Loading
 
 
 
Loading
 
"Flashes": momentos de Tabor
Loading
 
12 de Febrero de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Martes, 12-02-2019, Gaudium Press) Los tres Apóstoles que vieron la Transfiguración de Nuestro Señor en el Monte Tabor recibieron una extraordinaria gracia mística.

2.jpg

No colocar obstáculos

¿Qué viene a ser "gracia mística"?

Recibimos una gracia mística cuando experimentamos "en el fondo del alma quién es Dios, y su propia fuerza". Por ejemplo, entramos a una iglesia gótica, oímos armoniosos sonidos del órgano y quedamos maravillados; eso induce nuestra alma a adorar al Redentor, pues nos sentimos amados por Él.

"Dios derrama gracias místicas sobre todos los que trillan las vías de la salvación, en intensidad mayor o menor, según el caso. Pero nadie está excluido de recibirlas." Esas gracias "nos animan a enfrentar los sacrificios de esta vida. Se trata de experiencias místicas que nos tornan patente cuanto Jesús nos ama y quiere nuestra eterna gloria.

"Así, a lo largo de nuestra existencia terrena, ya iremos experimentando un poco de las delicias eternas, y las tiendas tan deseadas por San Pedro sobre el monte de la Transfiguración; Jesús las irá levantando en el ‘Tabor' de nuestros corazones. Para tal, Él exige de nosotros apenas una condición: que no le coloquemos obstáculos."

Como sucede con todos los dones divinos, para corresponder a las gracias místicas es preciso hacer los esfuerzos propios a la práctica de las virtudes. Afirma el famoso teólogo dominico Garrigou-Lagrange: "La mística que no presupone una ascesis seria es una falsa mística: fue la de los quietistas."

Inteligencia, voluntad y sensibilidad

A determinadas gracias místicas el Prof. Plinio Corrêa de Oliveira llamaba "flashes". Explica Monseñor João Clá:

"El ‘flash' se señala por su vehemencia, pues Dios entra en contacto directo con el alma, poniéndola en una situación de arrebato. Él favorece la inteligencia a través de un conocimiento sobrenatural muy superior al que esta podría recibir por los sentidos, dándole certezas plenas y haciéndola ver con rapidez y profundidad aquello que jamás llegaría a captar con años de estudio.

"También invita a la voluntad a amar sin esfuerzo las cosas que llevan al bien, infundiéndole fuerzas y entusiasmo para practicar las virtudes, abandonar todo lo que aleja del camino de la santidad.

"Por último, confiere a la sensibilidad tal ordenación que, en el momento del ‘flash', se diría que las miserias del pecado original fueron borradas: la inocencia parece restaurada y la persona se siente angelizada. [...]

Analogía con la visión beatífica

"Dr. Plinio mostraba cuánto consideraba esa gracia mística uno de los mayores beneficios recibidos de la Providencia, y la calificaba, inclusive, como un poderoso auxilio para la virtud de la Fe: ‘Yo tengo la impresión - decía él - de que la Fe se torna casi una evidencia cuando la persona está recibiendo el ‘flash'. Ella se siente como que transpuesta para un orden de cosas medio paradisíaca y celeste. [...] Tengo la tendencia de creer que el ‘flash' sobrenatural tiene alguna analogía con la visión beatífica, en la cual el hombre ve a Dios intuitivamente, por encima de los sentidos.'"

La vida del Prof. Plinio Corrêa de Oliveira fue, desde la más tierna infancia, repleta de "flashes", a los cuales siempre mantuvo total fidelidad. Dijo él:

"Cada uno, con la peculiaridad de su espíritu y la riqueza de su personalidad, en relación a los ‘flashes' debe ir palpando y tanteando sus impresiones, a fin de buscar seguir un camino análogo al que trillé. Esforzarse en recordar de esas gracias recibidas, explicitar las sensaciones que causaron, de manera a saber decir cuál fue su substancia y, posteriormente, establecer correlaciones y principios."

Rememorar los "flashes" recibidos

Debemos recordar con frecuencia los "flashes" que recibimos.

"Todo cristiano, cuando sigue con fidelidad los pasos de Jesús, tiene en su vida espiritual momentos de Tabor, en los cuales ve con particular clareza el esplendor de Nuestro Señor Jesucristo. Es la hora de la Transfiguración. Podrá ser en una celebración litúrgica, al recibir la Eucaristía, durante una Confesión, cuando hace una oración notablemente fervorosa o, hasta incluso, en una circunstancia inesperada de su día a día.

"Quien escoge la ocasión para favorecer el alma con gracias místicas es el Espíritu Santo. El recuerdo de esas inefables consolaciones debe ser guardada en la memoria con cuidado, como quien pega en un álbum las fotos de los mejores episodios de la vida, para revivir, más tarde, la felicidad de aquellos instantes únicos."

Fidelidad y perseverancia a la hora de la prueba

Entretanto no se trata apenas de una simple recordación.

Afirma el Prof. Plinio Corrêa de Oliveira:

"Cuando yo recuerdo el ‘flash', él está en mi como una brasa sobre la cual alguien sopla: recibe oxígeno y toma fuerza. Por tanto, no se trata de mero recuerdo, sino de una reviviscencia, con mucho alcance para la vida espiritual.

"Soplar las brasas de nuestros ‘flashes' es unirnos más a Nuestra Señora, pues valoriza algo que Ella dejó en el fondo de nuestras almas. Entonces, como árbol que descansó fuertes raíces y resiste a la tempestad, los ‘flashes' bien cultivados son garantía de fidelidad y perseverancia, llegada la hora de la prueba."

Y la hora de la prueba llegó para los Apóstoles con la Pasión, pero después tuvieron las alegrías de la Resurrección. También para nosotros vendrán grandes dolores durante los acontecimientos previstos por Nuestra Señora en Fátima, después de los cuales tendremos indecible júbilo, pues habrá el triunfo del Inmaculado Corazón de la Santísima Virgen, o sea, será implantado en todo su esplendor el Reino de María.(JSG)

Por Paulo Francisco Martos

(in "Noções de História Sagrada" - 181)

................................................................

Bibliografía

CLÁ DIAS, João Scognamiglio. EP. O inédito sobre os Evangelhos. Vaticano: Libreria Editrice Vaticana; São Paulo: Instituto Lumen Sapientiae, 2014, v. III, p. 83.

CLÁ DIAS, João Scognamiglio. EP. O inédito sobre os Evangelhos. Vaticano: Libreria Editrice Vaticana; São Paulo: Instituto Lumen Sapientiae,, 2013, v. VII, p. 140-141.

GARRIGOU-LAGRANGE, OP, Réginald. Les trois âges de la vie intérieure. Paris: Du Cerf, 1955, v. I, p.27.

CLÁ DIAS. O dom de sabedoria na mente, vida e obra de Plinio Corrêa de Oliveira. Cidade do Vaticano: Libreria Editrice Vaticana; São Paulo: Instituto Lumen Sapintiae. 2016, v. IV, p. 570-572.

CORRÊA DE OLIVEIRA, Plinio. O luminoso caminho dos flashes. In revista Dr. Plinio, São Paulo. Ano VII, n. 81 (dezembro 2004), p. 16.

CLÁ DIAS. O inédito sobre os Evangelhos. Vaticano: Libreria Editrice Vaticana; São Paulo: Instituto Lumen Sapientiae, 2013, v. VII, p. 172.

Apud CLÁ DIAS. O dom de sabedoria na mente, vida e obra de Plinio Corrêa de Oliveira. Cidade do Vaticano: Libreria Editrice Vaticana; São Paulo: Instituto Lumen Sapintiae. 2016, v. IV, p. 573-574.

 

Loading
"Flashes": momentos de Tabor

Redacción (Martes, 12-02-2019, Gaudium Press) Los tres Apóstoles que vieron la Transfiguración de Nuestro Señor en el Monte Tabor recibieron una extraordinaria gracia mística.

2.jpg

No colocar obstáculos

¿Qué viene a ser "gracia mística"?

Recibimos una gracia mística cuando experimentamos "en el fondo del alma quién es Dios, y su propia fuerza". Por ejemplo, entramos a una iglesia gótica, oímos armoniosos sonidos del órgano y quedamos maravillados; eso induce nuestra alma a adorar al Redentor, pues nos sentimos amados por Él.

"Dios derrama gracias místicas sobre todos los que trillan las vías de la salvación, en intensidad mayor o menor, según el caso. Pero nadie está excluido de recibirlas." Esas gracias "nos animan a enfrentar los sacrificios de esta vida. Se trata de experiencias místicas que nos tornan patente cuanto Jesús nos ama y quiere nuestra eterna gloria.

"Así, a lo largo de nuestra existencia terrena, ya iremos experimentando un poco de las delicias eternas, y las tiendas tan deseadas por San Pedro sobre el monte de la Transfiguración; Jesús las irá levantando en el ‘Tabor' de nuestros corazones. Para tal, Él exige de nosotros apenas una condición: que no le coloquemos obstáculos."

Como sucede con todos los dones divinos, para corresponder a las gracias místicas es preciso hacer los esfuerzos propios a la práctica de las virtudes. Afirma el famoso teólogo dominico Garrigou-Lagrange: "La mística que no presupone una ascesis seria es una falsa mística: fue la de los quietistas."

Inteligencia, voluntad y sensibilidad

A determinadas gracias místicas el Prof. Plinio Corrêa de Oliveira llamaba "flashes". Explica Monseñor João Clá:

"El ‘flash' se señala por su vehemencia, pues Dios entra en contacto directo con el alma, poniéndola en una situación de arrebato. Él favorece la inteligencia a través de un conocimiento sobrenatural muy superior al que esta podría recibir por los sentidos, dándole certezas plenas y haciéndola ver con rapidez y profundidad aquello que jamás llegaría a captar con años de estudio.

"También invita a la voluntad a amar sin esfuerzo las cosas que llevan al bien, infundiéndole fuerzas y entusiasmo para practicar las virtudes, abandonar todo lo que aleja del camino de la santidad.

"Por último, confiere a la sensibilidad tal ordenación que, en el momento del ‘flash', se diría que las miserias del pecado original fueron borradas: la inocencia parece restaurada y la persona se siente angelizada. [...]

Analogía con la visión beatífica

"Dr. Plinio mostraba cuánto consideraba esa gracia mística uno de los mayores beneficios recibidos de la Providencia, y la calificaba, inclusive, como un poderoso auxilio para la virtud de la Fe: ‘Yo tengo la impresión - decía él - de que la Fe se torna casi una evidencia cuando la persona está recibiendo el ‘flash'. Ella se siente como que transpuesta para un orden de cosas medio paradisíaca y celeste. [...] Tengo la tendencia de creer que el ‘flash' sobrenatural tiene alguna analogía con la visión beatífica, en la cual el hombre ve a Dios intuitivamente, por encima de los sentidos.'"

La vida del Prof. Plinio Corrêa de Oliveira fue, desde la más tierna infancia, repleta de "flashes", a los cuales siempre mantuvo total fidelidad. Dijo él:

"Cada uno, con la peculiaridad de su espíritu y la riqueza de su personalidad, en relación a los ‘flashes' debe ir palpando y tanteando sus impresiones, a fin de buscar seguir un camino análogo al que trillé. Esforzarse en recordar de esas gracias recibidas, explicitar las sensaciones que causaron, de manera a saber decir cuál fue su substancia y, posteriormente, establecer correlaciones y principios."

Rememorar los "flashes" recibidos

Debemos recordar con frecuencia los "flashes" que recibimos.

"Todo cristiano, cuando sigue con fidelidad los pasos de Jesús, tiene en su vida espiritual momentos de Tabor, en los cuales ve con particular clareza el esplendor de Nuestro Señor Jesucristo. Es la hora de la Transfiguración. Podrá ser en una celebración litúrgica, al recibir la Eucaristía, durante una Confesión, cuando hace una oración notablemente fervorosa o, hasta incluso, en una circunstancia inesperada de su día a día.

"Quien escoge la ocasión para favorecer el alma con gracias místicas es el Espíritu Santo. El recuerdo de esas inefables consolaciones debe ser guardada en la memoria con cuidado, como quien pega en un álbum las fotos de los mejores episodios de la vida, para revivir, más tarde, la felicidad de aquellos instantes únicos."

Fidelidad y perseverancia a la hora de la prueba

Entretanto no se trata apenas de una simple recordación.

Afirma el Prof. Plinio Corrêa de Oliveira:

"Cuando yo recuerdo el ‘flash', él está en mi como una brasa sobre la cual alguien sopla: recibe oxígeno y toma fuerza. Por tanto, no se trata de mero recuerdo, sino de una reviviscencia, con mucho alcance para la vida espiritual.

"Soplar las brasas de nuestros ‘flashes' es unirnos más a Nuestra Señora, pues valoriza algo que Ella dejó en el fondo de nuestras almas. Entonces, como árbol que descansó fuertes raíces y resiste a la tempestad, los ‘flashes' bien cultivados son garantía de fidelidad y perseverancia, llegada la hora de la prueba."

Y la hora de la prueba llegó para los Apóstoles con la Pasión, pero después tuvieron las alegrías de la Resurrección. También para nosotros vendrán grandes dolores durante los acontecimientos previstos por Nuestra Señora en Fátima, después de los cuales tendremos indecible júbilo, pues habrá el triunfo del Inmaculado Corazón de la Santísima Virgen, o sea, será implantado en todo su esplendor el Reino de María.(JSG)

Por Paulo Francisco Martos

(in "Noções de História Sagrada" - 181)

................................................................

Bibliografía

CLÁ DIAS, João Scognamiglio. EP. O inédito sobre os Evangelhos. Vaticano: Libreria Editrice Vaticana; São Paulo: Instituto Lumen Sapientiae, 2014, v. III, p. 83.

CLÁ DIAS, João Scognamiglio. EP. O inédito sobre os Evangelhos. Vaticano: Libreria Editrice Vaticana; São Paulo: Instituto Lumen Sapientiae,, 2013, v. VII, p. 140-141.

GARRIGOU-LAGRANGE, OP, Réginald. Les trois âges de la vie intérieure. Paris: Du Cerf, 1955, v. I, p.27.

CLÁ DIAS. O dom de sabedoria na mente, vida e obra de Plinio Corrêa de Oliveira. Cidade do Vaticano: Libreria Editrice Vaticana; São Paulo: Instituto Lumen Sapintiae. 2016, v. IV, p. 570-572.

CORRÊA DE OLIVEIRA, Plinio. O luminoso caminho dos flashes. In revista Dr. Plinio, São Paulo. Ano VII, n. 81 (dezembro 2004), p. 16.

CLÁ DIAS. O inédito sobre os Evangelhos. Vaticano: Libreria Editrice Vaticana; São Paulo: Instituto Lumen Sapientiae, 2013, v. VII, p. 172.

Apud CLÁ DIAS. O dom de sabedoria na mente, vida e obra de Plinio Corrêa de Oliveira. Cidade do Vaticano: Libreria Editrice Vaticana; São Paulo: Instituto Lumen Sapintiae. 2016, v. IV, p. 573-574.

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/101246--Flashes---momentos-de-Tabor. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La cita será el 18 de febrero en la Basílica de Santa María sopra Minerva, donde se encuentra el ...
 
Michael Habsburg-Lothringen, presidente de la Fundación Mindszenty, anunció que fue firmado el dec ...
 
Santa Teresa de Jesús solía decir sobre el Patrono de la Iglesia Universal: "No me acuerdo hasta a ...
 
Padre Pio era molto legato all’arcangelo Michele ...
 
El prelado reflexionó sobre aspectos de la formación de sacerdotes y causas la crisis actual de la ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading