Loading
 
 
 
Loading
 
Rector Mayor de los salesianos destaca testimonio de santidad del Padre Zeman, mártir y defensor de las vocaciones
Loading
 
26 de Septiembre de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Martes, 26-09-2017, Gaudium Press) Con ocasión de la beatificación del Padre Titus Zeman, sacerdote salesiano esloveno llamado "defensor de las vocaciones", que ocurrirá el 30 de septiembre Bratislava, el Rector Mayor de los salesianos, Padre Ángel Fernández Artime, ha dirigido una carta a la Familia de Don Bosco en la que destaca el fruto de santidad del sacerdote, considerado mártir.

"El testimonio de don Titus es la encarnación de la llamada vocacional de Jesús y de la predilección pastoral por los jóvenes, sobre todo por los jóvenes religiosos salesianos, predilección que se manifestará, como fue para Don Bosco, en verdadera ‘pasión', buscando su bien, poniendo en ello todas sus energías, todas las fuerzas, toda la vida en espíritu de sacrificio y ofrecimiento", indica el Padre Fernández Artime.

Señala que el Padre Titus vivió su vocación y la misión especial de trabajar por la salvación de las vocaciones, siempre "con gran espíritu de fe", "abrazando la hora del 'calvario' y del ‘sacrificio'", y "dando prueba de la capacidad, también por la gracia recibida de Dios, de afrontar el ofrecimiento de la vida, la pasión de la cárcel, la tortura y, en fin, la muerte con conciencia cristiana, consagrada y sacerdotal".

El Rector Mayor hace especial mención del rosario de 58 cuentas que el venerable realizó con pan e hilo por cada periodo de tortura que vivió. Así como la referencia que hacía al ‘Ecce homo', "como Aquel que le ha acompañado en sus sufrimientos, y sin el cual no hubiera sido capaz de afrontarlos".

TitusZeman.jpg
El Padre Zeman fue un gran defensor de las vocaciones. En la imagen con algunos de sus hermanos salesianos en Roma / Foto: Titus Zeman.

"Toda la vida de don Titus Zeman se resume en animar a los demás a aquella ‘fidelidad en la vocación' con la que él había seguido decididamente la suya. El suyo es un amor total a la Iglesia y a la propia vocación religiosa y misión apostólica. Sus arriesgadas empresas brotan de este amor unificado y unificador", dice el sucesor de Don Bosco, quien agrega que el Padre Zeman vivió un camino de fe que resplandece en virtudes, "fruto de una intensa vida interior", y que se traduce en una misión arriesgada que realizó en un país donde el Comunismo "pretendía borrar toda traza de vida cristiana".

En este sentido, el Rector Mayor expresa que para toda la Iglesia, sobre todo para la Congregación y Familia Salesiana, "el regalo de la beatificación de don Titus es un fuerte estímulo para un renovado compromiso (...) de promoción y acompañamiento de las vocaciones al ministerio sacerdotal, a la vida consagrada y al matrimonio".

El Padre Fernández Artime desea que Don Titus "sea para nuestras comunidades educativo-pastorales y para nuestros centros de formación, modelo y patrono de la tarea de acompañamiento de nuevas generaciones, en acoger la llamada a colaborar en la alegría de los jóvenes".

El Rector Mayor culmina la misiva invitando a toda la Familia Salesiana a "celebrar dignamente la memoria del nuevo Beato, a conocer su testimonio de martirio ya a invocar su intercesión para la perseverancia y fecundidad de las vocaciones".

Titus Zeman.jpg
Aunque el Padre Zeman no murió mártir, es considerado como tal por el tiempo que permaneció en cautiverio / Foto: Titus Zeman.

El Padre Titus Zenam nació el 4 de enero de 1915 en Vajnory, Bratislava, al interior de una familia con profundos valores cristianos. Desde niño, cando contaba con 10 años, deseaba ser sacerdote, una vocación que orientó inspirándose en el carisma de San Juan Bosco y realizando sus estudios secundarios en las casas salesianas de Sastín, Hronský Svätý Benedikt y Fristak y Holesova. En 1931 realiza su noviciado, y el 7 de marzo de 1938, en la Basílica del Sardo Corazón de Roma, emite su profesión perpetua.

Su consagración sacerdotal llegó el 23 de junio de 1940 de manos del Cardenal Maurizio Fossati, y en una ceremonia que tuvo lugar en la Basílica de María Auxiliadora, en Turín. Su primera Misa ocurrió el 4 de agosto de 1940 en Eslovaquia

En 1950, cuando el régimen comunista prohibió las órdenes religiosas, ordenando deportar a los consagrados y consagradas a los campos de concentración, el Padre Zeman organizó dos viajes clandestinos a Turín para que 60 jóvenes salesianos pudiesen completar sus estudios. Al intentar organizar el tercero, resulta detenido, junto con algunos jóvenes.

Es catalogado por el régimen como traidor a la patria y espía del Vaticano, siendo condenado a varios años de cautiverio. Alcanza su libertad el 10 de mayo de 1964, pero ya marcado por los sufrimientos que vivió, muere con fama de martirio y en olor de santidad el 8 de enero de 1969.

La investigación diocesana para su causa de Beatificación y Canonización comenzó en el 2007, siendo reconocida por la Congregación para las Causas de los Santos el 28 de junio de 2013.

La ceremonia de Beatificación tendrá lugar a las 10:30 horas del sábado 30 de septiembre frente a la iglesia de la Sagrada Familia en Bratislava, siendo presidida por el Cardenal Ángelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos.

Con información de ANS y tituszeman.sk.

 

 

Loading
Rector Mayor de los salesianos destaca testimonio de santidad del Padre Zeman, mártir y defensor de las vocaciones

Redacción (Martes, 26-09-2017, Gaudium Press) Con ocasión de la beatificación del Padre Titus Zeman, sacerdote salesiano esloveno llamado "defensor de las vocaciones", que ocurrirá el 30 de septiembre Bratislava, el Rector Mayor de los salesianos, Padre Ángel Fernández Artime, ha dirigido una carta a la Familia de Don Bosco en la que destaca el fruto de santidad del sacerdote, considerado mártir.

"El testimonio de don Titus es la encarnación de la llamada vocacional de Jesús y de la predilección pastoral por los jóvenes, sobre todo por los jóvenes religiosos salesianos, predilección que se manifestará, como fue para Don Bosco, en verdadera ‘pasión', buscando su bien, poniendo en ello todas sus energías, todas las fuerzas, toda la vida en espíritu de sacrificio y ofrecimiento", indica el Padre Fernández Artime.

Señala que el Padre Titus vivió su vocación y la misión especial de trabajar por la salvación de las vocaciones, siempre "con gran espíritu de fe", "abrazando la hora del 'calvario' y del ‘sacrificio'", y "dando prueba de la capacidad, también por la gracia recibida de Dios, de afrontar el ofrecimiento de la vida, la pasión de la cárcel, la tortura y, en fin, la muerte con conciencia cristiana, consagrada y sacerdotal".

El Rector Mayor hace especial mención del rosario de 58 cuentas que el venerable realizó con pan e hilo por cada periodo de tortura que vivió. Así como la referencia que hacía al ‘Ecce homo', "como Aquel que le ha acompañado en sus sufrimientos, y sin el cual no hubiera sido capaz de afrontarlos".

TitusZeman.jpg
El Padre Zeman fue un gran defensor de las vocaciones. En la imagen con algunos de sus hermanos salesianos en Roma / Foto: Titus Zeman.

"Toda la vida de don Titus Zeman se resume en animar a los demás a aquella ‘fidelidad en la vocación' con la que él había seguido decididamente la suya. El suyo es un amor total a la Iglesia y a la propia vocación religiosa y misión apostólica. Sus arriesgadas empresas brotan de este amor unificado y unificador", dice el sucesor de Don Bosco, quien agrega que el Padre Zeman vivió un camino de fe que resplandece en virtudes, "fruto de una intensa vida interior", y que se traduce en una misión arriesgada que realizó en un país donde el Comunismo "pretendía borrar toda traza de vida cristiana".

En este sentido, el Rector Mayor expresa que para toda la Iglesia, sobre todo para la Congregación y Familia Salesiana, "el regalo de la beatificación de don Titus es un fuerte estímulo para un renovado compromiso (...) de promoción y acompañamiento de las vocaciones al ministerio sacerdotal, a la vida consagrada y al matrimonio".

El Padre Fernández Artime desea que Don Titus "sea para nuestras comunidades educativo-pastorales y para nuestros centros de formación, modelo y patrono de la tarea de acompañamiento de nuevas generaciones, en acoger la llamada a colaborar en la alegría de los jóvenes".

El Rector Mayor culmina la misiva invitando a toda la Familia Salesiana a "celebrar dignamente la memoria del nuevo Beato, a conocer su testimonio de martirio ya a invocar su intercesión para la perseverancia y fecundidad de las vocaciones".

Titus Zeman.jpg
Aunque el Padre Zeman no murió mártir, es considerado como tal por el tiempo que permaneció en cautiverio / Foto: Titus Zeman.

El Padre Titus Zenam nació el 4 de enero de 1915 en Vajnory, Bratislava, al interior de una familia con profundos valores cristianos. Desde niño, cando contaba con 10 años, deseaba ser sacerdote, una vocación que orientó inspirándose en el carisma de San Juan Bosco y realizando sus estudios secundarios en las casas salesianas de Sastín, Hronský Svätý Benedikt y Fristak y Holesova. En 1931 realiza su noviciado, y el 7 de marzo de 1938, en la Basílica del Sardo Corazón de Roma, emite su profesión perpetua.

Su consagración sacerdotal llegó el 23 de junio de 1940 de manos del Cardenal Maurizio Fossati, y en una ceremonia que tuvo lugar en la Basílica de María Auxiliadora, en Turín. Su primera Misa ocurrió el 4 de agosto de 1940 en Eslovaquia

En 1950, cuando el régimen comunista prohibió las órdenes religiosas, ordenando deportar a los consagrados y consagradas a los campos de concentración, el Padre Zeman organizó dos viajes clandestinos a Turín para que 60 jóvenes salesianos pudiesen completar sus estudios. Al intentar organizar el tercero, resulta detenido, junto con algunos jóvenes.

Es catalogado por el régimen como traidor a la patria y espía del Vaticano, siendo condenado a varios años de cautiverio. Alcanza su libertad el 10 de mayo de 1964, pero ya marcado por los sufrimientos que vivió, muere con fama de martirio y en olor de santidad el 8 de enero de 1969.

La investigación diocesana para su causa de Beatificación y Canonización comenzó en el 2007, siendo reconocida por la Congregación para las Causas de los Santos el 28 de junio de 2013.

La ceremonia de Beatificación tendrá lugar a las 10:30 horas del sábado 30 de septiembre frente a la iglesia de la Sagrada Familia en Bratislava, siendo presidida por el Cardenal Ángelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos.

Con información de ANS y tituszeman.sk.

 

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La propuesta, inspirada en el mensaje para la 1ª Jornada Mundial de los Pobres, ocurrirá del 23 de ...
 
La dedicación ocurrió el domingo 10 de diciembre, festividad mariana de la Virgen de Loreto. ...
 
El acto religioso incluye la presentación de las credenciales ante las autoridades eclesiásticas d ...
 
El templo, que tiene la dignidad de Basílica Menor, destaca su significado espiritual y su dedicaci ...
 
El Domo de la Trinidad representa a la Santísima Trinidad y la Santísima Virgen, acompañados de A ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading