Loading
 
 
 
Loading
 
Secretario Adjunto del Episcopado Colombiano invita a sacerdote a contemplar la imagen "viva, alegre, joven, comprometida" de la Iglesia
Loading
 
5 de Julio de 2012 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Bogotá (Jueves, 05-07-2012, Gaudium Press) Gran "perplejidad" manifestó esta semana el Secretario Adjunto del Episcopado Colombiano, padre Pedro Mercado Cepeda, por el artículo "Me duele la Iglesia", publicado en el diario El Tiempo el pasado 1º de julio, de autoría del sacerdote Alfonso Llano, en el que hace algunas críticas a la excomunión, al celibato, sobre algunos modelos de santidad y otras posturas de la Iglesia.

En carta dirigida al Padre Llano, el Secretario Adjunto del Episcopado Colombiano expresa que está "convencido de su recta intención, también, de la necesidad de llevar a cabo una renovación permanente de nuestra Iglesia. Me pregunto, sin embargo, si el medio y el modo utilizados para invitarnos a la reflexión hayan sido los más adecuados y oportunos".

P Llano.jpg
Padre Alfonso Llano

Sobre lo cual también cuestiona si "algunas de las inquietudes planteadas" en el artículo hacen justicia a los esfuerzos y transformaciones del Santo Padre, la Santa Sede y la Iglesia colombiana para proclamar con coherencia el Evangelio. "¿Dónde están las actuales excomuniones? ¿Dónde la oposición a la ciencia? ¿Dónde el estilo esotérico y señorial?", indaga el Padre Mercado.

Refiriéndose a la labor de la Iglesia Católica en las últimas cinco décadas, tiempo en el que se "ha demostrado querer establecer con el mundo un diálogo abierto y fructífero" -como asegura el Padre Mercado-, el Secretario debate con el sacerdote sobre porqué no menciona en su artículo la labor que la Iglesia realiza con los pobres y menos favorecidos, la cual -afirma-, "lejana a moralísimos retrógrados, ha querido acercarse a todos los hombres y mujeres, sea cual sea su condición de vida, para alentarlos en el camino del encuentro con Jesucristo".

En este sentido, cuestiona porqué en el artículo se muestra una imagen de la Iglesia "que vive ‘cerrada sobre sí misma y de espaldas a la realidad'", e invita al Padre Llano a contemplar la Iglesia en toda su realidad.

"Salga usted de su convento y de sus ideas teológicas preconcebidas. Visite las parroquias, las familias, los grupos de jóvenes, los movimientos y las misiones. Escuche las verdaderas inquietudes de los fieles sencillos y piadosos, y no sólo los requerimientos de esa élite de teólogos veteranos y quejumbrosos", expresa el Padre Mercado.

Más adelante, continúa manifestando al sacerdote jesuita que sólo de esta manera "contemplará, la imagen auténtica de una Iglesia que, a pesar de los pesares, se mantiene viva, alegre, joven, comprometida con su misión".

Dice además al sacerdote, que con este método muchas de sus inquietudes serán resueltas y "podrá así, ayudar a otros a resolver sus posibles dudas de fe e interrogantes de vida... más que profundizarlos".

El Padre Mercado concluye: "A mí la Iglesia no me duele. Por el contrario, me regocija, me colma, me llena de esperanza. Creo en ella, Una, Santa, Católica y Apostólica, con todas las fuerzas de mi alma y espero poder servirla siempre con fidelidad y coherencia".

 

Loading
Secretario Adjunto del Episcopado Colombiano invita a sacerdote a contemplar la imagen "viva, alegre, joven, comprometida" de la Iglesia

Bogotá (Jueves, 05-07-2012, Gaudium Press) Gran "perplejidad" manifestó esta semana el Secretario Adjunto del Episcopado Colombiano, padre Pedro Mercado Cepeda, por el artículo "Me duele la Iglesia", publicado en el diario El Tiempo el pasado 1º de julio, de autoría del sacerdote Alfonso Llano, en el que hace algunas críticas a la excomunión, al celibato, sobre algunos modelos de santidad y otras posturas de la Iglesia.

En carta dirigida al Padre Llano, el Secretario Adjunto del Episcopado Colombiano expresa que está "convencido de su recta intención, también, de la necesidad de llevar a cabo una renovación permanente de nuestra Iglesia. Me pregunto, sin embargo, si el medio y el modo utilizados para invitarnos a la reflexión hayan sido los más adecuados y oportunos".

P Llano.jpg
Padre Alfonso Llano

Sobre lo cual también cuestiona si "algunas de las inquietudes planteadas" en el artículo hacen justicia a los esfuerzos y transformaciones del Santo Padre, la Santa Sede y la Iglesia colombiana para proclamar con coherencia el Evangelio. "¿Dónde están las actuales excomuniones? ¿Dónde la oposición a la ciencia? ¿Dónde el estilo esotérico y señorial?", indaga el Padre Mercado.

Refiriéndose a la labor de la Iglesia Católica en las últimas cinco décadas, tiempo en el que se "ha demostrado querer establecer con el mundo un diálogo abierto y fructífero" -como asegura el Padre Mercado-, el Secretario debate con el sacerdote sobre porqué no menciona en su artículo la labor que la Iglesia realiza con los pobres y menos favorecidos, la cual -afirma-, "lejana a moralísimos retrógrados, ha querido acercarse a todos los hombres y mujeres, sea cual sea su condición de vida, para alentarlos en el camino del encuentro con Jesucristo".

En este sentido, cuestiona porqué en el artículo se muestra una imagen de la Iglesia "que vive ‘cerrada sobre sí misma y de espaldas a la realidad'", e invita al Padre Llano a contemplar la Iglesia en toda su realidad.

"Salga usted de su convento y de sus ideas teológicas preconcebidas. Visite las parroquias, las familias, los grupos de jóvenes, los movimientos y las misiones. Escuche las verdaderas inquietudes de los fieles sencillos y piadosos, y no sólo los requerimientos de esa élite de teólogos veteranos y quejumbrosos", expresa el Padre Mercado.

Más adelante, continúa manifestando al sacerdote jesuita que sólo de esta manera "contemplará, la imagen auténtica de una Iglesia que, a pesar de los pesares, se mantiene viva, alegre, joven, comprometida con su misión".

Dice además al sacerdote, que con este método muchas de sus inquietudes serán resueltas y "podrá así, ayudar a otros a resolver sus posibles dudas de fe e interrogantes de vida... más que profundizarlos".

El Padre Mercado concluye: "A mí la Iglesia no me duele. Por el contrario, me regocija, me colma, me llena de esperanza. Creo en ella, Una, Santa, Católica y Apostólica, con todas las fuerzas de mi alma y espero poder servirla siempre con fidelidad y coherencia".

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

E’ entrato in seminario dopo la morte di sua moglie Giuliana ...
 
"Un hombre extraordinario, uno de esos a quienes Dios envía de vez en cuando a la Tierra para conve ...
 
Las acusaciones demuestran "una actitud asombrosamente intolerante" y no existe ninguna prueba que l ...
 
La organización celebra la extensión de los conciertos a Bachillerato pero recuerda la necesidad d ...
 
El Arzobispo de Filadelfia afirmó que el sacerdote "no habla con autoridad en nombre de la Iglesia ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading