Loading
 
 
 
Loading
 
La fe en el Señor no nos quita las tempestades de la vida, dijo el Papa
Loading
 
14 de Agosto de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Lunes, 14-08-2017, Gaudium Press) Al comentar el texto evangélico en el Ángelus dominical, el Papa habló de las pruebas de la vida. En el relato de San Mateo, San Pedro comienza a caminar sobere las aguas de un mar tempestuoso tras la orden del Señor, pero en determinado momento el Príncipe de los Apóstoles comenzó a hundirse, siendo rescatado por Jesús.

4.png

"Esta narración del Evangelio contiene un rico simbolismo y nos hace reflexionar sobre nuestra fe, sea como individuos, sea como comunidad, también la fe de todos los que estamos hoy, aquí en la Plaza. La comunidad eclesial, esta comunidad eclesial, ¿tiene fe? ¿Cómo es la fe de cada uno de nosotros y la fe de nuestra comunidad? La barca es la vida de cada uno de nosotros pero es también la vida de la Iglesia; el viento contrario representa las dificultades y las pruebas. La invocación de Pedro: «Señor, mándame ir a tu encuentro» y su grito: «Señor, sálvame» se asemejan tanto a nuestro deseo de sentir la cercanía del Señor, pero también el miedo y la angustia que acompañan los momentos más duros de nuestra vida y de nuestras comunidades, marcadas por fragilidades internas y por dificultades externas", expresó el Pontífice.

La fe en Jesús no borra las tempestades de la vida, acentuó el Pontífice: "El Evangelio de hoy nos recuerda que la fe en el Señor y en su palabra no nos abre un camino donde todo es fácil y tranquilo; no nos quita las tempestades de la vida. La fe nos da la seguridad de una Presencia - no olviden esto: la fe nos da la seguridad de una Presencia, esa presencia de Jesús - una Presencia que nos impulsa a superar las tormentas existenciales, la certeza de una mano que nos aferra para ayudarnos a afrontar las dificultades, indicándonos el camino incluso cuando esta oscuro. La fe, finalmente, no es una escapatoria a los problemas de la vida, sino nos sostiene en el camino y le da un sentido".

La imagen de San Pedro hundiéndose en las aguas y siendo rescatado por Jesucristo, es también una excelente figura de la historia de la Iglesia: "Este episodio es una imagen estupenda de la realidad de la Iglesia de todos los tiempos: una barca que, a lo largo de la travesía, debe afrontar también vientos contrarios y tempestades, que amenazan con hundirla. Lo que la salva no es el coraje y las cualidades de sus hombres: la garantía contra el naufragio es la fe en Cristo y en su palabra. Esta es la garantía: la fe en Jesús y en su palabra. Sobre esta barca estamos seguros, no obstante nuestras miserias y debilidades, sobre todo cuando nos ponemos de rodillas y adoramos al Señor, como los discípulos que, al final, «se postraron ante Él, diciendo: "Verdaderamente, tú eres el Hijo de Dios"» (v. 33)."

El Pontífice concluyó la meditación, pidiendo a la Virgen fe para resistir a las tormentas y fuerza para rechazar "la tentación de subirse en los botes fascinantes pero inseguros de las ideologías, de las modas y de los eslóganes".

Con información de Radio Vaticano

 

Loading
La fe en el Señor no nos quita las tempestades de la vida, dijo el Papa

Ciudad del Vaticano (Lunes, 14-08-2017, Gaudium Press) Al comentar el texto evangélico en el Ángelus dominical, el Papa habló de las pruebas de la vida. En el relato de San Mateo, San Pedro comienza a caminar sobere las aguas de un mar tempestuoso tras la orden del Señor, pero en determinado momento el Príncipe de los Apóstoles comenzó a hundirse, siendo rescatado por Jesús.

4.png

"Esta narración del Evangelio contiene un rico simbolismo y nos hace reflexionar sobre nuestra fe, sea como individuos, sea como comunidad, también la fe de todos los que estamos hoy, aquí en la Plaza. La comunidad eclesial, esta comunidad eclesial, ¿tiene fe? ¿Cómo es la fe de cada uno de nosotros y la fe de nuestra comunidad? La barca es la vida de cada uno de nosotros pero es también la vida de la Iglesia; el viento contrario representa las dificultades y las pruebas. La invocación de Pedro: «Señor, mándame ir a tu encuentro» y su grito: «Señor, sálvame» se asemejan tanto a nuestro deseo de sentir la cercanía del Señor, pero también el miedo y la angustia que acompañan los momentos más duros de nuestra vida y de nuestras comunidades, marcadas por fragilidades internas y por dificultades externas", expresó el Pontífice.

La fe en Jesús no borra las tempestades de la vida, acentuó el Pontífice: "El Evangelio de hoy nos recuerda que la fe en el Señor y en su palabra no nos abre un camino donde todo es fácil y tranquilo; no nos quita las tempestades de la vida. La fe nos da la seguridad de una Presencia - no olviden esto: la fe nos da la seguridad de una Presencia, esa presencia de Jesús - una Presencia que nos impulsa a superar las tormentas existenciales, la certeza de una mano que nos aferra para ayudarnos a afrontar las dificultades, indicándonos el camino incluso cuando esta oscuro. La fe, finalmente, no es una escapatoria a los problemas de la vida, sino nos sostiene en el camino y le da un sentido".

La imagen de San Pedro hundiéndose en las aguas y siendo rescatado por Jesucristo, es también una excelente figura de la historia de la Iglesia: "Este episodio es una imagen estupenda de la realidad de la Iglesia de todos los tiempos: una barca que, a lo largo de la travesía, debe afrontar también vientos contrarios y tempestades, que amenazan con hundirla. Lo que la salva no es el coraje y las cualidades de sus hombres: la garantía contra el naufragio es la fe en Cristo y en su palabra. Esta es la garantía: la fe en Jesús y en su palabra. Sobre esta barca estamos seguros, no obstante nuestras miserias y debilidades, sobre todo cuando nos ponemos de rodillas y adoramos al Señor, como los discípulos que, al final, «se postraron ante Él, diciendo: "Verdaderamente, tú eres el Hijo de Dios"» (v. 33)."

El Pontífice concluyó la meditación, pidiendo a la Virgen fe para resistir a las tormentas y fuerza para rechazar "la tentación de subirse en los botes fascinantes pero inseguros de las ideologías, de las modas y de los eslóganes".

Con información de Radio Vaticano

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/89211-La-fe-en-el-Senor-no-nos-quita-las-tempestades-de-la-vida--dijo-el-Papa. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El evento ocurrió el jueves 21 con la presencia de más de 150 presbíteros. Todos participaron de ...
 
La bella imagen representa al Cristo de las Tres Caídas y fue llevada en procesión a la parroquia ...
 
La comunidad de San Pedro Calungsod en Parañaque trabaja para transformar las vidas de los jóvenes ...
 
La firma ocurrió el pasado miércoles ...
 
La réplica de Nuestra Señora de Copacabana es una hermosa obra de arte sacro elaborada en la técn ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading