Loading
 
 
 
Loading
 
Cardenal Arzobispo de Washington habla con Gaudium Press sobre Nueva Evangelización
Loading
 
1 de Febrero de 2012 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Roma (Miércoles, 01-02-2012, Gaudium Press) El Cardenal Donald Wuerl, Arzobispo de Washington, EE. UU., es también Relator General del próximo Sínodo sobre la Nueva Evangelización, y una de las principales personalidades de la Iglesia en el mundo. Con él Gaudium Press conversó sobre diversos temas.

Gaudium Press - Su Eminencia ha sido invitado como Relator General para hacer parte del Consejo para el próximo Sínodo. El 16 de febrero y el 17 habrá en el Vaticano la segunda reunión de preparación para la Asamblea. ¿Cómo van los trabajos hasta ahora?

Cardenal Wuerl - En este momento, el Consejo para el Sínodo, el organismo que se encarga de prepararlo, está trabajando muy diligentemente en el "Instrumentum laboris", el documento de trabajo. He sido invitado a ser parte de todo esto. Creo que todo está caminando bien pues el siguiente paso será la publicación del mismo. Este es el segundo paso, el primer paso fue los "Lineamenta", la elaboración de las ideas para el Sínodo. Muchas de las conferencias episcopales respondieron a ello. Y buscamos todo ese material; de ello viene un marco de referencia para delinear este "Instrumentum Laboris". Cuando este sea distribuido nosotros escucharemos la retroalimentación de las Conferencias Episcopales sobre ello.

20101122cnsbr03575.jpg
Para el Card. Wuerl el próximo Año de la Fe "está abriendo la puerta hacia el futuro"

Tenemos una idea bastante buena de qué perspectiva los obispos quieren que el Sínodo ofrezca para conducir las discusiones. Los obispos traerán su propia perspectiva, pero ellos gustarían tener un marco de referencia que es el reflejo de la experiencia de los obispos de todo el mundo. Por lo tanto, estamos haciendo progresos.

GP - Para muchas personas la expresión "nueva evangelización" puede ser confusa y poco clara de entender. ¿Cuál es la explicación de Su Eminencia del término?

Cardenal Wuerl - Creo que la palabra que para mí es la que mejor lo explica, es aquella que el Papa Benedicto XVI pronunció cuando anunció la creación del nuevo Consejo Pontificio. Él dijo que tenemos que aprender a re-proponer. Nosotros no re-fundamos, no re-creamos, porque el mensaje del Evangelio está ya proclamado. Jesús vino y nos dijo que debemos amar a Dios y al prójimo. Ese mensaje en los últimos años, y especialmente en nuestra cultura, ese mensaje para muchas personas de alguna manera ha perdido su carácter salvador, ha perdido su poder. No toca el corazón.

La nueva evangelización es volverlo a proponer a las personas. Volver a escuchar el Evangelio, escuchar de nuevo, y puede ser que usted lo escuche por primera vez correctamente. Aquello es lo que Jesús vino a ofrecernos. Aquello es lo que la Iglesia nos ofrece hoy en día. Este vivir la continuidad con los Apóstoles y con el Evangelio. El re-proponer no un mensaje nuevo, sino el mismo mensaje, pero ahora en una nueva forma en que lo presentamos.

Nuevo en la forma en que involucramos a la gente a escucharlo. Todos los medios modernos de comunicación hoy en día están en esta posición. Nosotros solíamos confiar en el catecismo, solíamos confiar en los boletines de la iglesia, y ahora tenemos "Youtube", tenemos "Facebook", tenemos "Twitter", tenemos blogs, tenemos todos estos medios electrónicos. Nueva evangelización significa usar eso para narrar la misma historia.

GP - ¿Cómo puede la Iglesia hoy re-proponer a través de los medios de comunicación su mensaje Evangélico y la enseñanza de los documentos del Concilio Vaticano II y el Catecismo de la Iglesia Católica, como lo sugiere el Papa?

Cardenal Wuerl - Hay dos cosas. Una es asegurarse de que usted tiene un mensaje preciso, correcto y adecuado. Porque usted tiene el mensaje y tiene un "empaque" del mensaje y luego usted tiene la entrega del mensaje. Esos son los tres elementos. Para asegurarse de que se tiene el mensaje correcto el Papa dijo que hay que volver atrás y reflexionar sobre el Concilio Vaticano II. Pero esta vez, reflexionar sobre él en una hermenéutica de la continuidad. Reflexionar sobre él, ya que es la verdad que nos viene de los Apóstoles, que en el Concilio Vaticano II los obispos reflexionaron sobre ella en términos de cómo aplicar eso a los problemas de hoy.

Así, el mensaje. Hay que asegurarse de tener el mensaje correcto. En segundo lugar, como éste está ‘empaquetado', tenemos que ser capaces de decir el mensaje en el lenguaje de la gente de hoy. Usted tiene que aprender a hablar de una manera diferente. Por lo tanto, hay un mensaje, el "empaque" y la entrega. Tenemos que transmitir el mensaje con todos los mecanismos que los jóvenes están utilizando hoy. Ellos no necesariamente recurren al periódico de nuestra Arquidiócesis, pero si lo hacen a nuestro blog. Ellos frecuentan nuestra página web. Por lo tanto, hay que ver como se articula el mensaje y hay que ver los medios para intentar llegar a las personas.

GP - ¿Es la voz de la Iglesia escuchada en el mundo moderno?

Cardenal Wuerl - Yo pienso que estamos encontrando muchas personas que aprecian la voz de los Obispos. Pero tenemos que recordar que estamos luchando contra un casi enorme tsunami de voces seculares. Así, muchos de los medios de comunicación son claramente seculares y algunas veces incluso hostiles a los principios de que estamos hablando. Y por lo tanto, es una lucha, una lucha para hacer escuchar la voz del Evangelio en esta cacofonía de otras voces.

GP - Recientemente, la Congregación para la Doctrina de la Fe publicó la "Nota" con algunas sugerencias de cómo vivir el Año de la fe. ¿Cuál de ellas, Eminencia, se va a realizar en la Arquidiócesis de Washington?

Cardenal Wuerl - A nivel arquidiocesano estamos haciendo casi todo lo que se ha propuesto. Estamos empleando todos los esfuerzos de la nueva ‘midia' para llegar a nuestro pueblo. En el plano educativo estamos haciendo foros de catequesis, estamos promoviendo la participación activa de las personas en el nivel parroquial a través de los consejos parroquiales, mediante el esfuerzo pastoral de la parroquia. En el compromiso de nuestro esfuerzo por la justicia social, estamos invitando a la gente a ser parte de todas las diferentes iniciativas a las que las parroquias de la arquidiócesis se dedican.

Lo que estamos haciendo es también cada vez que tenemos una oportunidad, por ejemplo si se trata de una homilía en Navidad, o si se trata de una enseñanza de Adviento o de Cuaresma, invadimos a la comunidad con anuncios de televisión, anuncios de radio de nuestros sitios web. Incluso ponemos avisos en toda la ciudad. Es una manera de conseguir la atención de la gente, invitándolos a visitar nuestra página web. Así que probablemente, es casi todo lo que está en la lista de las sugerencias lo que estamos haciendo o nos ha tocado hacer en su momento.

GP - Los frutos de esos programas...

Cardenal Wuerl - Bueno, pienso que estamos viendo responder a muchos jóvenes. Te doy un ejemplo. Tenemos el ministerio catequético en una de las universidades seculares. Años atrás, el joven sacerdote de ese ministerio comenzó con veinte estudiantes que iban a misa. Y el empezó a explicarles la belleza, la maravilla del Evangelio y les dijo a cada uno: "Usted debe convertirse apóstol de este campus. Usted debe traer a alguien nuevo a la misa". Yo fue hace un año y había 200 jóvenes estudiantes. Es sólo un ejemplo, uno de los frutos del esfuerzo, de la necesidad de invitar a regresar. La nueva evangelización es, básicamente, el llamado a invitar a regresar a la Iglesia. Hay personas alejadas y personas que simplemente buscan la Palabra. Eso es sólo un ejemplo.

GP - ¿En qué nos puede ayudar el Año de la Fe?

Es una oportunidad de volver atrás y mirar lo que el Concilio ha dicho y cuan bien estamos implementándolo. Es una oportunidad para renovar en nuestros corazones la fe, nuestra convicción en el Evangelio. Y una oportunidad para invitar a otros a compartir con nosotros el misterio del amor de Dios y el llamado al discipulado. Y el Año de la Fe será un tiempo para concentrarse en las cosas que ya se han dicho y para recordar que la nueva evangelización va a continuar en el futuro. El Año de la Fe está abriendo la puerta hacia el futuro.

Gaudium Press / Anna Artymiak

 

Loading
Cardenal Arzobispo de Washington habla con Gaudium Press sobre Nueva Evangelización

Roma (Miércoles, 01-02-2012, Gaudium Press) El Cardenal Donald Wuerl, Arzobispo de Washington, EE. UU., es también Relator General del próximo Sínodo sobre la Nueva Evangelización, y una de las principales personalidades de la Iglesia en el mundo. Con él Gaudium Press conversó sobre diversos temas.

Gaudium Press - Su Eminencia ha sido invitado como Relator General para hacer parte del Consejo para el próximo Sínodo. El 16 de febrero y el 17 habrá en el Vaticano la segunda reunión de preparación para la Asamblea. ¿Cómo van los trabajos hasta ahora?

Cardenal Wuerl - En este momento, el Consejo para el Sínodo, el organismo que se encarga de prepararlo, está trabajando muy diligentemente en el "Instrumentum laboris", el documento de trabajo. He sido invitado a ser parte de todo esto. Creo que todo está caminando bien pues el siguiente paso será la publicación del mismo. Este es el segundo paso, el primer paso fue los "Lineamenta", la elaboración de las ideas para el Sínodo. Muchas de las conferencias episcopales respondieron a ello. Y buscamos todo ese material; de ello viene un marco de referencia para delinear este "Instrumentum Laboris". Cuando este sea distribuido nosotros escucharemos la retroalimentación de las Conferencias Episcopales sobre ello.

20101122cnsbr03575.jpg
Para el Card. Wuerl el próximo Año de la Fe "está abriendo la puerta hacia el futuro"

Tenemos una idea bastante buena de qué perspectiva los obispos quieren que el Sínodo ofrezca para conducir las discusiones. Los obispos traerán su propia perspectiva, pero ellos gustarían tener un marco de referencia que es el reflejo de la experiencia de los obispos de todo el mundo. Por lo tanto, estamos haciendo progresos.

GP - Para muchas personas la expresión "nueva evangelización" puede ser confusa y poco clara de entender. ¿Cuál es la explicación de Su Eminencia del término?

Cardenal Wuerl - Creo que la palabra que para mí es la que mejor lo explica, es aquella que el Papa Benedicto XVI pronunció cuando anunció la creación del nuevo Consejo Pontificio. Él dijo que tenemos que aprender a re-proponer. Nosotros no re-fundamos, no re-creamos, porque el mensaje del Evangelio está ya proclamado. Jesús vino y nos dijo que debemos amar a Dios y al prójimo. Ese mensaje en los últimos años, y especialmente en nuestra cultura, ese mensaje para muchas personas de alguna manera ha perdido su carácter salvador, ha perdido su poder. No toca el corazón.

La nueva evangelización es volverlo a proponer a las personas. Volver a escuchar el Evangelio, escuchar de nuevo, y puede ser que usted lo escuche por primera vez correctamente. Aquello es lo que Jesús vino a ofrecernos. Aquello es lo que la Iglesia nos ofrece hoy en día. Este vivir la continuidad con los Apóstoles y con el Evangelio. El re-proponer no un mensaje nuevo, sino el mismo mensaje, pero ahora en una nueva forma en que lo presentamos.

Nuevo en la forma en que involucramos a la gente a escucharlo. Todos los medios modernos de comunicación hoy en día están en esta posición. Nosotros solíamos confiar en el catecismo, solíamos confiar en los boletines de la iglesia, y ahora tenemos "Youtube", tenemos "Facebook", tenemos "Twitter", tenemos blogs, tenemos todos estos medios electrónicos. Nueva evangelización significa usar eso para narrar la misma historia.

GP - ¿Cómo puede la Iglesia hoy re-proponer a través de los medios de comunicación su mensaje Evangélico y la enseñanza de los documentos del Concilio Vaticano II y el Catecismo de la Iglesia Católica, como lo sugiere el Papa?

Cardenal Wuerl - Hay dos cosas. Una es asegurarse de que usted tiene un mensaje preciso, correcto y adecuado. Porque usted tiene el mensaje y tiene un "empaque" del mensaje y luego usted tiene la entrega del mensaje. Esos son los tres elementos. Para asegurarse de que se tiene el mensaje correcto el Papa dijo que hay que volver atrás y reflexionar sobre el Concilio Vaticano II. Pero esta vez, reflexionar sobre él en una hermenéutica de la continuidad. Reflexionar sobre él, ya que es la verdad que nos viene de los Apóstoles, que en el Concilio Vaticano II los obispos reflexionaron sobre ella en términos de cómo aplicar eso a los problemas de hoy.

Así, el mensaje. Hay que asegurarse de tener el mensaje correcto. En segundo lugar, como éste está ‘empaquetado', tenemos que ser capaces de decir el mensaje en el lenguaje de la gente de hoy. Usted tiene que aprender a hablar de una manera diferente. Por lo tanto, hay un mensaje, el "empaque" y la entrega. Tenemos que transmitir el mensaje con todos los mecanismos que los jóvenes están utilizando hoy. Ellos no necesariamente recurren al periódico de nuestra Arquidiócesis, pero si lo hacen a nuestro blog. Ellos frecuentan nuestra página web. Por lo tanto, hay que ver como se articula el mensaje y hay que ver los medios para intentar llegar a las personas.

GP - ¿Es la voz de la Iglesia escuchada en el mundo moderno?

Cardenal Wuerl - Yo pienso que estamos encontrando muchas personas que aprecian la voz de los Obispos. Pero tenemos que recordar que estamos luchando contra un casi enorme tsunami de voces seculares. Así, muchos de los medios de comunicación son claramente seculares y algunas veces incluso hostiles a los principios de que estamos hablando. Y por lo tanto, es una lucha, una lucha para hacer escuchar la voz del Evangelio en esta cacofonía de otras voces.

GP - Recientemente, la Congregación para la Doctrina de la Fe publicó la "Nota" con algunas sugerencias de cómo vivir el Año de la fe. ¿Cuál de ellas, Eminencia, se va a realizar en la Arquidiócesis de Washington?

Cardenal Wuerl - A nivel arquidiocesano estamos haciendo casi todo lo que se ha propuesto. Estamos empleando todos los esfuerzos de la nueva ‘midia' para llegar a nuestro pueblo. En el plano educativo estamos haciendo foros de catequesis, estamos promoviendo la participación activa de las personas en el nivel parroquial a través de los consejos parroquiales, mediante el esfuerzo pastoral de la parroquia. En el compromiso de nuestro esfuerzo por la justicia social, estamos invitando a la gente a ser parte de todas las diferentes iniciativas a las que las parroquias de la arquidiócesis se dedican.

Lo que estamos haciendo es también cada vez que tenemos una oportunidad, por ejemplo si se trata de una homilía en Navidad, o si se trata de una enseñanza de Adviento o de Cuaresma, invadimos a la comunidad con anuncios de televisión, anuncios de radio de nuestros sitios web. Incluso ponemos avisos en toda la ciudad. Es una manera de conseguir la atención de la gente, invitándolos a visitar nuestra página web. Así que probablemente, es casi todo lo que está en la lista de las sugerencias lo que estamos haciendo o nos ha tocado hacer en su momento.

GP - Los frutos de esos programas...

Cardenal Wuerl - Bueno, pienso que estamos viendo responder a muchos jóvenes. Te doy un ejemplo. Tenemos el ministerio catequético en una de las universidades seculares. Años atrás, el joven sacerdote de ese ministerio comenzó con veinte estudiantes que iban a misa. Y el empezó a explicarles la belleza, la maravilla del Evangelio y les dijo a cada uno: "Usted debe convertirse apóstol de este campus. Usted debe traer a alguien nuevo a la misa". Yo fue hace un año y había 200 jóvenes estudiantes. Es sólo un ejemplo, uno de los frutos del esfuerzo, de la necesidad de invitar a regresar. La nueva evangelización es, básicamente, el llamado a invitar a regresar a la Iglesia. Hay personas alejadas y personas que simplemente buscan la Palabra. Eso es sólo un ejemplo.

GP - ¿En qué nos puede ayudar el Año de la Fe?

Es una oportunidad de volver atrás y mirar lo que el Concilio ha dicho y cuan bien estamos implementándolo. Es una oportunidad para renovar en nuestros corazones la fe, nuestra convicción en el Evangelio. Y una oportunidad para invitar a otros a compartir con nosotros el misterio del amor de Dios y el llamado al discipulado. Y el Año de la Fe será un tiempo para concentrarse en las cosas que ya se han dicho y para recordar que la nueva evangelización va a continuar en el futuro. El Año de la Fe está abriendo la puerta hacia el futuro.

Gaudium Press / Anna Artymiak

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El Rey Santo nació del final del siglo X, hijo del príncipe Geza y de la reina Sarolta. Recibió e ...
 
Las calles de la capital del estado de Ceará fueron literalmente tomadas por más de 2 millones de ...
 
A partir de mediados del siglo XVIII, con el empuje de las ideas que eclosionaron en la Revolución ...
 
Josué fue el personaje. Con su padre espiritual en los Cielos, el conductor del pueblo elegido para ...
 
Storia di una clarissa scultrice ex artigiana diventata suora ma non accettata dai genitori ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading