Loading
 
 
 
Loading
 
El perdón es el remedio para curar las enfermedades del alma, dice el Papa en Casa Santa Marta 
Loading
 
20 de Enero de 2020 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Lunes, 20-01-2020, Gaudium Press) El viernes 17 de enero, celebrando la Misa en la Capilla de la Casa Santa Marta, el Papa Francisco comentó en su homilía el trecho del Evangelio según San Marcos, que presenta el episodio de la cura de un paralítico realizada por Jesús. El Señor nos enseña que la salud de alma precisa ser preservada.

Papa en casa Santa Marta.jpeg
Foto: Archivo Gaudium Press

San Marcos narra en el Evangelio que Jesús estaba en Cafarnaum, en una casa y una multitud se reunió alrededor. A través de la apertura hecha en el techo de la casa, algunas personas llevan a Él un hombre acostado en una camilla.

La esperanza es que Jesús cure al paralítico, pero sorprende a todos diciendo: "Hijo, tus pecados están perdonados".Solamente después ordenará que se levante, tome la camilla y vuelva para casa.

Comentarios

Francisco comentó que, con sus palabras, Jesús nos permite ir a lo esencial: "Él es un hombre de Dios". Jesús cura, pero no es un curandero, enseña, pero es más que un maestro, y delante de la escena que se presenta, va a lo más importante, a lo esencial: Jesús mira al paralitico y dice: "Tus pecados están perdonados".

La cura física es un don, la salud física es un don que debemos proteger. Pero el Señor nos enseña además que también la salud del corazón, la salud espiritual precisa ser preservada", comentó el Papa.

Jesús va lo esencial

Jesús va a lo esencial también con la mujer pecadora, descrita en el Evangelio, cuando delante de su llanto, dice: "Tus pecados están perdonados". Las personas se escandalizan, -afirmó el Papa-, "cuando Jesús va a lo esencial, se escandalizan, porque allí está la profecía, allí está la fuerza".

Del mismo modo, "ve, pero no peques más", dice Jesús al hombre de la piscina que nunca llega a tiempo para descender en el agua para poder curar. A la Samaritana que le hace tantas preguntas, -"hacía un poco el papel de teóloga", dijo el Papa.

¿Qué es lo esencial?

"Y lo esencial es su relación con Dios, -afirmó Francisco- Y nosotros muchas veces olvidamos esto, como si tuviésemos miedo de ir propiamente allí, donde está el encuentro con el Señor, con Dios".

¿Y la salud del alma?

El Papa observó que hacemos tanto por nuestra salud física, intercambiamos consejos sobre médicos y remedios, lo que es bueno, "¿pero pensamos en la salud del corazón?". "Aquí tienen una palabra de Jesús que tal vez nos ayudará: "Hijo, tus pecados están perdonados".

¿Estamos acostumbrados a pensar en este remedio del perdón de nuestros pecados, de nuestros errores? Nosotros nos preguntamos: "¿Yo debo pedir perdón a Dios por alguna cosa?".

"Sí, sí, sí, en general todos somos pecadores", y así la cosa se diluye y pierde la fuerza, esta fuerza de profecía que Jesús hace cuando va a lo esencial.

Y hoy Jesús, a cada uno de nosotros, nos dice: "Yo quiero perdonar tus pecados".

El perdón es el remedio para la salud del alma

El Papa prosiguió afirmando que hay personas que no encuentran pecados en sí mismas para confesar, porque "falta la consciencia de los pecados". "Pecados concretos", "enfermedades del alma", que deben ser curadas "y el remedio para curarse es el perdón".

"Es una cosa simple, pero que Jesús nos enseña cuando va a lo esencial.

Lo esencial es la salud, toda: del cuerpo y el alma. Debemos preservar bien la del cuerpo, pero también la salud del alma. Y debemos ir a aquel médico que puede curarnos, que puede perdonar los pecados. Jesús vino para esto, dio la vida por esto." (JSG)

Loading
El perdón es el remedio para curar las enfermedades del alma, dice el Papa en Casa Santa Marta 

Ciudad del Vaticano (Lunes, 20-01-2020, Gaudium Press) El viernes 17 de enero, celebrando la Misa en la Capilla de la Casa Santa Marta, el Papa Francisco comentó en su homilía el trecho del Evangelio según San Marcos, que presenta el episodio de la cura de un paralítico realizada por Jesús. El Señor nos enseña que la salud de alma precisa ser preservada.

Papa en casa Santa Marta.jpeg
Foto: Archivo Gaudium Press

San Marcos narra en el Evangelio que Jesús estaba en Cafarnaum, en una casa y una multitud se reunió alrededor. A través de la apertura hecha en el techo de la casa, algunas personas llevan a Él un hombre acostado en una camilla.

La esperanza es que Jesús cure al paralítico, pero sorprende a todos diciendo: "Hijo, tus pecados están perdonados".Solamente después ordenará que se levante, tome la camilla y vuelva para casa.

Comentarios

Francisco comentó que, con sus palabras, Jesús nos permite ir a lo esencial: "Él es un hombre de Dios". Jesús cura, pero no es un curandero, enseña, pero es más que un maestro, y delante de la escena que se presenta, va a lo más importante, a lo esencial: Jesús mira al paralitico y dice: "Tus pecados están perdonados".

La cura física es un don, la salud física es un don que debemos proteger. Pero el Señor nos enseña además que también la salud del corazón, la salud espiritual precisa ser preservada", comentó el Papa.

Jesús va lo esencial

Jesús va a lo esencial también con la mujer pecadora, descrita en el Evangelio, cuando delante de su llanto, dice: "Tus pecados están perdonados". Las personas se escandalizan, -afirmó el Papa-, "cuando Jesús va a lo esencial, se escandalizan, porque allí está la profecía, allí está la fuerza".

Del mismo modo, "ve, pero no peques más", dice Jesús al hombre de la piscina que nunca llega a tiempo para descender en el agua para poder curar. A la Samaritana que le hace tantas preguntas, -"hacía un poco el papel de teóloga", dijo el Papa.

¿Qué es lo esencial?

"Y lo esencial es su relación con Dios, -afirmó Francisco- Y nosotros muchas veces olvidamos esto, como si tuviésemos miedo de ir propiamente allí, donde está el encuentro con el Señor, con Dios".

¿Y la salud del alma?

El Papa observó que hacemos tanto por nuestra salud física, intercambiamos consejos sobre médicos y remedios, lo que es bueno, "¿pero pensamos en la salud del corazón?". "Aquí tienen una palabra de Jesús que tal vez nos ayudará: "Hijo, tus pecados están perdonados".

¿Estamos acostumbrados a pensar en este remedio del perdón de nuestros pecados, de nuestros errores? Nosotros nos preguntamos: "¿Yo debo pedir perdón a Dios por alguna cosa?".

"Sí, sí, sí, en general todos somos pecadores", y así la cosa se diluye y pierde la fuerza, esta fuerza de profecía que Jesús hace cuando va a lo esencial.

Y hoy Jesús, a cada uno de nosotros, nos dice: "Yo quiero perdonar tus pecados".

El perdón es el remedio para la salud del alma

El Papa prosiguió afirmando que hay personas que no encuentran pecados en sí mismas para confesar, porque "falta la consciencia de los pecados". "Pecados concretos", "enfermedades del alma", que deben ser curadas "y el remedio para curarse es el perdón".

"Es una cosa simple, pero que Jesús nos enseña cuando va a lo esencial.

Lo esencial es la salud, toda: del cuerpo y el alma. Debemos preservar bien la del cuerpo, pero también la salud del alma. Y debemos ir a aquel médico que puede curarnos, que puede perdonar los pecados. Jesús vino para esto, dio la vida por esto." (JSG)


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Algunas de las tesis del teólogo August Adam parecen verse reflejadas en la obra del Papa emérito, ...
 
Xia Baolong fue uno de los pioneros de la reciente oleada de demoliciones de cruces y símbolos reli ...
 
La promoción de la modestia en el vestir debe estar acompañada de propuestas atractivas y no limit ...
 
Mons. Henryk Hoser, polaco, y quien fue nombrado por el Papa en mayho de 2018 como visitador apostó ...
 
Hubo una reunión sobre el trabajo en conjunto, para favorecer la labor en red y potenciar recursos ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading