Loading
 
 
 
Loading
 
La realidad que solo la Fe alcanza - I Parte
Loading
 
22 de Junio de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Jueves, 22-06-2017, Gaudium Press) El propio Dios se vale de los sentidos para hacernos conocer lo que desea, pues "Dios provee a todo de acuerdo con la naturaleza de cada uno. Ahora, es natural al hombre elevarse a lo inteligible por lo sensible, porque nuestro conocimiento se origina a partir de los sentidos".

* * * * *

Difícilmente paramos para reflexionar respecto a un don precioso que Dios nos dio: los cinco sentidos. ¿Cómo sería nuestra vida, nuestro día a día, si ellos nos faltasen? ¿Cómo podríamos relacionarnos con el mundo que nos rodea? ¿Qué actividades seríamos capaces de ejecutar? ¿Cómo adquiriríamos conocimientos?

1.jpg

Imaginemos alguien asistiendo a una pieza de teatro. Mientras recibe noticia de la música mediante los sonidos que le llegan a los oídos, sus ojos ven lo que sucede en el palco, el movimiento de los actores, el desarrollar de las escenas, etc. Por tanto, la audición y la visión están activas. Supongamos, además, tratarse de un teatro frecuentado por personas de elevado status social y que se respira el suave aroma de los perfumes que usan: es la participación del olfato. Y, finalmente, consideremos a nuestro espectador sentado en una silla confortable saboreando un delicioso chocolate francés: tacto y paladar. Podemos concluir, entonces, que esa persona es influenciada por la realidad exterior a través de los cinco sentidos. 1

Santo Tomás afirma que nada existe en la inteligencia humana que no haya pasado antes por los sentidos - "Omnis nostra cognitio incipit para sensu". 2 O sea, los sentidos tienen un papel importante en la vida y en el desarrollo intelectual de todo ser humano. Como dice el Doctor Angélico, ni siquiera los ángeles tienen poder para introducir algo en lo imaginario que los sentidos no hayan percibido anteriormente: "El Ángel actúa sobre la imaginación, no ciertamente imprimiendo en ella alguna forma imaginaria que de ningún modo haya antes sido recibida por los sentidos, pues el Ángel no puede hacer que un ciego imagine los colores".3

El propio Dios se vale de los sentidos para hacernos conocer lo que desea, pues, "Dios provee a todo de acuerdo con la naturaleza de cada uno. Ahora, es natural al hombre elevarse a lo inteligible por lo sensible, porque nuestro conocimiento se origina a partir de los sentidos". 4 Inclusive las verdades reveladas penetran en nuestra alma a través de los sentidos, principalmente a través de la audición, como afirma el Apóstol: "La fe proviene de la predicación y la predicación se ejerce en razón de la palabra de Cristo". (Rm 10,17)

¿Pueden engañarnos nuestros sentidos?

Entretanto existe una realidad mucho más importante que aquella que nuestros sentidos consiguen captar: la realidad sobrenatural.

Todo lo que sucede en la trans-esfera y que los seres humanos son incapaces de percibir - las influencias de los Ángeles y demonios sobre las almas, las gracias que son derramadas sobre los hombres, la propia presencia de Dios en todas partes, etc. - tienen una importancia única en el desarrollo de la historia. Ocurre que muchas veces olvidamos esa realidad pensando que solamente lo que vemos, oímos, olfateamos, palpamos y degustamos es lo que realmente existe.

¡Oh ilusión! Es bajo ese punto de vista que podemos afirmar que nuestros sentidos nos engañan, pues nos muestran apenas la realidad material, escondiéndonos las verdades que nuestra fe nos revela.

Ejemplo elocuente se encuentra en un cántico titulado "Adoro te devote" compuesta por el Doctor Angélico, refiriéndose a la presencia real de Nuestro Señor Jesucristo en la Sagrada Eucaristía:

Visus, tactus, gustus in te fallitur,
sed auditu solo tuto creditur:
credo quidquid dixit Dei Filius
nil hoc verbo veritatis verius.

La vista, el tacto, el paladar en Vosotros fallan:
pero solo por lo lo que oigo, creo firmemente.
Creo en todo lo que dijo el Hijo de Dios;
nada hay más verdadero que esta palabra de la Verdad. 5

Vemos, así, que, en el caso del "Pan de los Ángeles", solamente nuestros oídos concuerdan con la realidad cuando oímos las palabras del sacerdote que habla - in persona Christi - al realizar la Consagración: "Este es mi cuerpo" y "Este es el cáliz de mi Sangre". Entretanto, los otros sentidos fallan, pues no nos muestran el gran misterio que se esconde por detrás de las Sagradas Especies.

Por la Hna. María del Pilar Perezcanto Sagone, EP

(Mañana: Visión naturalista. ¿La verdadera visión?

______

1 - CORRÊA DE OLIVEIRA, Plinio. O senso comum e a procura do absoluto. In: Dr. Plinio. São Paulo: Ano VII, n. 71, fev. 2004, p.27.
2 - SÃO TOMÁS DE AQUINO, apud CLÁ DIAS, João Scognamiglio. A fidelidade ao primeiro olhar. São Paulo, 2007. (Arquivo IFTE).
3 - Id. S. Th. I, q.111, a.3, ad.2.
4 - SÃO TOMÁS DE AQUINO. S. Th. I, q.1, a.9.

 

Loading
La realidad que solo la Fe alcanza - I Parte

Redacción (Jueves, 22-06-2017, Gaudium Press) El propio Dios se vale de los sentidos para hacernos conocer lo que desea, pues "Dios provee a todo de acuerdo con la naturaleza de cada uno. Ahora, es natural al hombre elevarse a lo inteligible por lo sensible, porque nuestro conocimiento se origina a partir de los sentidos".

* * * * *

Difícilmente paramos para reflexionar respecto a un don precioso que Dios nos dio: los cinco sentidos. ¿Cómo sería nuestra vida, nuestro día a día, si ellos nos faltasen? ¿Cómo podríamos relacionarnos con el mundo que nos rodea? ¿Qué actividades seríamos capaces de ejecutar? ¿Cómo adquiriríamos conocimientos?

1.jpg

Imaginemos alguien asistiendo a una pieza de teatro. Mientras recibe noticia de la música mediante los sonidos que le llegan a los oídos, sus ojos ven lo que sucede en el palco, el movimiento de los actores, el desarrollar de las escenas, etc. Por tanto, la audición y la visión están activas. Supongamos, además, tratarse de un teatro frecuentado por personas de elevado status social y que se respira el suave aroma de los perfumes que usan: es la participación del olfato. Y, finalmente, consideremos a nuestro espectador sentado en una silla confortable saboreando un delicioso chocolate francés: tacto y paladar. Podemos concluir, entonces, que esa persona es influenciada por la realidad exterior a través de los cinco sentidos. 1

Santo Tomás afirma que nada existe en la inteligencia humana que no haya pasado antes por los sentidos - "Omnis nostra cognitio incipit para sensu". 2 O sea, los sentidos tienen un papel importante en la vida y en el desarrollo intelectual de todo ser humano. Como dice el Doctor Angélico, ni siquiera los ángeles tienen poder para introducir algo en lo imaginario que los sentidos no hayan percibido anteriormente: "El Ángel actúa sobre la imaginación, no ciertamente imprimiendo en ella alguna forma imaginaria que de ningún modo haya antes sido recibida por los sentidos, pues el Ángel no puede hacer que un ciego imagine los colores".3

El propio Dios se vale de los sentidos para hacernos conocer lo que desea, pues, "Dios provee a todo de acuerdo con la naturaleza de cada uno. Ahora, es natural al hombre elevarse a lo inteligible por lo sensible, porque nuestro conocimiento se origina a partir de los sentidos". 4 Inclusive las verdades reveladas penetran en nuestra alma a través de los sentidos, principalmente a través de la audición, como afirma el Apóstol: "La fe proviene de la predicación y la predicación se ejerce en razón de la palabra de Cristo". (Rm 10,17)

¿Pueden engañarnos nuestros sentidos?

Entretanto existe una realidad mucho más importante que aquella que nuestros sentidos consiguen captar: la realidad sobrenatural.

Todo lo que sucede en la trans-esfera y que los seres humanos son incapaces de percibir - las influencias de los Ángeles y demonios sobre las almas, las gracias que son derramadas sobre los hombres, la propia presencia de Dios en todas partes, etc. - tienen una importancia única en el desarrollo de la historia. Ocurre que muchas veces olvidamos esa realidad pensando que solamente lo que vemos, oímos, olfateamos, palpamos y degustamos es lo que realmente existe.

¡Oh ilusión! Es bajo ese punto de vista que podemos afirmar que nuestros sentidos nos engañan, pues nos muestran apenas la realidad material, escondiéndonos las verdades que nuestra fe nos revela.

Ejemplo elocuente se encuentra en un cántico titulado "Adoro te devote" compuesta por el Doctor Angélico, refiriéndose a la presencia real de Nuestro Señor Jesucristo en la Sagrada Eucaristía:

Visus, tactus, gustus in te fallitur,
sed auditu solo tuto creditur:
credo quidquid dixit Dei Filius
nil hoc verbo veritatis verius.

La vista, el tacto, el paladar en Vosotros fallan:
pero solo por lo lo que oigo, creo firmemente.
Creo en todo lo que dijo el Hijo de Dios;
nada hay más verdadero que esta palabra de la Verdad. 5

Vemos, así, que, en el caso del "Pan de los Ángeles", solamente nuestros oídos concuerdan con la realidad cuando oímos las palabras del sacerdote que habla - in persona Christi - al realizar la Consagración: "Este es mi cuerpo" y "Este es el cáliz de mi Sangre". Entretanto, los otros sentidos fallan, pues no nos muestran el gran misterio que se esconde por detrás de las Sagradas Especies.

Por la Hna. María del Pilar Perezcanto Sagone, EP

(Mañana: Visión naturalista. ¿La verdadera visión?

______

1 - CORRÊA DE OLIVEIRA, Plinio. O senso comum e a procura do absoluto. In: Dr. Plinio. São Paulo: Ano VII, n. 71, fev. 2004, p.27.
2 - SÃO TOMÁS DE AQUINO, apud CLÁ DIAS, João Scognamiglio. A fidelidade ao primeiro olhar. São Paulo, 2007. (Arquivo IFTE).
3 - Id. S. Th. I, q.111, a.3, ad.2.
4 - SÃO TOMÁS DE AQUINO. S. Th. I, q.1, a.9.

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/88096-La-realidad-que-solo-la-Fe-alcanza---I-Parte. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Realmente no esperábamos encontrar tanta utopía; nuestras expectativas eran buenas, pero no tanto. ...
 
En reciente carta semanal, titulada "De Vacaciones", el Obispo de Córdoba, España, Mons. Demetrio ...
 
Dentro del contexto de las celebraciones del Centenario de las Apariciones el Santuario de Fátima p ...
 
Tradicionalmente conocida como el Carmelo de Santa Teresa, la Basílica de Santa Teresita del Niño ...
 
Este lunes, 17 de julio, el Cardenal Leonardo Sandri, Prefecto de la Congregación para las Iglesias ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading