Loading
 
 
 
Loading
 
Desde hace más de 40 años, durante las 24 horas, ellas oran por la santificación de los sacerdotes
Loading
 
9 de Marzo de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Valencia (Viernes, 09-03-2018, Gaudium Press) "Rogad, pues, al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies", dice Lucas 10, 2, un llamado que han hecho propio las Hermanas Oblatas de Cristo Sacerdote, Congregación que desde la fundación de su convento hace 45 años en Moncada, Comunidad Valenciana, lleva realizando turnos las 24 horas del día para orar por la santificación de los sacerdotes, por los seminaristas y por toda la Iglesia.

Una labor silenciosa para el mundo, pero muy importante para la Iglesia, tal como cita comentario del Seminario Menor, que es mencionado en la web de las Oblatas: "las hermanas Oblatas son uno de los grandes regalos que la Iglesia nos concede. Poder contar en nuestra formación y posterior ministerio con el apoyo inquebrantable de su entrega, es una gran consuelo en todos los momentos. Es la experiencia de la comunión de los santos, es la certeza del poder de la oración".

La vida de las hermanas contemplativas -17 en total- está completamente consagrada a Dios, "en la soledad y en el silencio, en la oración constante y austera penitencia, en un ambiente de alegría fraterna, y todas las horas del día y de la noche están dedicadas a la oración", como indican fuentes de la Congregación, citadas por la agencia informativa de la Archidiócesis de Valencia (AVAN).

archivo Oblatas de Cristo Sacerdote-Moncada.jpg
"Por ellos y por la Iglesia" es el lema de las Hermanas Oblatas de Cristo Sacerdote / Foto: Archivo de la Congregación - AVAN.

Al respecto, la Congregación señala en su sitio web: "Oración... esa es su vida, una oración incesante. La oblata pasa un gran tiempo junto al Sagrario, acompañando a Jesús. La oración mental es indispensable para el encuentro personal con el Esposo, para estar a solas con Él. Pero también hay un tiempo de oración comunitaria en el que la oblata, se dirige a Dios, se dirige a Madre y pide por toda la Iglesia. Viven la Liturgia, pues alimenta su espiritualidad. Rezan las letanías de Cristo Sacerdote, el Ángelus, el Rosario, La liturgia de las Horas".

Las Oblatas de Cristo Sacerdote fueron fundadas en 1938 por Mons. José María García Lahiguera, quien fue Arzobispo de Valencia desde 1969 hasta 1978; y por la madrileña María del Carmen Hidalgo de Cavides, quien durante un bombardeo ocurrido en julio de 1936, en el contexto de la Guerra Civil Española, experimentó una gran fuerza interior que la motivó a ofrecer su vida por los sacerdotes, hecho que se materializó poco después con la fundación de la Congregación. Ambos se encuentran actualmente en proceso de canonización, y en el momento de fundar sintieron la gran necesidad de orar y dar la vida por sacerdotes santos en la Iglesia.

Dos son los elementos que identifican el carisma de la Congregación de las Hermanas Oblatas de Cristo Sacerdote: la oración, que es la constante ocupación de la Oblata; y el Espíritu de Oblación, que es el distintivo de la Congregación, ya que las hermanas están unidas de un modo especial a Cristo Sacerdote. Su lema es "Por ellos y por la Iglesia".

La comunidad fundó el Monasterio "Santa María de los Desamparados" en Moncada el 2 de febrero de 1970, siendo posteriormente trasladado en 1995 a su actual ubicación, donde residen las 17 hermanas contemplativas, y se halla muy cerca al Seminario Mayor de Valencia.

La Congregación cuenta con monasterios en Madrid, Salamanca, Huelva, Toledo y en Moyobamba, Perú, siendo esta última su más reciente fundación, llevada a cabo en septiembre de 2009.

Con información de AVAN y Oblatas de Cristo Sacerdotes.

Loading
Desde hace más de 40 años, durante las 24 horas, ellas oran por la santificación de los sacerdotes

Valencia (Viernes, 09-03-2018, Gaudium Press) "Rogad, pues, al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies", dice Lucas 10, 2, un llamado que han hecho propio las Hermanas Oblatas de Cristo Sacerdote, Congregación que desde la fundación de su convento hace 45 años en Moncada, Comunidad Valenciana, lleva realizando turnos las 24 horas del día para orar por la santificación de los sacerdotes, por los seminaristas y por toda la Iglesia.

Una labor silenciosa para el mundo, pero muy importante para la Iglesia, tal como cita comentario del Seminario Menor, que es mencionado en la web de las Oblatas: "las hermanas Oblatas son uno de los grandes regalos que la Iglesia nos concede. Poder contar en nuestra formación y posterior ministerio con el apoyo inquebrantable de su entrega, es una gran consuelo en todos los momentos. Es la experiencia de la comunión de los santos, es la certeza del poder de la oración".

La vida de las hermanas contemplativas -17 en total- está completamente consagrada a Dios, "en la soledad y en el silencio, en la oración constante y austera penitencia, en un ambiente de alegría fraterna, y todas las horas del día y de la noche están dedicadas a la oración", como indican fuentes de la Congregación, citadas por la agencia informativa de la Archidiócesis de Valencia (AVAN).

archivo Oblatas de Cristo Sacerdote-Moncada.jpg
"Por ellos y por la Iglesia" es el lema de las Hermanas Oblatas de Cristo Sacerdote / Foto: Archivo de la Congregación - AVAN.

Al respecto, la Congregación señala en su sitio web: "Oración... esa es su vida, una oración incesante. La oblata pasa un gran tiempo junto al Sagrario, acompañando a Jesús. La oración mental es indispensable para el encuentro personal con el Esposo, para estar a solas con Él. Pero también hay un tiempo de oración comunitaria en el que la oblata, se dirige a Dios, se dirige a Madre y pide por toda la Iglesia. Viven la Liturgia, pues alimenta su espiritualidad. Rezan las letanías de Cristo Sacerdote, el Ángelus, el Rosario, La liturgia de las Horas".

Las Oblatas de Cristo Sacerdote fueron fundadas en 1938 por Mons. José María García Lahiguera, quien fue Arzobispo de Valencia desde 1969 hasta 1978; y por la madrileña María del Carmen Hidalgo de Cavides, quien durante un bombardeo ocurrido en julio de 1936, en el contexto de la Guerra Civil Española, experimentó una gran fuerza interior que la motivó a ofrecer su vida por los sacerdotes, hecho que se materializó poco después con la fundación de la Congregación. Ambos se encuentran actualmente en proceso de canonización, y en el momento de fundar sintieron la gran necesidad de orar y dar la vida por sacerdotes santos en la Iglesia.

Dos son los elementos que identifican el carisma de la Congregación de las Hermanas Oblatas de Cristo Sacerdote: la oración, que es la constante ocupación de la Oblata; y el Espíritu de Oblación, que es el distintivo de la Congregación, ya que las hermanas están unidas de un modo especial a Cristo Sacerdote. Su lema es "Por ellos y por la Iglesia".

La comunidad fundó el Monasterio "Santa María de los Desamparados" en Moncada el 2 de febrero de 1970, siendo posteriormente trasladado en 1995 a su actual ubicación, donde residen las 17 hermanas contemplativas, y se halla muy cerca al Seminario Mayor de Valencia.

La Congregación cuenta con monasterios en Madrid, Salamanca, Huelva, Toledo y en Moyobamba, Perú, siendo esta última su más reciente fundación, llevada a cabo en septiembre de 2009.

Con información de AVAN y Oblatas de Cristo Sacerdotes.


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

"Hacíamos footing en el parque. ‘Honey', mi anciano pero adiestrado y fiel Poodle y yo. Ya lo aco ...
 
La peregrinación se realizará el próximo 25 de agosto ...
 
El Papa Francisco presidió en la mañana de este jueves, 19/07, en el Vaticano el Consistorio Ordin ...
 
Los títulos de monseñor fueron entregados por el Cardenal Tempesta el pasado 11 de julio ...
 
...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading