Loading
 
 
 
Loading
 
Principal reconstrucción de México debe ser espiritual, cultural y social, afirma Cardenal Robles
Loading
 
15 de Noviembre de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad de México (Miércoles, 15-11-2017, Gaudium Press) El Cardenal Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara y Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, dirigió el Mensaje de Apertura de la 104 Asamblea Plenaria de dicha Conferencia, el cual tuvo como centro la realidad de la nación tras los devastadores sismos y otros desastres naturales como tormentas y huracanes que golpearon el país en 2017. El purpurado destacó la fe del pueblo mexicano y su importancia en la supervivencia y recuperación de los damnificados y reafirmó el compromiso de la Iglesia en apoyar la reconstrucción, en la cual "la labor de la Iglesia es insustituible".

CARDENAL ROBLES APERTURA ASMABLEA PLENARIA CEM GAUDIUM PRESS.jpg
Mensaje de Apertura del Card. Francisco Robles, Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano. Foto: CEM. 
"La reconstrucción no puede ser sólo material. La principal reconstrucción que hoy requiere nuestro país es de orden espiritual, cultural y social", explicó el Cardenal Robles, quien destacó la participación ciudadana en las labores de rescate y la expectativa de que el trabajo de la sociedad unida pueda conducir a una ciudadanía "más organizada, más participativa y más responsables del bien común nacional". En ese proceso, la guía de la Iglesia es necesaria para dar un rumbo correcto a los esfuerzos. "El camino que es preciso andar para que México salga adelante sólo se puede encontrar redescubriendo nuestra identidad y nuestra vocación más profunda", expuso.

El Arzobispo recordó que el principal momento de cambio de México, el que dio origen a la cultura mestiza tras la llegada de los españoles en una síntesis única, fue iluminado por el Acontecimiento Guadalupano, y es " fruto en buena medida de una Presencia maternal, evangelizadora y misionera que reconcilió a los pueblos en conflicto y orientó las energías para la reconstrucción de una realidad profundamente herida, hace casi 500 años". De la misma forma, el purpurado animó a preparar un camino similar de "reencuentro con Santa María de Guadalupe, que nos permita colaborar en la reconstrucción espiritual y material de nuestra nación".

El Cardenal destacó el carácter religioso del pueblo mexicano en medio de las tragedias y la súplica humilde de los devotos que piden la ayuda de Dios y de la Santísima Virgen. "La acción de Dios, invisible y discreta, por supuesto no es cuantificable. Sin embargo, es real y eficaz. Una vez más debemos recordar que no es posible interpretar al pueblo mexicano, especialmente en estas difíciles circunstancias, al margen de su peculiar experiencia de fe", expuso el Card. Robles. "Por ello, podemos seguir diciendo que México es un pueblo muy religioso y muy solidario, que no desespera aún en circunstancias sumamente dramáticas. México, aún sabe acudir a Santa María de Guadalupe, Madre del verdadero Dios por quien se vive, para encontrar luz en los momentos de dolor y oscuridad. México aún sabe socorrer al hermano que ha caído en desgracia".

A pesar de los signos positivos, el Presidente de la Conferencia denunció los casos de abusos de poder y desvíos de las ayudas que demuestran que "continúa la marginación de la contribución cristiana al desarrollo social del país". "Descubrir que en algunos el corazón endurecido les nubla la mirada para acoger y reaccionar ante el dolor y el sufrimiento de nuestro pueblo, es muy cuestionante", lamentó el purpurado. "Por eso, más allá de las ayudas materiales, la misión de la Iglesia se sitúa en la reconstrucción del corazón humano que requiere ser purificado y sanado para que nunca la vida de un hermano en desgracia nos sea indiferente".

Con información de Conferencia del Episcopado Mexicano.

 

Loading
Principal reconstrucción de México debe ser espiritual, cultural y social, afirma Cardenal Robles

Ciudad de México (Miércoles, 15-11-2017, Gaudium Press) El Cardenal Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara y Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, dirigió el Mensaje de Apertura de la 104 Asamblea Plenaria de dicha Conferencia, el cual tuvo como centro la realidad de la nación tras los devastadores sismos y otros desastres naturales como tormentas y huracanes que golpearon el país en 2017. El purpurado destacó la fe del pueblo mexicano y su importancia en la supervivencia y recuperación de los damnificados y reafirmó el compromiso de la Iglesia en apoyar la reconstrucción, en la cual "la labor de la Iglesia es insustituible".

CARDENAL ROBLES APERTURA ASMABLEA PLENARIA CEM GAUDIUM PRESS.jpg
Mensaje de Apertura del Card. Francisco Robles, Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano. Foto: CEM. 
"La reconstrucción no puede ser sólo material. La principal reconstrucción que hoy requiere nuestro país es de orden espiritual, cultural y social", explicó el Cardenal Robles, quien destacó la participación ciudadana en las labores de rescate y la expectativa de que el trabajo de la sociedad unida pueda conducir a una ciudadanía "más organizada, más participativa y más responsables del bien común nacional". En ese proceso, la guía de la Iglesia es necesaria para dar un rumbo correcto a los esfuerzos. "El camino que es preciso andar para que México salga adelante sólo se puede encontrar redescubriendo nuestra identidad y nuestra vocación más profunda", expuso.

El Arzobispo recordó que el principal momento de cambio de México, el que dio origen a la cultura mestiza tras la llegada de los españoles en una síntesis única, fue iluminado por el Acontecimiento Guadalupano, y es " fruto en buena medida de una Presencia maternal, evangelizadora y misionera que reconcilió a los pueblos en conflicto y orientó las energías para la reconstrucción de una realidad profundamente herida, hace casi 500 años". De la misma forma, el purpurado animó a preparar un camino similar de "reencuentro con Santa María de Guadalupe, que nos permita colaborar en la reconstrucción espiritual y material de nuestra nación".

El Cardenal destacó el carácter religioso del pueblo mexicano en medio de las tragedias y la súplica humilde de los devotos que piden la ayuda de Dios y de la Santísima Virgen. "La acción de Dios, invisible y discreta, por supuesto no es cuantificable. Sin embargo, es real y eficaz. Una vez más debemos recordar que no es posible interpretar al pueblo mexicano, especialmente en estas difíciles circunstancias, al margen de su peculiar experiencia de fe", expuso el Card. Robles. "Por ello, podemos seguir diciendo que México es un pueblo muy religioso y muy solidario, que no desespera aún en circunstancias sumamente dramáticas. México, aún sabe acudir a Santa María de Guadalupe, Madre del verdadero Dios por quien se vive, para encontrar luz en los momentos de dolor y oscuridad. México aún sabe socorrer al hermano que ha caído en desgracia".

A pesar de los signos positivos, el Presidente de la Conferencia denunció los casos de abusos de poder y desvíos de las ayudas que demuestran que "continúa la marginación de la contribución cristiana al desarrollo social del país". "Descubrir que en algunos el corazón endurecido les nubla la mirada para acoger y reaccionar ante el dolor y el sufrimiento de nuestro pueblo, es muy cuestionante", lamentó el purpurado. "Por eso, más allá de las ayudas materiales, la misión de la Iglesia se sitúa en la reconstrucción del corazón humano que requiere ser purificado y sanado para que nunca la vida de un hermano en desgracia nos sea indiferente".

Con información de Conferencia del Episcopado Mexicano.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El Santísimo Sacramento recorrerá las calles de la ciudad el 03 de junio con el lema "¡Pan de la ...
 
Mzee Bernado Tibyangye concluyó por séptimo año consecutivo su peregrinación al Santuario desde ...
 
La devoción de este casi olvidado templo resurge lentamente desde inicios del siglo XX tras haber t ...
 
La construcción del mosaico comenzó en 1912 y la monumental obra consta de 41 y medio millones de ...
 
La fiesta de María Auxiliadora es también celebrada en la Iglesia Universal como Jornada de Oraci ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading