Loading
 
 
 
Loading
 
Presidente de episcopado argentino comenta parábola de la buena y la mala semilla
Loading
 
24 de Julio de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Santa Fe de la Vera Cruz (Lunes, 24-07-2017, Gaudium Press) Mons. José María Arancedo, Arzobispo de Santa Fe y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, comentó la parábola leída ayer en el evangelio sobre la buena y la mala semilla. En esas parábolas "Jesús contrapone la impaciencia de los hombres y la paciencia salvífica de Dios", señaló el prelado. Recordamos que en la parábola los empleados del dueño del campo le propusieron cortar la cizaña apenas ella empezó a verdear junto con el trigo, a lo que el dueño respondió que era mejor dejarlos crecer juntos hasta el momento de la ciega.

"El tiempo ilumina los espacios y ayuda a generar procesos; el sentido del tiempo de Dios nos ayuda a respetar a las personas y sus momentos de crecimiento. La paciencia tiene que ver con la esperanza, porque tiene su fuente en la fe en un Dios creador y providente", agregó Mons. Arancedo.

En nuestro interior hay trigo y cizaña. "En este camino en el que somos parte del sembradío de Dios, debemos asumir nuestra tarea de ir purificando y cortando o 'podando' todo aquello que entorpece el crecimiento del buen trigo en nosotros. Somos los primeros responsables".

"Pero debemos comprender, y esta es la enseñanza de Jesús, que no somos dueños de la historia ni del tiempo, menos de las personas, somos peregrinos con nuestras fragilidades hacia una plenitud a la cual estamos llamados y para la cual Él mismo se hizo para nosotros: 'camino, verdad y vida'. No somos espectadores o críticos de una historia, somos protagonistas de ella. Esta parábola es una enseñanza que debemos asumir", concluyó.

Con información de Aica

Loading
Presidente de episcopado argentino comenta parábola de la buena y la mala semilla

Santa Fe de la Vera Cruz (Lunes, 24-07-2017, Gaudium Press) Mons. José María Arancedo, Arzobispo de Santa Fe y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, comentó la parábola leída ayer en el evangelio sobre la buena y la mala semilla. En esas parábolas "Jesús contrapone la impaciencia de los hombres y la paciencia salvífica de Dios", señaló el prelado. Recordamos que en la parábola los empleados del dueño del campo le propusieron cortar la cizaña apenas ella empezó a verdear junto con el trigo, a lo que el dueño respondió que era mejor dejarlos crecer juntos hasta el momento de la ciega.

"El tiempo ilumina los espacios y ayuda a generar procesos; el sentido del tiempo de Dios nos ayuda a respetar a las personas y sus momentos de crecimiento. La paciencia tiene que ver con la esperanza, porque tiene su fuente en la fe en un Dios creador y providente", agregó Mons. Arancedo.

En nuestro interior hay trigo y cizaña. "En este camino en el que somos parte del sembradío de Dios, debemos asumir nuestra tarea de ir purificando y cortando o 'podando' todo aquello que entorpece el crecimiento del buen trigo en nosotros. Somos los primeros responsables".

"Pero debemos comprender, y esta es la enseñanza de Jesús, que no somos dueños de la historia ni del tiempo, menos de las personas, somos peregrinos con nuestras fragilidades hacia una plenitud a la cual estamos llamados y para la cual Él mismo se hizo para nosotros: 'camino, verdad y vida'. No somos espectadores o críticos de una historia, somos protagonistas de ella. Esta parábola es una enseñanza que debemos asumir", concluyó.

Con información de Aica

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/88766-Presidente-de-episcopado-argentino-comenta-parabola-de-la-buena-y-la-mala-semilla. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Los Obispos de Tanzania tomaron decisiones para fomentar la devoción eucarística en las familias. ...
 
La medida busca evitar el escándalo de quienes interpretarían el rito como una aprobación de la I ...
 
El presbítero advirtió sobre la realidad del mal y la necesidad de los fieles de protegerse. ...
 
Gracias a Dios todavía va gente a la Rue du Bac en París, (incluso turistas) a la capilla del conv ...
 
Es un pecado contra Dios y un comportamiento que se asemeja al de las mafias ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading