Loading
 
 
 
Loading
 
Más de 1200 personas se congregan para visitar la cruz subacuática del Lago Michigan, visible a través del hielo
Loading
 
13 de Marzo de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Petoskey (Miércoles, 13-03-2019, Gaudium Press) El pasado 09 de marzo, más de 1200 personas se congregaron en Petoskey, Michigan, Estados Unidos, para aprovechar las bajas temperaturas que permiten acercarse y observar el crucifijo subacuático de la bahía de Little Traverse. Los fieles tuvieron que caminar más de 2.400 metros sobre las aguas congeladas para apreciar el Cristo, visible gracias a una tienda instalada en el lugar y la ayuda de luces subacuáticas.

 Video de la visita al Cristo sumergido en el Lago Michigan. Imágenes: Northern Michigan Aerial Services
El Cristo admirado por los presentes es una escultura en mármol realizada por artistas italianos e importada por una familia adinerada de la población de Rapson. El crucifijo, de más de tres metros de altura, había sufrido daños durante el traslado desde Italia, por lo cual no se pudo instalar definitivamente en una parroquia y fue objeto de una reclamación de seguros. Un club de buceo local adquirió la pieza en remate para conmemorar a uno de sus miembros que falleció ahogado y a todas las personas que han perdido la vida en el lago.

Los buzos comisionaron una restauración de la escultura y luego lo transportaron en un rompehielos hasta dejarlo en una ubicación a más de 300 metros de la orilla en 1962. En 1984, el crucifijo fue trasladado a una nueva locación a 2.400 metros de distancia de la orilla pero a menor profundidad (casi siete metros) para poder visitarlo buceando más fácilmente.

Una vez al año, en los meses de febrero o marzo, se organiza una visita a pie aprovechando la solidez del hielo que se forma sobre el lago, de forma que todas las personas puedan apreciar el crucifijo sin necesidad de bucear. En los últimos tres años, el hielo estuvo inestable, por lo cual no se realizó la actividad, que ha llegado a congregar un récord de 2.021 personas que deben permanecer en pie más de dos horas para ver el crucifijo y orar ante él.

Con información de National Catholic Register.

 

 

Loading
Más de 1200 personas se congregan para visitar la cruz subacuática del Lago Michigan, visible a través del hielo

Petoskey (Miércoles, 13-03-2019, Gaudium Press) El pasado 09 de marzo, más de 1200 personas se congregaron en Petoskey, Michigan, Estados Unidos, para aprovechar las bajas temperaturas que permiten acercarse y observar el crucifijo subacuático de la bahía de Little Traverse. Los fieles tuvieron que caminar más de 2.400 metros sobre las aguas congeladas para apreciar el Cristo, visible gracias a una tienda instalada en el lugar y la ayuda de luces subacuáticas.

 Video de la visita al Cristo sumergido en el Lago Michigan. Imágenes: Northern Michigan Aerial Services
El Cristo admirado por los presentes es una escultura en mármol realizada por artistas italianos e importada por una familia adinerada de la población de Rapson. El crucifijo, de más de tres metros de altura, había sufrido daños durante el traslado desde Italia, por lo cual no se pudo instalar definitivamente en una parroquia y fue objeto de una reclamación de seguros. Un club de buceo local adquirió la pieza en remate para conmemorar a uno de sus miembros que falleció ahogado y a todas las personas que han perdido la vida en el lago.

Los buzos comisionaron una restauración de la escultura y luego lo transportaron en un rompehielos hasta dejarlo en una ubicación a más de 300 metros de la orilla en 1962. En 1984, el crucifijo fue trasladado a una nueva locación a 2.400 metros de distancia de la orilla pero a menor profundidad (casi siete metros) para poder visitarlo buceando más fácilmente.

Una vez al año, en los meses de febrero o marzo, se organiza una visita a pie aprovechando la solidez del hielo que se forma sobre el lago, de forma que todas las personas puedan apreciar el crucifijo sin necesidad de bucear. En los últimos tres años, el hielo estuvo inestable, por lo cual no se realizó la actividad, que ha llegado a congregar un récord de 2.021 personas que deben permanecer en pie más de dos horas para ver el crucifijo y orar ante él.

Con información de National Catholic Register.

 

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Más de 200 muertos y 400 heridos es el saldo de la más reciente expresión de violencia anticristi ...
 
Los 120 Mártires canonizados por San Juan Pablo II son el nuevo objetivo de la lucha del régimen c ...
 
Los nuevos miembros de la Iglesia deben asociarse a la misión evangelizadora de la Iglesia. ...
 
Ayer, en la Misa de la Resurrección del Señor, el Pontífice se dirigió a los feligreses que ocup ...
 
Los 294 catecúmenos estaban así distribuidos: 154 son de la capital Phnom Penh, 80 son de la ciuda ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading