Loading
 
 
 
Loading
 
Episcopado Colombiano ofrece balance muy positivo de la Visita Apostólica del Papa
Loading
 
15 de Septiembre de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Bogotá (Viernes, 15-09-2017, Gaudium Press) "¡Alabado sea Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, por la visita del Papa Francisco a Colombia! Han sido días de gracia y bendición para nuestro país, que hemos vivido con inmensa alegría. Quedan en el corazón de todos los colombianos la cercanía, la bondad, el testimonio de fe y los mensajes del Sucesor de Pedro", así inicia el comunicado que la presidencia de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) dio a conocer a pocos días de culminada la Visita Apostólica que realizó el Vicario de Cristo al país entre el 6 y 10 de septiembre.

En la misiva, presentada durante una rueda de prensa que ocurrió en la mañana del jueves 14 en la sede del organismo eclesial, los prelados agradecen a cada una de las instituciones, tanto eclesiales como del ámbito civil, y al gobierno, que colaboraron con la organización del visita pastoral, así como al pueblo colombiano "que ha acogido al Papa Francisco con afecto y alegría sin igual". (Ver comunicado sobre la visita del Papa Francisco a Colombia).

En la rueda de prensa también se contó con la presencia de Mons. Fabio Suescún Mutis, Obispo Castrense de Colombia y presidente del Comité Organizador de la Visita Apostólica, quien indicó: "Hoy podemos dar un parte muy positivo ante todo el país de ese gran acontecimiento que fue la visita del Santo Padre a Colombia".

"Reconocemos que la visita del Papa fue una bendición de Dios, llena de gracias, de paz, de tranquilidad, un bálsamo que llegó al corazón de los colombianos. Todos nos sentimos absolutamente dichosos de escuchar al Santo Padre, de escuchar sus enseñanzas. Y por eso sentimos una orfandad cuando el lunes pasado el Papa salió de Colombia y no amanecimos como los días anteriores con la presencia y compañía del Santo Padre", añadió.

José Miguel Gómez Conferencia Episcopal Colombiana.jpg
"La visita del Papa fue como una lluvia estupenda después de años de sequía": Cardenal Rubén Salazar / Foto: José Miguel Gómez - Conferencia Episcopal de Colombia.

El prelado castrense destacó que la visita fue el resultado de un trabajo en equipo compuesto por personas llenas de calidad profesional y de gran voluntad, demostrando "que Colombia es un país rico, maduro y capaz de sacar adelante, con mucho fruto, en seguridad, en armonía y convivencia, un acontecimiento tan grande como el de la visita del Santo Padre".

Asimismo, resaltó la sintonía entre del Papa y el pueblo colombiano: "El pueblo colombiano recibió con el corazón, con ese corazón querendón que tenemos los colombianos, la presencia del Santo Padre. Y el Santo Padre se encontró feliz, y por eso el mismo dijo en el Vaticano en el día de ayer: ¡Gracias a Colombia por su testimonio!".

En el encuentro con los medios de comunicación también intervino Mons. Ettore Balestrero, Nuncio Apostólico en Colombia, quien señaló que el Sucesor de Pedro dejó a los colombianos "alegría, entusiasmo, nostalgia, mucha responsabilidad y autorreflexión".

"Nostalgia, porque cuando toda Colombia se despertó el 11 sin el Papa, un poco nos sentíamos huérfanos. Sin él, sin su mirada, sin su acompañamiento, sin sus palabras. Pero por otro lado, mucha alegría por haber visto que no estamos solos, por haber visto un pueblo sufrido, pero muy noble como el pueblo colombiano, un pueblo muy apreciado por el Papa, un pueblo que quiere pasar la página y construir algo nuevo".

Dijo que hubo alegría por ver cuánto la fe católica está arraigada en el pueblo colombiano: "No se puede explicar estas multitudes, que fueron casi el 20% del país que vio al Papa Francisco. Y si no es por un interés, por una cercanía, una afinidad con la fe católica, esto no se podía explicar".

Rueda de Prensa _ CEC.jpg
El Cardenal Rubén Salazar y Mon. Ettore Balestrero durante la rueda de prensa / Foto: CEC.

Señaló igualmente, que el Santo Padre creó una responsabilidad "de acercarnos a los otros, de salir al encuentro de los otros (...) sobre todo a los marginados en esta sociedad", así como la responsabilidad "de poner en práctica las palabras que el Papa nos dijo. Fueron estas palabras como saetas, contundentes (...) Ayudaron en un momento determinante para la autorreflexión del país".

Por su parte, Mons. Oscar Urbina Ortega, Arzobispo de Villavicencio y Presidente de la CEC, manifestó que a los colombianos les queda una tarea profunda: la reconciliación del país.

"Si dimos el primer paso, es necesario dar los otros pasos, para acercarnos a los otros, reconocerlos, mirarlos en la cara, saludarlos, comprenderlos como hermanos, y poder caminar juntos", ilustró, para luego indicar que ese nuevo paso "es la construcción de un orden nuevo, que implica el respeto por la dignidad de cada persona, se restablezca la convivencia a través de un elemento fundamental en una cultura del encuentro, que es la palabra, y el rescate ético".

Comentó que el Papa quedó muy impresionado "por la riqueza regional en el contacto que tuvo. La diversidad que hay, que es como un inmenso poliedro que implica una riqueza muy grande para la construcción".

En la rueda de prensa participó además el Cardenal Rubén Salazar Gómez, Arzobispo de Bogotá y Primado de Colombia, quien apuntó que el primer desafío que tienen los colombianos tras la visita es "el asimilar el mensaje del Santo Padre".

"La gran tarea es crear un país nuevo. El lema de la visita era 'Demos el primer paso' hacia algo nuevo (...) La visita del Papa fue como una lluvia estupenda después de años de sequía. Habíamos llegado a sentirnos en un momento dado como un desierto árido incapaz de dar frutos. Ahora con esta lluvia maravillosa que nos ha traído el Santo Padre con su palabra, son sus gestos, con todo lo que él significó en su presencia, tenemos la oportunidad de transformar ese desierto en un jardín que dé abundantes frutos", reflexionó el purpurado.

Con información de la Conferencia Episcopal de Colombia.

 

Loading
Episcopado Colombiano ofrece balance muy positivo de la Visita Apostólica del Papa

Bogotá (Viernes, 15-09-2017, Gaudium Press) "¡Alabado sea Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, por la visita del Papa Francisco a Colombia! Han sido días de gracia y bendición para nuestro país, que hemos vivido con inmensa alegría. Quedan en el corazón de todos los colombianos la cercanía, la bondad, el testimonio de fe y los mensajes del Sucesor de Pedro", así inicia el comunicado que la presidencia de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) dio a conocer a pocos días de culminada la Visita Apostólica que realizó el Vicario de Cristo al país entre el 6 y 10 de septiembre.

En la misiva, presentada durante una rueda de prensa que ocurrió en la mañana del jueves 14 en la sede del organismo eclesial, los prelados agradecen a cada una de las instituciones, tanto eclesiales como del ámbito civil, y al gobierno, que colaboraron con la organización del visita pastoral, así como al pueblo colombiano "que ha acogido al Papa Francisco con afecto y alegría sin igual". (Ver comunicado sobre la visita del Papa Francisco a Colombia).

En la rueda de prensa también se contó con la presencia de Mons. Fabio Suescún Mutis, Obispo Castrense de Colombia y presidente del Comité Organizador de la Visita Apostólica, quien indicó: "Hoy podemos dar un parte muy positivo ante todo el país de ese gran acontecimiento que fue la visita del Santo Padre a Colombia".

"Reconocemos que la visita del Papa fue una bendición de Dios, llena de gracias, de paz, de tranquilidad, un bálsamo que llegó al corazón de los colombianos. Todos nos sentimos absolutamente dichosos de escuchar al Santo Padre, de escuchar sus enseñanzas. Y por eso sentimos una orfandad cuando el lunes pasado el Papa salió de Colombia y no amanecimos como los días anteriores con la presencia y compañía del Santo Padre", añadió.

José Miguel Gómez Conferencia Episcopal Colombiana.jpg
"La visita del Papa fue como una lluvia estupenda después de años de sequía": Cardenal Rubén Salazar / Foto: José Miguel Gómez - Conferencia Episcopal de Colombia.

El prelado castrense destacó que la visita fue el resultado de un trabajo en equipo compuesto por personas llenas de calidad profesional y de gran voluntad, demostrando "que Colombia es un país rico, maduro y capaz de sacar adelante, con mucho fruto, en seguridad, en armonía y convivencia, un acontecimiento tan grande como el de la visita del Santo Padre".

Asimismo, resaltó la sintonía entre del Papa y el pueblo colombiano: "El pueblo colombiano recibió con el corazón, con ese corazón querendón que tenemos los colombianos, la presencia del Santo Padre. Y el Santo Padre se encontró feliz, y por eso el mismo dijo en el Vaticano en el día de ayer: ¡Gracias a Colombia por su testimonio!".

En el encuentro con los medios de comunicación también intervino Mons. Ettore Balestrero, Nuncio Apostólico en Colombia, quien señaló que el Sucesor de Pedro dejó a los colombianos "alegría, entusiasmo, nostalgia, mucha responsabilidad y autorreflexión".

"Nostalgia, porque cuando toda Colombia se despertó el 11 sin el Papa, un poco nos sentíamos huérfanos. Sin él, sin su mirada, sin su acompañamiento, sin sus palabras. Pero por otro lado, mucha alegría por haber visto que no estamos solos, por haber visto un pueblo sufrido, pero muy noble como el pueblo colombiano, un pueblo muy apreciado por el Papa, un pueblo que quiere pasar la página y construir algo nuevo".

Dijo que hubo alegría por ver cuánto la fe católica está arraigada en el pueblo colombiano: "No se puede explicar estas multitudes, que fueron casi el 20% del país que vio al Papa Francisco. Y si no es por un interés, por una cercanía, una afinidad con la fe católica, esto no se podía explicar".

Rueda de Prensa _ CEC.jpg
El Cardenal Rubén Salazar y Mon. Ettore Balestrero durante la rueda de prensa / Foto: CEC.

Señaló igualmente, que el Santo Padre creó una responsabilidad "de acercarnos a los otros, de salir al encuentro de los otros (...) sobre todo a los marginados en esta sociedad", así como la responsabilidad "de poner en práctica las palabras que el Papa nos dijo. Fueron estas palabras como saetas, contundentes (...) Ayudaron en un momento determinante para la autorreflexión del país".

Por su parte, Mons. Oscar Urbina Ortega, Arzobispo de Villavicencio y Presidente de la CEC, manifestó que a los colombianos les queda una tarea profunda: la reconciliación del país.

"Si dimos el primer paso, es necesario dar los otros pasos, para acercarnos a los otros, reconocerlos, mirarlos en la cara, saludarlos, comprenderlos como hermanos, y poder caminar juntos", ilustró, para luego indicar que ese nuevo paso "es la construcción de un orden nuevo, que implica el respeto por la dignidad de cada persona, se restablezca la convivencia a través de un elemento fundamental en una cultura del encuentro, que es la palabra, y el rescate ético".

Comentó que el Papa quedó muy impresionado "por la riqueza regional en el contacto que tuvo. La diversidad que hay, que es como un inmenso poliedro que implica una riqueza muy grande para la construcción".

En la rueda de prensa participó además el Cardenal Rubén Salazar Gómez, Arzobispo de Bogotá y Primado de Colombia, quien apuntó que el primer desafío que tienen los colombianos tras la visita es "el asimilar el mensaje del Santo Padre".

"La gran tarea es crear un país nuevo. El lema de la visita era 'Demos el primer paso' hacia algo nuevo (...) La visita del Papa fue como una lluvia estupenda después de años de sequía. Habíamos llegado a sentirnos en un momento dado como un desierto árido incapaz de dar frutos. Ahora con esta lluvia maravillosa que nos ha traído el Santo Padre con su palabra, son sus gestos, con todo lo que él significó en su presencia, tenemos la oportunidad de transformar ese desierto en un jardín que dé abundantes frutos", reflexionó el purpurado.

Con información de la Conferencia Episcopal de Colombia.

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/89916-Episcopado-Colombiano-ofrece-balance-muy-positivo-de-la-Visita-Apostolica-del-Papa. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La Basílica es uno de los más importantes lugares de oración por las víctimas y sus familiares. ...
 
Hasta el momento se han publicado más de 230 grabaciones del libro litúrgico oficial de la Iglesia ...
 
Tres camiones de provisiones fueron detenidos antes de llegar al centro de acopio de Cáritas y desv ...
 
El gótico es, antes que nada, un vuelo de espíritu ...
 
Tras ocho años, los obispos del Ecuador realizarán su visita Ad Limina. Del 25 al 29 de septiembre ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading