiente. Por eso, para simplificar, "la reflexión, la oración, podéis hacerla en ‘romanesco' (dialecto romano), con rostros bien concretos y pensando cómo podéis ayudar entre vosotros a formar vuestros hijos en esta realidad".

El riesgo del desenraizamiento

Francisco habló del "fenómeno creciente de la sociedad desenraizada". Roma corre el riesgo del ‘desenraizamiento'. Las "familias" gradualmente van perdiendo sus lazos, aquel tejido vital tan importante para sentirnos parte unos de otros, compartiendo con los otros un proyecto común. Es la experiencia de saber que 'pertenecemos' a los otros (en el sentido más noble del término).

Es importante tener consciencia de este clima de desenraizamiento, porque poco a poco él pasa delante de nuestras miradas y especialmente en la vida de nuestros hijos:

"Una cultura desenraizada, una familia desenraizada es una familia sin historia, sin memoria, sin raíces, de hecho", dijo Francisco que comentó también que "muchas veces exigimos de nuestros hijos una formación excesiva en algunos campos que consideramos importantes para su futuro. Nosotros os hacemos estudiar una cantidad de cosas, para que puedan dar el 'máximo'. Pero no damos igual importancia al hecho de que ellos conozcan su tierra, sus raíces".

La Adolescencia

El Papa definió la adolescencia como "un tiempo precioso en la vida de vuestros hijos. Un tiempo difícil, sí. Un tiempo de cambios y de inestabilidad, sí. Una fase que presenta grandes riesgos, sin duda. Pero, por encima de todo, es un tiempo de crecimiento para ellos y para toda la familia. La adolescencia no es una enfermedad y no podemos enfrentarla como si fuese tal".

"La adolescencia no es una enfermedad que debemos combatir. Forma parte del crecimiento normal, natural de la vida de nuestros hijos". "Así, nuestros niños buscan ser y quieren sentirse - lógicamente - protagonistas", ellos buscan en muchos modos el 'vértigo' que los hace sentir vivos. Por tanto, demos a ellos este ‘vértigo'! "Estimulemos todo aquello que los ayuda a transformar sus sueños en proyectos. Propongámosles metas amplias, grandes desafíos y ayudémoslos a realizarlos, a alcanzar sus objetivos", dijo el Papa para encerrar sus palabras. (JSG)

 

Loading
Papa visita Congreso de la diócesis de Roma

Roma - Italia (Miércoles, 21-06-2017, Gaudium Press) El lunes pasado el Papa visitó el Congreso de la Diócesis de Roma y allí afirmó que "una cultura desenraizada, una familia desenraizada es una familia sin historia, sin memoria, sin raíces". Aceptó, en seguida, la invitación para estar al lado de los adolescentes allí presentes cuando recordó que la adolescencia es una fase de la vida caracterizada como siendo un "tiempo difícil", pero "no es una enfermedad".

1.jpg

Temática del Congreso

El tema de este año para el Congreso Diocesano se dedicó al acompañamiento a los padres en la educación de los hijos adolescentes. El Papa dijo a los presentes que la vida de las familias y la educación de los adolescentes no puede ser llevada "con ánimo leve" y, dirigiéndose más a las familias, afirmó:

"Vosotros vivís las tensiones de esta gran ciudad": el trabajo, la distancia de los afectos, el tiempo cada vez más limitado, el dinero que nunca es suficiente. Por eso, para simplificar, "la reflexión, la oración, podéis hacerla en ‘romanesco' (dialecto romano), con rostros bien concretos y pensando cómo podéis ayudar entre vosotros a formar vuestros hijos en esta realidad".

El riesgo del desenraizamiento

Francisco habló del "fenómeno creciente de la sociedad desenraizada". Roma corre el riesgo del ‘desenraizamiento'. Las "familias" gradualmente van perdiendo sus lazos, aquel tejido vital tan importante para sentirnos parte unos de otros, compartiendo con los otros un proyecto común. Es la experiencia de saber que 'pertenecemos' a los otros (en el sentido más noble del término).

Es importante tener consciencia de este clima de desenraizamiento, porque poco a poco él pasa delante de nuestras miradas y especialmente en la vida de nuestros hijos:

"Una cultura desenraizada, una familia desenraizada es una familia sin historia, sin memoria, sin raíces, de hecho", dijo Francisco que comentó también que "muchas veces exigimos de nuestros hijos una formación excesiva en algunos campos que consideramos importantes para su futuro. Nosotros os hacemos estudiar una cantidad de cosas, para que puedan dar el 'máximo'. Pero no damos igual importancia al hecho de que ellos conozcan su tierra, sus raíces".

La Adolescencia

El Papa definió la adolescencia como "un tiempo precioso en la vida de vuestros hijos. Un tiempo difícil, sí. Un tiempo de cambios y de inestabilidad, sí. Una fase que presenta grandes riesgos, sin duda. Pero, por encima de todo, es un tiempo de crecimiento para ellos y para toda la familia. La adolescencia no es una enfermedad y no podemos enfrentarla como si fuese tal".

"La adolescencia no es una enfermedad que debemos combatir. Forma parte del crecimiento normal, natural de la vida de nuestros hijos". "Así, nuestros niños buscan ser y quieren sentirse - lógicamente - protagonistas", ellos buscan en muchos modos el 'vértigo' que los hace sentir vivos. Por tanto, demos a ellos este ‘vértigo'! "Estimulemos todo aquello que los ayuda a transformar sus sueños en proyectos. Propongámosles metas amplias, grandes desafíos y ayudémoslos a realizarlos, a alcanzar sus objetivos", dijo el Papa para encerrar sus palabras. (JSG)

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/88055-Papa-visita-Congreso-de-la-diocesis-de-Roma. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El Instituto Benedicto XVI para la Música Sacra y Culto Divino ampliará su enfoque para promover e ...
 
La petición de un tiempo jubilar para la pedanía valenciana de El Palmar fue hecha por el Cardenal ...
 
El templo de San Nicolás en Rychwald fue declarado "Basílica Menor", vinculándose de modo especia ...
 
En el Tercer Centenario de la Coronación Pontificia, se encargaron joyas que replican las obsequiad ...
 
La Casa de Convivencia Sagrada Familia de Nazaret, en Brasilia, acogió el 23 de julio pasado una ce ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading