Loading
 
 
 
Loading
 
San Pablo, Brasil, acoge Encuentro de los Frailes Jubilados Franciscanos
Loading
 
5 de Diciembre de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

San Pablo (Martes, 05-12-2017, Gaudium Press) El Encuentro de los Frailes Jubilados Franciscanos en San Pablo tuvo inicio el último viernes, 1º de diciembre.

8.jpg

El Ministro Provincial, Fray Fidêncio Vanboemmel -en vista de las historias de vida y entrega de sus co-frailes que llegaron a 76 años de vida religiosa y hasta 60 años de sacerdocio- trasmitió el saludo del Papa Francisco a la Familia Franciscana a fin de agradecer por los Jubileos de la Provincia en el Convento San Francisco, en San Pablo: "Gracias por lo que ustedes son y por lo que hacen, especialmente en favor de los más pobres".

"Ayer, después de oír la historia de cada uno, volví para casa y comencé a pensar: ¿Cuál es la palabra de Dios que podríamos escoger para este día? Escogí el salmo responsorial, donde nosotros cantamos: ‘Bendeciré al Señor Dios todo el tiempo, su alabanza estará siempre en mi boca, mi alma se gloria en el Señor, que oigan los humildes y se alegren'", contó Fray Fidêncio, que reforzó al decir que el "Jubileo es acción de Gracias a Dios por todo ese tiempo vivido en la donación, en el servicio, a pesar de nuestras luchas y dificultades".

El religioso franciscano además hizo referencia a todos los frailes jubilados presentes y a los ausentes, principalmente por la limitación de la edad. "¡Cuánta historia, cuánta vida, cuánta donación!".

Celebrando el jubileo de vida religiosa franciscana, estaban en el Convento Fray Olavo Seifert, 76 años; Fray Cássio Viera de Lima, 75 años; Fray Anselmo München, 70 años; Fray Dalvino Munaretto y Fray Josué Celante, 60 años; Mons. Fray Diamantino Prata de Carvalho y Fray Lauro Both, 50 años; y Fray José Ulisses, 25 años. De vida sacerdotal participaron Fray Olavo Seifert, 71 años; Fray Euclydes Pezzamiglio, Fray Raul Budal, 60 años; y Fray Gentil de Lima Branco y Fray Sandro Roberto da Costa, 25 años.

El Ministro Provincial, al citar el mensaje del Papa Francisco, recordó que la comunidad franciscana se presenta como lugar de encuentro y de comunión. "Encuentro con Dios, con los hermanos, pero encuentro con los hombres y mujeres. Dice, aquí, el Papa que nuestra minoridad franciscana, nuestra vida sacerdotal, también es un encuentro de comunión con toda la creación en la forma que San Francisco canta en el Cántico de las Criaturas. Por eso, hoy, nosotros somos delante de Dios aquello que somos en nuestra verdad. Y el Papa dice que nuestra verdad debería ser la de un niño fundamentada en la humildad, en la confianza, en aquello que es el Sumo Bien", destacó.

Después, tomando como base la Carta de San Paulo a los Filipenses, resaltó el siguiente texto del apóstol: "renuncié a todo a fin de ganar a Cristo y en él encontrarme".

"¡Queridos co-frailes jubilados! La vida sacerdotal, la vida religiosa de ustedes, también fue una renuncia, si, para encontrarse y ganar sobre todo a ese Cristo. Y al encontrar a ese mismo Jesús, no quiere decir que llegamos a la meta, como dice el Apóstol. No importa que se celebren 25, 50, 60, 70 años, todavía no alcanzamos la meta, porque nosotros sabemos cuál es nuestra meta verdadera: es cuando la gente se configura realmente en Jesucristo en la resurrección de los muertos".

"Pero mientras caminamos, recorremos nuestra vida, queremos ganar a Cristo y cada vez más encontrarse en él. Por eso, oyendo la historia de ustedes, percibí que en cada historia hay también el relato de que no fueron ustedes quienes escogieron a Cristo, sino Cristo el que los llamó para esta vida como dice Jesús en el Evangelio. Y si Jesús los llamó para esta vida, religiosa y sacerdotal, él también quiere hoy, en la renovación de los votos y las promesas sacerdotales, renovar esa invitación: ¡permaneced en mi amor!", animó Fray Fidêncio.

En silencio, cada jubilado encendió una vela en el Cirio Pascual e hizo la renovación de los votos de vida consagrada franciscana, así como el compromiso sacerdotal de guiar al pueblo de Dios.

Los jubilados en la vida religiosa franciscana de este año son (incluyendo los ausentes) Fray Olavo Seifert, 76 años de vida religiosa; Fray Cássio Viera de Lima y Fray Nestor Kuhn, 75 años; Fray Ciríaco Tokarski, Fray Policarpo Berri, 73 años; Fray Abel Schneider, Fray Anselmo München, Fray Ervino Girardi, 70 años; Fray Dalvino Munaretto, Fray José Bertoldi, Fray Josué Celante y Fray Valdemar Schweitzer, 60 años; Mons. Fray Diamantino Prata de Carvalho, obispo emérito de Campaña (MG), y Fray Lauro Both, 50 años; y Fray José Ulisses, 25 años.

Ya en la vida sacerdotal fueron Fray Arcangelo Buzzi, Fray Euclydes Pezzamiglio, Fray Gamaliel Devigili, Fray Raul Budal, 60 años; Fray Álido Rosá y Mons. Fray Fernando Figueiredo, obispo emérito de Santo Amaro (SP), 50 años; y Fray Gentil de Lima Branco, Fray Genildo Provin, Fray Luiz Colossi, Fray Luiz Henrique de Aquino, Fray Fernando Lima y Fray Sandro Roberto da Costa, 25 años.

Por último, en los agradecimientos, Fray Fidêncio resaltó la buena voluntad de los guardianes Fray Alexandre Magno, de Curitiba, que trajo a los frailes hasta San Pablo, y Fray Carlos Körber, que llevó a los frailes ancianos de Bragança Paulista, siendo uno de ellos Fray Olavo Seifert, con 98 años de edad, que celebró sus 76 años de vida religiosa y 71 de vida sacerdotal. (LMI)

De la redacción de Gaudium Press, con informaciones de la Provincia Franciscana de la Inmaculada Concepción de Brasil

 

 

Loading
San Pablo, Brasil, acoge Encuentro de los Frailes Jubilados Franciscanos

San Pablo (Martes, 05-12-2017, Gaudium Press) El Encuentro de los Frailes Jubilados Franciscanos en San Pablo tuvo inicio el último viernes, 1º de diciembre.

8.jpg

El Ministro Provincial, Fray Fidêncio Vanboemmel -en vista de las historias de vida y entrega de sus co-frailes que llegaron a 76 años de vida religiosa y hasta 60 años de sacerdocio- trasmitió el saludo del Papa Francisco a la Familia Franciscana a fin de agradecer por los Jubileos de la Provincia en el Convento San Francisco, en San Pablo: "Gracias por lo que ustedes son y por lo que hacen, especialmente en favor de los más pobres".

"Ayer, después de oír la historia de cada uno, volví para casa y comencé a pensar: ¿Cuál es la palabra de Dios que podríamos escoger para este día? Escogí el salmo responsorial, donde nosotros cantamos: ‘Bendeciré al Señor Dios todo el tiempo, su alabanza estará siempre en mi boca, mi alma se gloria en el Señor, que oigan los humildes y se alegren'", contó Fray Fidêncio, que reforzó al decir que el "Jubileo es acción de Gracias a Dios por todo ese tiempo vivido en la donación, en el servicio, a pesar de nuestras luchas y dificultades".

El religioso franciscano además hizo referencia a todos los frailes jubilados presentes y a los ausentes, principalmente por la limitación de la edad. "¡Cuánta historia, cuánta vida, cuánta donación!".

Celebrando el jubileo de vida religiosa franciscana, estaban en el Convento Fray Olavo Seifert, 76 años; Fray Cássio Viera de Lima, 75 años; Fray Anselmo München, 70 años; Fray Dalvino Munaretto y Fray Josué Celante, 60 años; Mons. Fray Diamantino Prata de Carvalho y Fray Lauro Both, 50 años; y Fray José Ulisses, 25 años. De vida sacerdotal participaron Fray Olavo Seifert, 71 años; Fray Euclydes Pezzamiglio, Fray Raul Budal, 60 años; y Fray Gentil de Lima Branco y Fray Sandro Roberto da Costa, 25 años.

El Ministro Provincial, al citar el mensaje del Papa Francisco, recordó que la comunidad franciscana se presenta como lugar de encuentro y de comunión. "Encuentro con Dios, con los hermanos, pero encuentro con los hombres y mujeres. Dice, aquí, el Papa que nuestra minoridad franciscana, nuestra vida sacerdotal, también es un encuentro de comunión con toda la creación en la forma que San Francisco canta en el Cántico de las Criaturas. Por eso, hoy, nosotros somos delante de Dios aquello que somos en nuestra verdad. Y el Papa dice que nuestra verdad debería ser la de un niño fundamentada en la humildad, en la confianza, en aquello que es el Sumo Bien", destacó.

Después, tomando como base la Carta de San Paulo a los Filipenses, resaltó el siguiente texto del apóstol: "renuncié a todo a fin de ganar a Cristo y en él encontrarme".

"¡Queridos co-frailes jubilados! La vida sacerdotal, la vida religiosa de ustedes, también fue una renuncia, si, para encontrarse y ganar sobre todo a ese Cristo. Y al encontrar a ese mismo Jesús, no quiere decir que llegamos a la meta, como dice el Apóstol. No importa que se celebren 25, 50, 60, 70 años, todavía no alcanzamos la meta, porque nosotros sabemos cuál es nuestra meta verdadera: es cuando la gente se configura realmente en Jesucristo en la resurrección de los muertos".

"Pero mientras caminamos, recorremos nuestra vida, queremos ganar a Cristo y cada vez más encontrarse en él. Por eso, oyendo la historia de ustedes, percibí que en cada historia hay también el relato de que no fueron ustedes quienes escogieron a Cristo, sino Cristo el que los llamó para esta vida como dice Jesús en el Evangelio. Y si Jesús los llamó para esta vida, religiosa y sacerdotal, él también quiere hoy, en la renovación de los votos y las promesas sacerdotales, renovar esa invitación: ¡permaneced en mi amor!", animó Fray Fidêncio.

En silencio, cada jubilado encendió una vela en el Cirio Pascual e hizo la renovación de los votos de vida consagrada franciscana, así como el compromiso sacerdotal de guiar al pueblo de Dios.

Los jubilados en la vida religiosa franciscana de este año son (incluyendo los ausentes) Fray Olavo Seifert, 76 años de vida religiosa; Fray Cássio Viera de Lima y Fray Nestor Kuhn, 75 años; Fray Ciríaco Tokarski, Fray Policarpo Berri, 73 años; Fray Abel Schneider, Fray Anselmo München, Fray Ervino Girardi, 70 años; Fray Dalvino Munaretto, Fray José Bertoldi, Fray Josué Celante y Fray Valdemar Schweitzer, 60 años; Mons. Fray Diamantino Prata de Carvalho, obispo emérito de Campaña (MG), y Fray Lauro Both, 50 años; y Fray José Ulisses, 25 años.

Ya en la vida sacerdotal fueron Fray Arcangelo Buzzi, Fray Euclydes Pezzamiglio, Fray Gamaliel Devigili, Fray Raul Budal, 60 años; Fray Álido Rosá y Mons. Fray Fernando Figueiredo, obispo emérito de Santo Amaro (SP), 50 años; y Fray Gentil de Lima Branco, Fray Genildo Provin, Fray Luiz Colossi, Fray Luiz Henrique de Aquino, Fray Fernando Lima y Fray Sandro Roberto da Costa, 25 años.

Por último, en los agradecimientos, Fray Fidêncio resaltó la buena voluntad de los guardianes Fray Alexandre Magno, de Curitiba, que trajo a los frailes hasta San Pablo, y Fray Carlos Körber, que llevó a los frailes ancianos de Bragança Paulista, siendo uno de ellos Fray Olavo Seifert, con 98 años de edad, que celebró sus 76 años de vida religiosa y 71 de vida sacerdotal. (LMI)

De la redacción de Gaudium Press, con informaciones de la Provincia Franciscana de la Inmaculada Concepción de Brasil

 

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/91648-San-Pablo--Brasil--acoge-Encuentro-de-los-Frailes-Jubilados-Franciscanos. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La obra de San Maximiliano María Kolbe, un ejército espiritual de consagrados a la Santísima Virg ...
 
El concierto será dirigido por el fundador del Coro de la Diócesis de Roma, Mons. Frisina, en la B ...
 
La ceremonia ocurrirá el viernes 15 de diciembre. La Ermita será considerada la menor basílica de ...
 
Se estima que 6 millones de peregrinos participarán hasta la medianoche del 12 de diciembre en los ...
 
El 12 de diciembre de 2012 el Papa Emérito Benedicto XVI publicaba el primer "Tweet". Por primera v ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading