Loading
 
 
 
Loading
 
Obispo castrense de Polonia afirma que el fundamento de un ejército son sus valores morales
Loading
 
5 de Febrero de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Varsovia (Martes, 05-02-2019, Gaudium Press) Con motivo del centenario del establecimiento del Obispado del Ejército Polaco en la persona de Mons. Stanislaw Galla, primer Obispo castrense del país, el actual Obispo del Ejército Polaco, Mons. Józef Guzdek, describió la importancia de la misión de los capellanes militares en el país. "Los capellanes pasaron un difícil examen en los momentos más difíciles para Polonia y les aseguro que si surgiera la necesidad ahora, no fallarían", expresó el prelado.

Mons Jozef Guzdek Gaudium Press.jpg
Mons. Józef Guzdek, Obispo del Ejército Polaco. Foto: Gagorski.
"Con el nombramiento del primer Obispo, los padres de la Independencia dieron una clara señal de que el fundamento de un ejército fuerte son los valores morales. Sí, la fuerza de la espada es importante, pero la fuerza del espíritu es aún más importante", destacó Mons Guzdek en una entrevista concedida a KAI. El servicio de los capellanes fue de gran importancia para los más vulnerables del conflicto y la religión católica fue uno de los principales factores unificadores del ejército. Para el prelado, el Obispado "pasó rápidamente la prueba de fidelidad a la Patria, al servicio de los soldados".

Este servicio permanece útil y oportuno también en tiempos de paz, explicó el Obispo castrense. "A pesar de las circunstancias cambiantes y el paso del tiempo, una cosa permanece sin cambios: la tarea del capellán es acompañar al soldado", recordó el prelado. "Al proclamar la palabra de Dios, trata de moldear su conciencia para que no pueda perder las cualidades de un hombre bueno, sensible y noble mientras mantiene el coraje y la valentía en el campo de batalla".

Mons. Guzdek recordó que los militares frecuentemente enfrentan muchas cuestiones morales y existenciales, deben luchar contra su propia debilidad y pecado y está expuesto a las heridas psicológicas, además de enfrentar riesgos de ruptura familiar por las particulares exigencias de su trabajo. "Los soldados aprecian el ministerio de capellanes que conocen las realidades del servicio militar y han estado con ellos en lugares de conflicto armado", indicó el Obispo. "Tengo en mente a un soldado que pidió una confesión en su lecho de muerte, pero él hizo una condición: debería ser un capellán que ha tenido misiones y conoce las realidades del servicio".

La misión de los capellanes militares no contradice la búsqueda del diálogo y la paz por parte de la Iglesia, que comunica el llamado del Evangelio al perdón y la caridad. "El servicio por la paz y la fraternidad pertenece a la esencia de los valores evangélicos", recordó Mons. Guzdek. "El pacifismo extremo es ajeno al espíritu del Evangelio. Vale la pena recordarlo", indicó el prelado, quien recordó que "hay situaciones en que el cristiano está obligado a tomar las armas y defender los valores más altos".

"Por el futuro del Ordinariato Militar, pido una oración por nuevas vocaciones sacerdotales para este ministerio único. Necesitamos clérigos que no carezcan de cualidades como el coraje, la valentía, la prudencia, así como la fuerza física y espiritual para superar las dificultades", concluyó el prelado. "Simplemente no pueden faltar en el ejército. Los capellanes pasaron un difícil examen en los momentos más difíciles para Polonia y les aseguro que si surgiera la necesidad ahora, tampoco los dejarían decepcionados".

Con información de KAI.

 

Loading
Obispo castrense de Polonia afirma que el fundamento de un ejército son sus valores morales

Varsovia (Martes, 05-02-2019, Gaudium Press) Con motivo del centenario del establecimiento del Obispado del Ejército Polaco en la persona de Mons. Stanislaw Galla, primer Obispo castrense del país, el actual Obispo del Ejército Polaco, Mons. Józef Guzdek, describió la importancia de la misión de los capellanes militares en el país. "Los capellanes pasaron un difícil examen en los momentos más difíciles para Polonia y les aseguro que si surgiera la necesidad ahora, no fallarían", expresó el prelado.

Mons Jozef Guzdek Gaudium Press.jpg
Mons. Józef Guzdek, Obispo del Ejército Polaco. Foto: Gagorski.
"Con el nombramiento del primer Obispo, los padres de la Independencia dieron una clara señal de que el fundamento de un ejército fuerte son los valores morales. Sí, la fuerza de la espada es importante, pero la fuerza del espíritu es aún más importante", destacó Mons Guzdek en una entrevista concedida a KAI. El servicio de los capellanes fue de gran importancia para los más vulnerables del conflicto y la religión católica fue uno de los principales factores unificadores del ejército. Para el prelado, el Obispado "pasó rápidamente la prueba de fidelidad a la Patria, al servicio de los soldados".

Este servicio permanece útil y oportuno también en tiempos de paz, explicó el Obispo castrense. "A pesar de las circunstancias cambiantes y el paso del tiempo, una cosa permanece sin cambios: la tarea del capellán es acompañar al soldado", recordó el prelado. "Al proclamar la palabra de Dios, trata de moldear su conciencia para que no pueda perder las cualidades de un hombre bueno, sensible y noble mientras mantiene el coraje y la valentía en el campo de batalla".

Mons. Guzdek recordó que los militares frecuentemente enfrentan muchas cuestiones morales y existenciales, deben luchar contra su propia debilidad y pecado y está expuesto a las heridas psicológicas, además de enfrentar riesgos de ruptura familiar por las particulares exigencias de su trabajo. "Los soldados aprecian el ministerio de capellanes que conocen las realidades del servicio militar y han estado con ellos en lugares de conflicto armado", indicó el Obispo. "Tengo en mente a un soldado que pidió una confesión en su lecho de muerte, pero él hizo una condición: debería ser un capellán que ha tenido misiones y conoce las realidades del servicio".

La misión de los capellanes militares no contradice la búsqueda del diálogo y la paz por parte de la Iglesia, que comunica el llamado del Evangelio al perdón y la caridad. "El servicio por la paz y la fraternidad pertenece a la esencia de los valores evangélicos", recordó Mons. Guzdek. "El pacifismo extremo es ajeno al espíritu del Evangelio. Vale la pena recordarlo", indicó el prelado, quien recordó que "hay situaciones en que el cristiano está obligado a tomar las armas y defender los valores más altos".

"Por el futuro del Ordinariato Militar, pido una oración por nuevas vocaciones sacerdotales para este ministerio único. Necesitamos clérigos que no carezcan de cualidades como el coraje, la valentía, la prudencia, así como la fuerza física y espiritual para superar las dificultades", concluyó el prelado. "Simplemente no pueden faltar en el ejército. Los capellanes pasaron un difícil examen en los momentos más difíciles para Polonia y les aseguro que si surgiera la necesidad ahora, tampoco los dejarían decepcionados".

Con información de KAI.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La cita será el 18 de febrero en la Basílica de Santa María sopra Minerva, donde se encuentra el ...
 
Michael Habsburg-Lothringen, presidente de la Fundación Mindszenty, anunció que fue firmado el dec ...
 
Santa Teresa de Jesús solía decir sobre el Patrono de la Iglesia Universal: "No me acuerdo hasta a ...
 
Padre Pio era molto legato all’arcangelo Michele ...
 
El prelado reflexionó sobre aspectos de la formación de sacerdotes y causas la crisis actual de la ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading