Loading
 
 
 
Loading
 
"El martirio del P. Hamel, es una semilla destinada a dar frutos", afirma Mons. Lebrun
Loading
 
27 de Julio de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

París - Francia (Jueves, 27-07-2017, Gaudium Press) En la mañana de este miércoles, el Obispo de Rouen en Francia, Mons. Dominique Lebrun afirmó en Saint-Etienne du-Rovray: "El odio no triunfó y no triunfará".

Mons. Lebrum hizo esta afirmación durante la Santa Misa celebrada en memoria del Padre Jacques Hamel, que, hace un año, en esta misma iglesia y en el mismo horario de la celebración, fue asesinado por dos terroristas del autoproclamado Estado Islámico.

1.jpg

El Prelado además afirmó en su homilía que la vida del Padre Hamel, ofrecida por amor es como "una semilla destinada a dar frutos".

En la Misa estaba presente inclusive el Presidente francés Emmanuel Macron.

Durante la celebración, fueron depositadas flores delante de la Cruz de la procesión, colocada al lado del Cirio Pascual y de la imagen de Nuestra Señora que también fue profanada por los dos terroristas.

Al final de la ceremonia fue desvendada una placa en memoria del sacerdote mártir en el jardín de la parroquia.

Mons. Lebrun: "su sangre habla de toda su vida, habla de la sangre de Cristo"

En declaraciones a la Radio Vaticana, Mons. Dominique Lebrun dijo sintéticamente que Padre Hamel fue "Un sacerdote simple que nos dejó el fruto de la paz".

El Prelado recordó además:

"Este sacerdote es sin sombra de duda un sacerdote diocesano, simple, en quien todos pueden encontrar el padre que estuvo en la escucha, que acogió los pedidos, que habló de un pasaje del Evangelio. No era conocido por iniciativas extraordinarias, momentos fuertes de evangelización. Era solamente un sacerdote simple, de barrio".

La emisora recordó que el Papa había definido los mártires como siendo aquellos que llevan la Iglesia adelante y la sustentan y entonces preguntó al Obispo: ¿Cómo el Padre Jacques hizo esto?

Y él respondió:

"Su sangre habla de toda su vida y habla de la sangre de Cristo. Él dio la vida cuando recién había acabado la celebración de la Misa, donde dijo: "Este es mi cuerpo, cuerpo traspasado, cuerpo ofrecido". Y hoy en Francia, pero creo que también en todo el Occidente, se recuerda justamente el corazón de nuestra fe, porque el martirio forma parte de la vida cristiana, tal vez lo hayamos olvidado. Amar es donar, incluso cada día, ofrecer la propia vida".

Al serle dicho que él estaba allí con la misión de recordar al Padre Jacques, a todos los presentes y que, entonces cuál sería la palabra que Padre Hamel, con su vida, podría dirigir a todos. Mons. Lebrun dijo:

"No tenemos miedo de llevar la palabra ‘amor', ‘amor verdadero'. Es una palabra que habla a todos, pero algunas veces no conseguimos ni siquiera pronunciarla. Creo que en estos días del primer aniversario voy a destacar estas voces: amar, el amor".

Sobre la afirmación "¡Ya es Beato!" que el propio obispo hizo al anunciar la apertura del proceso de beatificación del Padre Hamel, le fue preguntado: ¿todavía está viva esta afirmación? Mons. Dominique Lebrun dijo:

"Sí, ahora se entiende bien que la fe del Papa es como la fe del pueblo, en un cierto sentido; hoy la siento así. Aquel fue casi el grito de su corazón y hoy a nosotros no resta sino vivir este proceso con serenidad para poder proclamar al Padre Hamel y hacerlo entrar al culto público, si Dios quiere y si después el Papa lo decide". (JSG)

 

Loading
"El martirio del P. Hamel, es una semilla destinada a dar frutos", afirma Mons. Lebrun

París - Francia (Jueves, 27-07-2017, Gaudium Press) En la mañana de este miércoles, el Obispo de Rouen en Francia, Mons. Dominique Lebrun afirmó en Saint-Etienne du-Rovray: "El odio no triunfó y no triunfará".

Mons. Lebrum hizo esta afirmación durante la Santa Misa celebrada en memoria del Padre Jacques Hamel, que, hace un año, en esta misma iglesia y en el mismo horario de la celebración, fue asesinado por dos terroristas del autoproclamado Estado Islámico.

1.jpg

El Prelado además afirmó en su homilía que la vida del Padre Hamel, ofrecida por amor es como "una semilla destinada a dar frutos".

En la Misa estaba presente inclusive el Presidente francés Emmanuel Macron.

Durante la celebración, fueron depositadas flores delante de la Cruz de la procesión, colocada al lado del Cirio Pascual y de la imagen de Nuestra Señora que también fue profanada por los dos terroristas.

Al final de la ceremonia fue desvendada una placa en memoria del sacerdote mártir en el jardín de la parroquia.

Mons. Lebrun: "su sangre habla de toda su vida, habla de la sangre de Cristo"

En declaraciones a la Radio Vaticana, Mons. Dominique Lebrun dijo sintéticamente que Padre Hamel fue "Un sacerdote simple que nos dejó el fruto de la paz".

El Prelado recordó además:

"Este sacerdote es sin sombra de duda un sacerdote diocesano, simple, en quien todos pueden encontrar el padre que estuvo en la escucha, que acogió los pedidos, que habló de un pasaje del Evangelio. No era conocido por iniciativas extraordinarias, momentos fuertes de evangelización. Era solamente un sacerdote simple, de barrio".

La emisora recordó que el Papa había definido los mártires como siendo aquellos que llevan la Iglesia adelante y la sustentan y entonces preguntó al Obispo: ¿Cómo el Padre Jacques hizo esto?

Y él respondió:

"Su sangre habla de toda su vida y habla de la sangre de Cristo. Él dio la vida cuando recién había acabado la celebración de la Misa, donde dijo: "Este es mi cuerpo, cuerpo traspasado, cuerpo ofrecido". Y hoy en Francia, pero creo que también en todo el Occidente, se recuerda justamente el corazón de nuestra fe, porque el martirio forma parte de la vida cristiana, tal vez lo hayamos olvidado. Amar es donar, incluso cada día, ofrecer la propia vida".

Al serle dicho que él estaba allí con la misión de recordar al Padre Jacques, a todos los presentes y que, entonces cuál sería la palabra que Padre Hamel, con su vida, podría dirigir a todos. Mons. Lebrun dijo:

"No tenemos miedo de llevar la palabra ‘amor', ‘amor verdadero'. Es una palabra que habla a todos, pero algunas veces no conseguimos ni siquiera pronunciarla. Creo que en estos días del primer aniversario voy a destacar estas voces: amar, el amor".

Sobre la afirmación "¡Ya es Beato!" que el propio obispo hizo al anunciar la apertura del proceso de beatificación del Padre Hamel, le fue preguntado: ¿todavía está viva esta afirmación? Mons. Dominique Lebrun dijo:

"Sí, ahora se entiende bien que la fe del Papa es como la fe del pueblo, en un cierto sentido; hoy la siento así. Aquel fue casi el grito de su corazón y hoy a nosotros no resta sino vivir este proceso con serenidad para poder proclamar al Padre Hamel y hacerlo entrar al culto público, si Dios quiere y si después el Papa lo decide". (JSG)

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Estamos a pocos días de la visita apostólica del Papa Francisco a Myanmar y la expectativa por el ...
 
Los homenajes se enmarcan en la festividad de la Patrona, que ha ocurrido el 21 de noviembre, pero t ...
 
"Esta fecha es la fiesta de las contemplativas", expresó la Madre Priora, Sor Marie Gemma. ...
 
Ocho religiosos se ven obligados a dejar un enorme monasterio y buscar un lugar reitado en el norte ...
 
La Junta de Andalucía aprobó la restauración después de haberse realizado y multó a las religio ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading