Loading
 
 
 
Loading
 
En Greccio, Italia, pesebre viviente renace la tradición instituida por San Francisco de Asís
Loading
 
26 de Diciembre de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Greccio (Miércoles, 26-12-2018, Gaudium Press) El pesebre es una de las tradiciones navideñas más apreciadas por los cristianos. En él se evoca el camino que hizo la familia de Nazaret hasta Belén para el gran acontecimiento de la humanidad: el nacimiento del Niño Jesús.

La costumbre fue instituida por San Francisco de Asís en el año 1223, hace 795 años, en la población del Greccio, Italia, cuando el santo quiso hacer visible el misterio de la Encarnación y la celebración de la Navidad, componiendo una escena de un pequeño Belén viviente. Ubicó en el centro una cuna hecha de paja y al fondo unos animales, tomando en sus brazos una imagen del Niño Jesús.

Este suceso, sigue siendo epicentro del pesebre viviente que año con año atrae a cientos de visitantes a la localidad italiana donde el "pobre de Asís" recreó el primer nacimiento.

El hoy pesebre escenificado del Greccio, es considerado el Belén viviente más bello de Italia, no sólo por el histórico lugar, sino porque continúa impregnado con la tradición franciscana en torno al nacimiento del salvador.

FB-Fuoriporta.jpg
El Belén Viviente del Greccio es considerado el más bello de Italia / Foto: FB-Fuoriporta.

Este belén, que se ha presentado durante la vigilia de la Navidad, el 24 de diciembre, a las 22:30, y que repetirá el 26 y 27 de diciembre, y el 1, 2, 3 de enero, más el día de la Epifanía del Señor, justamente ilustra cómo nació la tradición del pesebre con San Francisco de Asís; todo a través de la música, luces y varias escenas de la historia de la Navidad, que se desarrollan en un ambiente medieval con personajes y trajes de la época en la cual el santo franciscano realizó la representación de la natividad de Cristo.

El pesebre se popularizó desde el Greccio al mundo, comenzando su recorrido por Italia, donde se hizo muy conocido en el siglo XVI, y llegando luego a Europa gracias al rey Carlos VII de Nápoles quien promovió su difusión entre la aristocracia española. De España, se extendió luego hasta América.

El Santuario del Pesebre en Greccio

Es tan importante la historia del Pesebre en Greccio, que en la localidad italiana existe un santuario dedicado al nacimiento.

Tras la muerte de San Francisco de Asís, quien murió en 1226, unos años después de haber compuesto el Belén, se comenzó a construir en Greccio lo que hoy se conoce como el Santuario del Pesebre, conformado por un complejo que se ha ido edificando con el paso de los años.

El centro del santuario es la Capilla del Pesebre, que es la pequeña gruta donde el santo representó el nacimiento. Ésta se conserva casi intacta destacándose la roca donde Francisco de Asís realizó la cuna con paja para ubicar la imagen del Niño Jesús. Cuenta una tradición, que cuando el santo italiano colocó al pequeño Jesús en la cuna, éste sonrió y bendijo a todos los que estaban allí.

Además de la Capilla del Pesebre, también se conserva la celda de San Francisco, convertida también en capilla, se guardan frescos de Giotto que datan entre los siglos XIII y XIV que ilustran el pesebre realizado por San Francisco; y se edificó una nueva iglesia con vitrales que evocan el nacimiento de Jesús.

De la redacción de Gaudium Press, con información de Acistampa, SIR y fuoriporta.org.

 

Loading
En Greccio, Italia, pesebre viviente renace la tradición instituida por San Francisco de Asís

Greccio (Miércoles, 26-12-2018, Gaudium Press) El pesebre es una de las tradiciones navideñas más apreciadas por los cristianos. En él se evoca el camino que hizo la familia de Nazaret hasta Belén para el gran acontecimiento de la humanidad: el nacimiento del Niño Jesús.

La costumbre fue instituida por San Francisco de Asís en el año 1223, hace 795 años, en la población del Greccio, Italia, cuando el santo quiso hacer visible el misterio de la Encarnación y la celebración de la Navidad, componiendo una escena de un pequeño Belén viviente. Ubicó en el centro una cuna hecha de paja y al fondo unos animales, tomando en sus brazos una imagen del Niño Jesús.

Este suceso, sigue siendo epicentro del pesebre viviente que año con año atrae a cientos de visitantes a la localidad italiana donde el "pobre de Asís" recreó el primer nacimiento.

El hoy pesebre escenificado del Greccio, es considerado el Belén viviente más bello de Italia, no sólo por el histórico lugar, sino porque continúa impregnado con la tradición franciscana en torno al nacimiento del salvador.

FB-Fuoriporta.jpg
El Belén Viviente del Greccio es considerado el más bello de Italia / Foto: FB-Fuoriporta.

Este belén, que se ha presentado durante la vigilia de la Navidad, el 24 de diciembre, a las 22:30, y que repetirá el 26 y 27 de diciembre, y el 1, 2, 3 de enero, más el día de la Epifanía del Señor, justamente ilustra cómo nació la tradición del pesebre con San Francisco de Asís; todo a través de la música, luces y varias escenas de la historia de la Navidad, que se desarrollan en un ambiente medieval con personajes y trajes de la época en la cual el santo franciscano realizó la representación de la natividad de Cristo.

El pesebre se popularizó desde el Greccio al mundo, comenzando su recorrido por Italia, donde se hizo muy conocido en el siglo XVI, y llegando luego a Europa gracias al rey Carlos VII de Nápoles quien promovió su difusión entre la aristocracia española. De España, se extendió luego hasta América.

El Santuario del Pesebre en Greccio

Es tan importante la historia del Pesebre en Greccio, que en la localidad italiana existe un santuario dedicado al nacimiento.

Tras la muerte de San Francisco de Asís, quien murió en 1226, unos años después de haber compuesto el Belén, se comenzó a construir en Greccio lo que hoy se conoce como el Santuario del Pesebre, conformado por un complejo que se ha ido edificando con el paso de los años.

El centro del santuario es la Capilla del Pesebre, que es la pequeña gruta donde el santo representó el nacimiento. Ésta se conserva casi intacta destacándose la roca donde Francisco de Asís realizó la cuna con paja para ubicar la imagen del Niño Jesús. Cuenta una tradición, que cuando el santo italiano colocó al pequeño Jesús en la cuna, éste sonrió y bendijo a todos los que estaban allí.

Además de la Capilla del Pesebre, también se conserva la celda de San Francisco, convertida también en capilla, se guardan frescos de Giotto que datan entre los siglos XIII y XIV que ilustran el pesebre realizado por San Francisco; y se edificó una nueva iglesia con vitrales que evocan el nacimiento de Jesús.

De la redacción de Gaudium Press, con información de Acistampa, SIR y fuoriporta.org.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La Conferencia de Obispos Católicos se abstuvo de comentar mientras avanza la investigación polic ...
 
La Madre Agnes Mariam de la Croix, Carmelita Descalza, relató el portento sucedido durante la ocupa ...
 
Después de 35 años de fuerte migración, la población cristiana local podría comenzar a recupera ...
 
La resolución se da a raíz del interrogatorio a que fue sometido Brian C. Buescher, un abogado que ...
 
Tras el atentado contra la Escuela de Cadetes de Policía en Bogotá, Colombia, ocurrido en la maña ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading