Loading
 
 
 
Loading
 
Cardenal Cipriani habla de la defensa de la honra, la mentira y la calumnia
Loading
 
3 de Julio de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Lima (Lunes, 03-07-2017, Gaudium Press) En su programa radial Diálogo de Fe, el Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani abordó diversos tópicos, entre ellos el de la mentira y la calumnia que circular con frecuencia en el ágora publica, lo que se enmarca en una crisis moral.

3.png"¿Qué está pasando? ¿Dónde está la justicia, dónde está ese mínimo de respeto para poder tener una convivencia normal o por lo menos razonable?", manifestó.

Destacó las palabras de Luis Bedoya Reyes sobre este tema: "El Dr. Bedoya, siempre tan preciso y siempre como un recurso moral de décadas de presencia en la vida del país, habla de que la grosería hay que sacarla de la vida política y de la vida pública. Yo creo que tiene mucha razón y hay que ir más a fondo. Hay que pensar qué pasa con el honor que todos merecemos. Hay personas que tienen un valor, no su casa ni su sueldo, su honra. Robarle la honra es más que robarle el carro. No nos acostumbremos tan fácilmente a descalificar sin fundamento y sin tener la responsabilidad. No podemos destrozar la fama y la honra de una persona, porque es robarle lo más valioso que tiene en su vida. Tampoco podemos ir descalificando y murmurando de una manera muy ligera diciendo Este tipo es tal o hizo tal cosa".

El grave daño de la calumnia

Habló igualmente de la calumnia, de la cual dijo "es cuando alguien de manera intencional dice una mentira para hacer daño a otra persona. Pienso que esta lesión intencional del honor y de la fama es un grave delito".

Expresó que es un tema que va más allá de los políticos, quienes han sido elegidos para que sirvan al bien común.

"Esto que digo yo sobre la honra y la fama se mueve a todos los niveles del deporte, del trabajo, de la familia, de la política, de la economía, de los medios de comunicación. Hay muchos personajes que tienen responsabilidades concretas en medios de comunicación, en el Congreso de la República, en el Poder Judicial, en los colegios y en la enseñanza, en las redes sociales. Tú ves cómo de una manera muy clara el estado de derecho tiene la obligación de guardar, entre otras cosas, el bien común, el bien y la dignidad y la honra y la buena fama de las personas".

Concluyendo, exhortó a recuperar el respeto a toda opinión, a que la discrepancia no sea insulto ni descalificación, sino un intercambio de ideas con razonabilidad.

"Vale la pena, en estos días al empezar el mes de julio, que no sea la ley del más fuerte, que no sea la ley de la venganza. Que sea la ley de lo que ha dicho el Papa: Del amor de Dios, ir contra la corriente, no tener temor de afirmar con sencillez y con bondad y de buen humor: Señor, esto no está bien, pero no sigamos adelante en este juego de Yo te acuso, tú me acusas, nosotros nos acusamos. Así no es. El Perú se merece un poco más de respeto y de paz".

"Que Dios nos ayude a todos. Que esta visita del Papa vaya creando ese clima de mayor paz. No soy yo quién para poder acusar a nadie, simplemente quiero tocar la campana. Esta crisis moral no es cuestión de estructuras ni de poderes ni de leyes, está en el corazón. Más respeto por los demás, por los padres, por los hijos, por los abuelos, por los amigos y por los enemigos".

Con información de la Oficina de Comunicaciones del Arzobispado de Lima

Loading
Cardenal Cipriani habla de la defensa de la honra, la mentira y la calumnia

Lima (Lunes, 03-07-2017, Gaudium Press) En su programa radial Diálogo de Fe, el Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani abordó diversos tópicos, entre ellos el de la mentira y la calumnia que circular con frecuencia en el ágora publica, lo que se enmarca en una crisis moral.

3.png"¿Qué está pasando? ¿Dónde está la justicia, dónde está ese mínimo de respeto para poder tener una convivencia normal o por lo menos razonable?", manifestó.

Destacó las palabras de Luis Bedoya Reyes sobre este tema: "El Dr. Bedoya, siempre tan preciso y siempre como un recurso moral de décadas de presencia en la vida del país, habla de que la grosería hay que sacarla de la vida política y de la vida pública. Yo creo que tiene mucha razón y hay que ir más a fondo. Hay que pensar qué pasa con el honor que todos merecemos. Hay personas que tienen un valor, no su casa ni su sueldo, su honra. Robarle la honra es más que robarle el carro. No nos acostumbremos tan fácilmente a descalificar sin fundamento y sin tener la responsabilidad. No podemos destrozar la fama y la honra de una persona, porque es robarle lo más valioso que tiene en su vida. Tampoco podemos ir descalificando y murmurando de una manera muy ligera diciendo Este tipo es tal o hizo tal cosa".

El grave daño de la calumnia

Habló igualmente de la calumnia, de la cual dijo "es cuando alguien de manera intencional dice una mentira para hacer daño a otra persona. Pienso que esta lesión intencional del honor y de la fama es un grave delito".

Expresó que es un tema que va más allá de los políticos, quienes han sido elegidos para que sirvan al bien común.

"Esto que digo yo sobre la honra y la fama se mueve a todos los niveles del deporte, del trabajo, de la familia, de la política, de la economía, de los medios de comunicación. Hay muchos personajes que tienen responsabilidades concretas en medios de comunicación, en el Congreso de la República, en el Poder Judicial, en los colegios y en la enseñanza, en las redes sociales. Tú ves cómo de una manera muy clara el estado de derecho tiene la obligación de guardar, entre otras cosas, el bien común, el bien y la dignidad y la honra y la buena fama de las personas".

Concluyendo, exhortó a recuperar el respeto a toda opinión, a que la discrepancia no sea insulto ni descalificación, sino un intercambio de ideas con razonabilidad.

"Vale la pena, en estos días al empezar el mes de julio, que no sea la ley del más fuerte, que no sea la ley de la venganza. Que sea la ley de lo que ha dicho el Papa: Del amor de Dios, ir contra la corriente, no tener temor de afirmar con sencillez y con bondad y de buen humor: Señor, esto no está bien, pero no sigamos adelante en este juego de Yo te acuso, tú me acusas, nosotros nos acusamos. Así no es. El Perú se merece un poco más de respeto y de paz".

"Que Dios nos ayude a todos. Que esta visita del Papa vaya creando ese clima de mayor paz. No soy yo quién para poder acusar a nadie, simplemente quiero tocar la campana. Esta crisis moral no es cuestión de estructuras ni de poderes ni de leyes, está en el corazón. Más respeto por los demás, por los padres, por los hijos, por los abuelos, por los amigos y por los enemigos".

Con información de la Oficina de Comunicaciones del Arzobispado de Lima

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/88324-Cardenal-Cipriani-habla-de-la-defensa-de-la-honra--la-mentira-y-la-calumnia. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El Secretario de Asuntos Públicos de la Conferencia de Obispos lamentó que la decisión pueda ser ...
 
El respeto de la voluntad de Dios establece un límite necesario a la autoridad humana. ...
 
El Beato Fernando Saperas dio su vida para defender su virginal consagración a Dios. ...
 
En su homilía, el arzobispo además hizo un pedido: "quiero contar con la oración de mi pueblo par ...
 
Haremos una reseña respecto a ese cuarto imperio, o sea, el romano, en la época del Emperador Octa ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading