Loading
 
 
 
Loading
 
Arzobispo de Victoria, Brasil, aconseja a los fieles a no perder la "terquedad" en Jesucristo
Loading
 
12 de Septiembre de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Victoria - Espíritu Santo (Martes, 12-09-2017, Gaudium Press) La Fiesta de Nuestra Señora de la Victoria, Patrona de la Arquidiócesis brasileña, contó con la presencia de centenas de fieles que prestaron homenajes diversos a la Madre Santísima.

La Santa Misa festiva fue presidida por el Arzobispo Mons. Luiz Mancilha Vilela y concelebrada por el obispo de San Mateo, Mons. Paulo Bosi Dal´Bó, y los demás sacerdotes arquidiocesanos.

En su homilía, Mons. Luiz, después de comentar la Profecía de Miqueas, recordó los momentos en que pasamos, de gran desesperanza, en el cual las injusticias y el descrédito asolan nuestro país. Con todo, según él, eso nos muestra que no podemos perder la esperanza y, mucho menos, la "terquedad" de la fe en Jesucristo.

Victoria.jpg

"¡María, la madre de la Salvación y del Salvador, la madre de la nueva humanidad, pasa frente nuestro! Enséñanos a ser pequeños, tercos en la búsqueda de la civilización del amor. En medio de tanta perversidad, decimos como los profetas: ¡nosotros creemos en el amor!", afirmó.

El arzobispo resaltó que fue por amor que el Reino de Dios fue implantado y solamente a través de él podremos ver nuestro país libre de tanta perversidad. También declaró que la Iglesia de Cristo jamás dejará de enseñar el camino del Evangelio, que es el de la alegría.

Al final de su homilía, Mons. Vilela exaltó a María Santísima, recordada por sus varios títulos, como un modelo para nosotros, por el hecho de haber sido humana, solidaria y sierva que ayuda y ampara a los pequeños. Y nosotros, como la Iglesia de Cristo, somos, por último, profundamente marianos. "Somos personas que luchan por la libertad, que optan por los pobres, que predican y buscan vivir el bien común en Cristo, y con Cristo, peregrinos hasta la parusía".

Antes del cierre de la misa, hubo un homenaje a Nuestra Señora de la Victoria e invocaciones pidiendo que la Virgen María interceda por Brasil, por la paz, las familias y la naturaleza. (LMI)

De la redacción Gaudium Press, con informaciones Arquidiócesis de Victoria.

 

Loading
Arzobispo de Victoria, Brasil, aconseja a los fieles a no perder la "terquedad" en Jesucristo

Victoria - Espíritu Santo (Martes, 12-09-2017, Gaudium Press) La Fiesta de Nuestra Señora de la Victoria, Patrona de la Arquidiócesis brasileña, contó con la presencia de centenas de fieles que prestaron homenajes diversos a la Madre Santísima.

La Santa Misa festiva fue presidida por el Arzobispo Mons. Luiz Mancilha Vilela y concelebrada por el obispo de San Mateo, Mons. Paulo Bosi Dal´Bó, y los demás sacerdotes arquidiocesanos.

En su homilía, Mons. Luiz, después de comentar la Profecía de Miqueas, recordó los momentos en que pasamos, de gran desesperanza, en el cual las injusticias y el descrédito asolan nuestro país. Con todo, según él, eso nos muestra que no podemos perder la esperanza y, mucho menos, la "terquedad" de la fe en Jesucristo.

Victoria.jpg

"¡María, la madre de la Salvación y del Salvador, la madre de la nueva humanidad, pasa frente nuestro! Enséñanos a ser pequeños, tercos en la búsqueda de la civilización del amor. En medio de tanta perversidad, decimos como los profetas: ¡nosotros creemos en el amor!", afirmó.

El arzobispo resaltó que fue por amor que el Reino de Dios fue implantado y solamente a través de él podremos ver nuestro país libre de tanta perversidad. También declaró que la Iglesia de Cristo jamás dejará de enseñar el camino del Evangelio, que es el de la alegría.

Al final de su homilía, Mons. Vilela exaltó a María Santísima, recordada por sus varios títulos, como un modelo para nosotros, por el hecho de haber sido humana, solidaria y sierva que ayuda y ampara a los pequeños. Y nosotros, como la Iglesia de Cristo, somos, por último, profundamente marianos. "Somos personas que luchan por la libertad, que optan por los pobres, que predican y buscan vivir el bien común en Cristo, y con Cristo, peregrinos hasta la parusía".

Antes del cierre de la misa, hubo un homenaje a Nuestra Señora de la Victoria e invocaciones pidiendo que la Virgen María interceda por Brasil, por la paz, las familias y la naturaleza. (LMI)

De la redacción Gaudium Press, con informaciones Arquidiócesis de Victoria.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La Basílica es uno de los más importantes lugares de oración por las víctimas y sus familiares. ...
 
Hasta el momento se han publicado más de 230 grabaciones del libro litúrgico oficial de la Iglesia ...
 
Tres camiones de provisiones fueron detenidos antes de llegar al centro de acopio de Cáritas y desv ...
 
El gótico es, antes que nada, un vuelo de espíritu ...
 
Tras ocho años, los obispos del Ecuador realizarán su visita Ad Limina. Del 25 al 29 de septiembre ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading