Loading
 
 
 
Loading
 
Cardenal Osoro cierra ciclo de catequesis en Madrid sobre "María, la mujer y la catequesis"
Loading
 
20 de Mayo de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Madrid (Lunes 20-05-2019, Gaudium Press) "La Virgen María es la expresión más bella de lo que tiene que ser un catequista para Evangelizar y transmitir la fe", estas fueron las palabras con las que el Cardenal Carlos Osoro, Arzobispo de Madrid, comenzó la conferencia "María y la mujer en la fe y la vida de la Iglesia que peregrina en Madrid" con la que clausuró el pasado jueves 16 de mayo el curso anual de catequesis titulado "María, la mujer y la catequesis" que inició en noviembre de 2018.

Dirigiéndose al grupo de asistentes señaló que lo primero que un catequista descubre en la Santísima Virgen María es el trato íntimo con Dios. Se refirió a la Anunciación de María y al diálogo que ella entabla con el Ángel Gabriel, para señalar que "María se convierte en una artista del trato íntimo con Dios".

Luego, añadió: "Este artista del trato íntimo con Dios surge cundo hay una afectación de corazón de ese mandato divino: ‘Vosotros sois la sal de la tierra, la luz del mundo'. Y para eso es necesario vivir en una comunión total con Él, porque la luz es Él y la sal es Él. Somos luz en la medida en que estamos injertados en Él con todas las consecuencias".

Foto José Luis Bonaño - Infomadrid.jpg
"La Virgen María es la expresión más bella de lo que tiene que ser un catequista para Evangelizar y transmitir la fe" / Foto: José Luis Bonaño - Infomadrid.

En este sentido llamó a los catequistas a ser "hombres y mujeres que con su vida anuncien explícitamente la misericordia de Dios".

El Cardenal Osoro también dijo que ante la contemplación de la luz de Cristo, "Él nos lleva y nos educa en la cordialidad en la bondad en la confianza en la fe, en la confianza en los otros", ya que "quien sigue a Jesús trata de imitarle en lo que Él hace".

Posteriormente el Arzobispo indicó: "Un catequista es el que da a luz a Nuestro Señor, quien enciende la lámpara del niño y de los padres que tienen que cuidarle".

Más adelante, refiriéndose al pasaje del Evangelio sobre la visitación de María a Santa Isabel, habló del entusiasmo y la alegría como características de Nuestra Señora que deben identificar a un catequista: "María tenía que llevar el amor de Dios y contagiarlo (...) En María descubrimos dónde tiene el ser humano que buscar la fuente del gozo. La alegría nace de Dios y nace del entusiasmo por comunicar a este Dios. Ella lleva la alegría de la reconciliación a su prima Isabel, y lleva la alegría de haberse encontrado con Dios".

Concluyendo su intervención, el Arzobispo de Madrid, enumeró las bienaventuranzas de los catequistas tomando como modelo a María Santísima:

"Bienaventurado si tienes siempre a tu lado a María porque será un estímulo en tu fidelidad a Jesucristo y a la Iglesia".

"Bienaventurado si en tu proyecto de vida tienes delante a María, tendrás luz para hacer de la vida un ser vicio a los demás".

"Bienaventurado porque tienes junto a ti a María. Ante todas las situaciones que se puedan vivir descubrirás una única posibilidad de vivir: amar".

"Bienaventurado porque la presencia de María en tu vida te entrega el presente lleno de alegría y el futuro lleno de esperanza"

"Bienaventurado porque María te ayuda a creer en la templanza y su cercanía desenmascara todo lo que esclaviza".

"Bienaventurado porque María te ayuda a caminar por la vida confiando en los demás, porque Ella se confía en Dios"

"Bienaventurado porque María te ayuda a vivir enamorado de la vida con capacidad y talante también contemplativo".

Con información de la Archidiócesis de Madrid.

 

Loading
Cardenal Osoro cierra ciclo de catequesis en Madrid sobre "María, la mujer y la catequesis"

Madrid (Lunes 20-05-2019, Gaudium Press) "La Virgen María es la expresión más bella de lo que tiene que ser un catequista para Evangelizar y transmitir la fe", estas fueron las palabras con las que el Cardenal Carlos Osoro, Arzobispo de Madrid, comenzó la conferencia "María y la mujer en la fe y la vida de la Iglesia que peregrina en Madrid" con la que clausuró el pasado jueves 16 de mayo el curso anual de catequesis titulado "María, la mujer y la catequesis" que inició en noviembre de 2018.

Dirigiéndose al grupo de asistentes señaló que lo primero que un catequista descubre en la Santísima Virgen María es el trato íntimo con Dios. Se refirió a la Anunciación de María y al diálogo que ella entabla con el Ángel Gabriel, para señalar que "María se convierte en una artista del trato íntimo con Dios".

Luego, añadió: "Este artista del trato íntimo con Dios surge cundo hay una afectación de corazón de ese mandato divino: ‘Vosotros sois la sal de la tierra, la luz del mundo'. Y para eso es necesario vivir en una comunión total con Él, porque la luz es Él y la sal es Él. Somos luz en la medida en que estamos injertados en Él con todas las consecuencias".

Foto José Luis Bonaño - Infomadrid.jpg
"La Virgen María es la expresión más bella de lo que tiene que ser un catequista para Evangelizar y transmitir la fe" / Foto: José Luis Bonaño - Infomadrid.

En este sentido llamó a los catequistas a ser "hombres y mujeres que con su vida anuncien explícitamente la misericordia de Dios".

El Cardenal Osoro también dijo que ante la contemplación de la luz de Cristo, "Él nos lleva y nos educa en la cordialidad en la bondad en la confianza en la fe, en la confianza en los otros", ya que "quien sigue a Jesús trata de imitarle en lo que Él hace".

Posteriormente el Arzobispo indicó: "Un catequista es el que da a luz a Nuestro Señor, quien enciende la lámpara del niño y de los padres que tienen que cuidarle".

Más adelante, refiriéndose al pasaje del Evangelio sobre la visitación de María a Santa Isabel, habló del entusiasmo y la alegría como características de Nuestra Señora que deben identificar a un catequista: "María tenía que llevar el amor de Dios y contagiarlo (...) En María descubrimos dónde tiene el ser humano que buscar la fuente del gozo. La alegría nace de Dios y nace del entusiasmo por comunicar a este Dios. Ella lleva la alegría de la reconciliación a su prima Isabel, y lleva la alegría de haberse encontrado con Dios".

Concluyendo su intervención, el Arzobispo de Madrid, enumeró las bienaventuranzas de los catequistas tomando como modelo a María Santísima:

"Bienaventurado si tienes siempre a tu lado a María porque será un estímulo en tu fidelidad a Jesucristo y a la Iglesia".

"Bienaventurado si en tu proyecto de vida tienes delante a María, tendrás luz para hacer de la vida un ser vicio a los demás".

"Bienaventurado porque tienes junto a ti a María. Ante todas las situaciones que se puedan vivir descubrirás una única posibilidad de vivir: amar".

"Bienaventurado porque la presencia de María en tu vida te entrega el presente lleno de alegría y el futuro lleno de esperanza"

"Bienaventurado porque María te ayuda a creer en la templanza y su cercanía desenmascara todo lo que esclaviza".

"Bienaventurado porque María te ayuda a caminar por la vida confiando en los demás, porque Ella se confía en Dios"

"Bienaventurado porque María te ayuda a vivir enamorado de la vida con capacidad y talante también contemplativo".

Con información de la Archidiócesis de Madrid.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Varios prelados han manifestado su apoyo al médico Rodríguez Lastra. Gaudium Press habló con uno ...
 
La idea es transformar las fachadas de la Basílica de la Patrona de Brasil en la mayor Biblia a cie ...
 
La Federación Internacional de las Asociaciones de Médicos Católicos (FIAMC) anunció que promove ...
 
El montaje de las alfombras para la celebración de Corpus, contó con la participación de 5 mil de ...
 
El inicio de las obras de la Casa de Acogida del Monasterio Trapense, en Palaçoulo, deberá ser un ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading