Loading
 
 
 
Loading
 
Nuestra Señora de Guadalupe Patrona de América Latina 
Loading
 
12 de Diciembre de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Miércoles, 11-12-2019, Gaudium Press) Colocada bajo el patrocinio de Nuestra Señora de Guadalupe, se tiene la impresión de que América Latina está reservada para ser el inmenso territorio donde la gloria del Reino de Ella relucirá con mayor esplendor.

7.jpg

Veamos la opinión de Plinio Corrêa de Oliveira sobre esta afirmación:

-En el noticiario internacional de nuestros días se habla mucho del bloque latinoamericano como un todo, subrayándose la idea de que este constituye una inmensa familia de naciones, en el sentido católico de la palabra.

Un bloque, dígase, y lo esperamos ardientemente, que todavía ha de ser esculpido por la Providencia para tornarse una de las obras-primas de la historia.

Ahora, esa unidad de América Latina se vio corroborada justamente por el hecho de tener una Patrona bajo la invocación de Nuestra Señora de Guadalupe, y la cohesión de ese todo es tan real que, en los dominios de María Santísima, constituye un feudo aparte, sobre el cual Ella deposita particulares designios.

Misión de llevar a la cumbre la cultura católica

Importa reconocer que América Latina representa la herencia legada por la Europa católica a este siglo y los venideros.

El espíritu latino, riquísimo entre las variantes existentes en el género humano, posee singular aptitud para las cosas más elevadas - y, por tanto, para las verdades de la Fe, para lo sobrenatural - que lo torna uno de los elementos más preciosos de la Iglesia Católica.

La latinidad conservó relativamente inmunes los valores más nobles de la tradición que la formó.

Los pueblos latinos se modernizaron menos que los americanos del norte y los europeos, y en esto consiste, bajo algún aspecto, nuestro glorioso "subdesarrollo": o sea, la distancia que todavía nos separa de las cosas malas advenidas con la modernidad.

Se percibe, por lo arriba considerado, que Iberoamérica tiene la misión de levantar y colocar en una cumbre el hecho de la cultura latina católica, enteramente al servicio de la fe, para brillar en el mundo. Fuera de eso, ella no tiene sentido.

Esa cultura católica está derribada, postrada, pero revive en nuestro continente con todo la fuerza de la juventud y con posibilidades de futuro, conservando y abultando los legados recibidos de las expresiones culturales incomparables de la Cristiandad europea.

Somos el renacimiento y el reflorecimiento de esos valores en las zonas protegidas por Nuestra Señora de Guadalupe.

Fervorosa súplica a la Virgen de Guadalupe

Así, debemos tener el alma bien impostada para pedir a Ella, en el día (12-12) en que la celebramos: antes que nada, que mantenga a América Latina cada vez más sujeta y unida a Ella.

Y, por eso mismo, con todos los vínculos que constituyen su cohesión todavía más acentuados.

Que ese inmenso potencial, en el momento apropiado, se levante para servir a la Santa Iglesia, tornándose el elemento mejor y más dinámico para formar una nueva Civilización Cristiana.

Se tiene, en verdad, la impresión de que América Latina está reservada por Nuestra Señora para ser el inmenso territorio donde la gloria del Reino de Ella relucirá con mayor esplendor.

Así, podemos agregar esta súplica:

"Nuestra Señora de Guadalupe, realizad en nosotros esos designios a fin de que, cuanto antes, venga sobre nosotros, para nosotros, el Reino de María. Amén".

(ARM)

(in "Revista Dr. Plinio" , N.105)

 

Loading
Nuestra Señora de Guadalupe Patrona de América Latina 

Redacción (Miércoles, 11-12-2019, Gaudium Press) Colocada bajo el patrocinio de Nuestra Señora de Guadalupe, se tiene la impresión de que América Latina está reservada para ser el inmenso territorio donde la gloria del Reino de Ella relucirá con mayor esplendor.

7.jpg

Veamos la opinión de Plinio Corrêa de Oliveira sobre esta afirmación:

-En el noticiario internacional de nuestros días se habla mucho del bloque latinoamericano como un todo, subrayándose la idea de que este constituye una inmensa familia de naciones, en el sentido católico de la palabra.

Un bloque, dígase, y lo esperamos ardientemente, que todavía ha de ser esculpido por la Providencia para tornarse una de las obras-primas de la historia.

Ahora, esa unidad de América Latina se vio corroborada justamente por el hecho de tener una Patrona bajo la invocación de Nuestra Señora de Guadalupe, y la cohesión de ese todo es tan real que, en los dominios de María Santísima, constituye un feudo aparte, sobre el cual Ella deposita particulares designios.

Misión de llevar a la cumbre la cultura católica

Importa reconocer que América Latina representa la herencia legada por la Europa católica a este siglo y los venideros.

El espíritu latino, riquísimo entre las variantes existentes en el género humano, posee singular aptitud para las cosas más elevadas - y, por tanto, para las verdades de la Fe, para lo sobrenatural - que lo torna uno de los elementos más preciosos de la Iglesia Católica.

La latinidad conservó relativamente inmunes los valores más nobles de la tradición que la formó.

Los pueblos latinos se modernizaron menos que los americanos del norte y los europeos, y en esto consiste, bajo algún aspecto, nuestro glorioso "subdesarrollo": o sea, la distancia que todavía nos separa de las cosas malas advenidas con la modernidad.

Se percibe, por lo arriba considerado, que Iberoamérica tiene la misión de levantar y colocar en una cumbre el hecho de la cultura latina católica, enteramente al servicio de la fe, para brillar en el mundo. Fuera de eso, ella no tiene sentido.

Esa cultura católica está derribada, postrada, pero revive en nuestro continente con todo la fuerza de la juventud y con posibilidades de futuro, conservando y abultando los legados recibidos de las expresiones culturales incomparables de la Cristiandad europea.

Somos el renacimiento y el reflorecimiento de esos valores en las zonas protegidas por Nuestra Señora de Guadalupe.

Fervorosa súplica a la Virgen de Guadalupe

Así, debemos tener el alma bien impostada para pedir a Ella, en el día (12-12) en que la celebramos: antes que nada, que mantenga a América Latina cada vez más sujeta y unida a Ella.

Y, por eso mismo, con todos los vínculos que constituyen su cohesión todavía más acentuados.

Que ese inmenso potencial, en el momento apropiado, se levante para servir a la Santa Iglesia, tornándose el elemento mejor y más dinámico para formar una nueva Civilización Cristiana.

Se tiene, en verdad, la impresión de que América Latina está reservada por Nuestra Señora para ser el inmenso territorio donde la gloria del Reino de Ella relucirá con mayor esplendor.

Así, podemos agregar esta súplica:

"Nuestra Señora de Guadalupe, realizad en nosotros esos designios a fin de que, cuanto antes, venga sobre nosotros, para nosotros, el Reino de María. Amén".

(ARM)

(in "Revista Dr. Plinio" , N.105)

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/106606-Nuestra-Senora-de-Guadalupe-Patrona-de-America-Latina-nbsp-. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

¡A qué singular circunstancia, de nuevo estilo de vivir, nos ha llevado esta misteriosa pandemia! ...
 
Dos medios de comunicación nacionales difamaron a la Iglesia por celebrar Eucaristías y supuestame ...
 
Algunas propuestas surgidas de las medidas de prevención del contagio no son compatibles con la dis ...
 
El prelado sobrevoló Toluca con el Santísimo Sacramento, reliquias e imágenes de la Santísima Vi ...
 
Los virus y el pecado pueden tener más semejanzas que las aparentes a primera vista ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading