Loading
 
 
 
Loading
 
En el Ángelus, el Papa mostró la necesidad de la entrega generosa a los demás
Loading
 
4 de Septiembre de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Lunes, 04-09-2017, Gaudium Press) En el Ángelus de ayer en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco comentó la lectura evangélica del día, en la que el Señor le reclama a Pedro, cuando le dice que sus "pensamiento no son los de Dios, sino los de los hombres" (Mt 16, 23). San Pedro rechazaba la idea de la Pasión y Muerte del Señor.

"Siempre, incluso hoy, la tentación es aquella de querer seguir a un Cristo sin cruz, es más, de enseñar a Dios el camino justo. Como Pedro: "No, no Señor, esto no, no sucederá jamás". Pero Jesús nos recuerda que su vía es la vía del amor, y no hay verdadero amor sin el sacrificio de sí. Estamos llamados a no dejarnos absorber por la visión de este mundo, sino a ser siempre más conscientes de la necesidad y de la fatiga para nosotros cristianos de caminar contra corriente y en salida", dijo el Pontífice.

El Papa confirma su pensamiento con las palabras del Señor: "Él que quiera salvar su vida, la perderá; y el que pierda su vida a causa de mí, la encontrará" (v. 25).

"En esta paradoja está contenida la regla de oro que Dios ha inscrito en la naturaleza humana creada en Cristo: la regla que sólo el amor da sentido y felicidad a la vida. Gastar los propios talentos, las propias energías y el propio tiempo sólo para salvar, cuidar y realizarse a sí mismo, conduce en realidad a perderse, es decir, a una existencia triste y estéril. Si en cambio, vivimos para el Señor e impostamos nuestra vida en el amor, como ha hecho Jesús, podremos gustar la alegría auténtica, y nuestra vida no será estéril, será fecunda", el Papa ratifica el llamado a la generosidad y la entrega que realiza el propio Cristo.

El Pontífice concluye su meditación mostrando como la Eucaristía es también el memorial grandioso de la entrega total de Jesús, modelo para todos nosotros, y pide a "María Santísima, que ha seguido a Jesús hasta el Calvario, nos acompañe también a nosotros y nos ayude a no tener miedo de la cruz, pero con Jesús crucificado, no una Cruz sin Jesús: la Cruz con Jesús, es decir la cruz del sufrir por amor a Dios y a los hermanos, porque este sufrimiento, por la gracia de Cristo, es fecundo de resurrección".

Con información de Radio Vaticano

 

 

Loading
En el Ángelus, el Papa mostró la necesidad de la entrega generosa a los demás

Ciudad del Vaticano (Lunes, 04-09-2017, Gaudium Press) En el Ángelus de ayer en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco comentó la lectura evangélica del día, en la que el Señor le reclama a Pedro, cuando le dice que sus "pensamiento no son los de Dios, sino los de los hombres" (Mt 16, 23). San Pedro rechazaba la idea de la Pasión y Muerte del Señor.

"Siempre, incluso hoy, la tentación es aquella de querer seguir a un Cristo sin cruz, es más, de enseñar a Dios el camino justo. Como Pedro: "No, no Señor, esto no, no sucederá jamás". Pero Jesús nos recuerda que su vía es la vía del amor, y no hay verdadero amor sin el sacrificio de sí. Estamos llamados a no dejarnos absorber por la visión de este mundo, sino a ser siempre más conscientes de la necesidad y de la fatiga para nosotros cristianos de caminar contra corriente y en salida", dijo el Pontífice.

El Papa confirma su pensamiento con las palabras del Señor: "Él que quiera salvar su vida, la perderá; y el que pierda su vida a causa de mí, la encontrará" (v. 25).

"En esta paradoja está contenida la regla de oro que Dios ha inscrito en la naturaleza humana creada en Cristo: la regla que sólo el amor da sentido y felicidad a la vida. Gastar los propios talentos, las propias energías y el propio tiempo sólo para salvar, cuidar y realizarse a sí mismo, conduce en realidad a perderse, es decir, a una existencia triste y estéril. Si en cambio, vivimos para el Señor e impostamos nuestra vida en el amor, como ha hecho Jesús, podremos gustar la alegría auténtica, y nuestra vida no será estéril, será fecunda", el Papa ratifica el llamado a la generosidad y la entrega que realiza el propio Cristo.

El Pontífice concluye su meditación mostrando como la Eucaristía es también el memorial grandioso de la entrega total de Jesús, modelo para todos nosotros, y pide a "María Santísima, que ha seguido a Jesús hasta el Calvario, nos acompañe también a nosotros y nos ayude a no tener miedo de la cruz, pero con Jesús crucificado, no una Cruz sin Jesús: la Cruz con Jesús, es decir la cruz del sufrir por amor a Dios y a los hermanos, porque este sufrimiento, por la gracia de Cristo, es fecundo de resurrección".

Con información de Radio Vaticano

 

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/89692-En-el-Angelus--el-Papa-mostro-la-necesidad-de-la-entrega-generosa-a-los-demas. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Una Corte Federal negó en una instancia previa la posibilidad de publicar una campaña navideña e ...
 
El templo es uno de los cinco más antiguos del país y conserva los restos de los gobernantes medie ...
 
Durante la celebración Eucarística también fueron ordenados cinco diáconos transitorios. ...
 
El filme se proyecta junto al Museo de Fotografía en Tokio. ...
 
Mons. António Marto, en entrevista subrayó la dimensión profética de Fátima. Dijo que la celebr ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading