Loading
 
 
 
Loading
 
Arzobispo de Los Ángeles publica reflexión de Cuaresma sobre la virtud de la humildad
Loading
 
16 de Marzo de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Los Ángeles (Sábado, 16-03-2019, Gaudium Press) Mons. José Gómez, Arzobispo de Los Ángeles, Estados Unidos, publicó un artículo en el periódico diocesano Angelus News para invitar a los fieles locales a reflexionar sobre la virtud de la humildad durante el tiempo de Cuaresma. El prelado recomendó contemplar la humildad de Jesucristo y de su Santísima Madre como modelo auténtico.

MONS JOSE GOMEZ GAUDIUM PRESS.jpg
Mons. José Gómez, Arzobispo de Los Ángeles, Estados Unidos. Foto: Prayitno
"La humildad es la clave que nos permite entrar en el corazón de Jesucristo. 'Aprended de mí, porque soy manso y humilde de corazón', nos dice", expuso Mons Gómez. "Cuando lo pensamos, la 'humildad de Dios' es una de las verdades definitorias de nuestra fe". Esta virtud se demuestra en la Encarnación de Cristo, cuando Dios mismo se reduce a la forma humana y se entrega en servicio del hombre hasta el extremo de la muerte en la Cruz.

El ejemplo mismo de Dios debe iluminar la vida de los fieles. "La humildad de Dios tiene el propósito de mostrarnos una nueva forma de vivir. Imitar a Jesús en su humildad: así es como descubrimos nuestra verdadera humanidad", expuso el Arzobispo.

Pero así como recomendó la práctica de la humildad, aclaró que muchas veces es mal entendida. "No significa que debamos degradarnos o castigarnos por nuestros fracasos y debilidades. No se trata de sentirse inferior o como si no valiéramos nada. Eso no es humildad", enseñó Mons. Gómez. "Santa Teresa de Ávila dijo que la humildad es verdad. Significa saber quiénes somos, requiere ser honestos con nosotros mismos".

Esta honestidad lleva al creyente a aceptar su condición de pecador y su indignidad ante Dios, como se hace al inicio de cada Eucaristía. "Pero esta no es toda la verdad sobre quienes somos. En humildad sabemos que estamos rotos, que somos débiles", indicó. "Pero con humildad también sabemos que somos amados por Dios, y que Él nos llama a caminar con Jesús, a seguirlo y a compartir esta santidad".

La humildad también permite a los fieles saber que todo lo que tienen es regalo de Dios y ser conscientes de la necesidad y la grandeza de la misericordia de Dios. "Luchar por ser agradecido nos mantendrá humildes. Nos hacemos más conscientes de los dones de Dios en nuestras vidas y más conscientes de que no hay nada que podamos hacer para 'merecer' o ganar su amor", expuso el Arzobispo. "Humildad significa saber que necesitamos a Dios, que dependemos de él para todo. Humildad significa saber que con Dios todas las cosas son posibles y que podemos hacer todas las cosas a través de la fuerza que Él nos da".

El prelado recomendó fomentar la humildad para poder estar al servicio de los demás, en particular de los más necesitados, y para confiar sin límites en la Providencia de Dios como un niño confía en sus padres. La humildad también permite la obediencia a Dios y el despojo de la propia voluntad ante la voluntad de Dios.

"Como nos dicen los santos, la humildad significa vernos a nosotros mismos como un pincel en manos de un artista, confiando en su plan, permitiéndole usar nuestras vidas para cumplir sus propósitos", concluyó Mons. Gómez quien puso como ejemplo de esta virtud a la Santísima Virgen María. "En su humildad, ella se ofreció a ser la esclava de Dios. A través de su intercesión, que Dios nos conceda la gracia de ser humildes de corazón como ella lo fue, y como Jesús nos llama a ser".

Con información de Angelus News.

 

Loading
Arzobispo de Los Ángeles publica reflexión de Cuaresma sobre la virtud de la humildad

Los Ángeles (Sábado, 16-03-2019, Gaudium Press) Mons. José Gómez, Arzobispo de Los Ángeles, Estados Unidos, publicó un artículo en el periódico diocesano Angelus News para invitar a los fieles locales a reflexionar sobre la virtud de la humildad durante el tiempo de Cuaresma. El prelado recomendó contemplar la humildad de Jesucristo y de su Santísima Madre como modelo auténtico.

MONS JOSE GOMEZ GAUDIUM PRESS.jpg
Mons. José Gómez, Arzobispo de Los Ángeles, Estados Unidos. Foto: Prayitno
"La humildad es la clave que nos permite entrar en el corazón de Jesucristo. 'Aprended de mí, porque soy manso y humilde de corazón', nos dice", expuso Mons Gómez. "Cuando lo pensamos, la 'humildad de Dios' es una de las verdades definitorias de nuestra fe". Esta virtud se demuestra en la Encarnación de Cristo, cuando Dios mismo se reduce a la forma humana y se entrega en servicio del hombre hasta el extremo de la muerte en la Cruz.

El ejemplo mismo de Dios debe iluminar la vida de los fieles. "La humildad de Dios tiene el propósito de mostrarnos una nueva forma de vivir. Imitar a Jesús en su humildad: así es como descubrimos nuestra verdadera humanidad", expuso el Arzobispo.

Pero así como recomendó la práctica de la humildad, aclaró que muchas veces es mal entendida. "No significa que debamos degradarnos o castigarnos por nuestros fracasos y debilidades. No se trata de sentirse inferior o como si no valiéramos nada. Eso no es humildad", enseñó Mons. Gómez. "Santa Teresa de Ávila dijo que la humildad es verdad. Significa saber quiénes somos, requiere ser honestos con nosotros mismos".

Esta honestidad lleva al creyente a aceptar su condición de pecador y su indignidad ante Dios, como se hace al inicio de cada Eucaristía. "Pero esta no es toda la verdad sobre quienes somos. En humildad sabemos que estamos rotos, que somos débiles", indicó. "Pero con humildad también sabemos que somos amados por Dios, y que Él nos llama a caminar con Jesús, a seguirlo y a compartir esta santidad".

La humildad también permite a los fieles saber que todo lo que tienen es regalo de Dios y ser conscientes de la necesidad y la grandeza de la misericordia de Dios. "Luchar por ser agradecido nos mantendrá humildes. Nos hacemos más conscientes de los dones de Dios en nuestras vidas y más conscientes de que no hay nada que podamos hacer para 'merecer' o ganar su amor", expuso el Arzobispo. "Humildad significa saber que necesitamos a Dios, que dependemos de él para todo. Humildad significa saber que con Dios todas las cosas son posibles y que podemos hacer todas las cosas a través de la fuerza que Él nos da".

El prelado recomendó fomentar la humildad para poder estar al servicio de los demás, en particular de los más necesitados, y para confiar sin límites en la Providencia de Dios como un niño confía en sus padres. La humildad también permite la obediencia a Dios y el despojo de la propia voluntad ante la voluntad de Dios.

"Como nos dicen los santos, la humildad significa vernos a nosotros mismos como un pincel en manos de un artista, confiando en su plan, permitiéndole usar nuestras vidas para cumplir sus propósitos", concluyó Mons. Gómez quien puso como ejemplo de esta virtud a la Santísima Virgen María. "En su humildad, ella se ofreció a ser la esclava de Dios. A través de su intercesión, que Dios nos conceda la gracia de ser humildes de corazón como ella lo fue, y como Jesús nos llama a ser".

Con información de Angelus News.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Más de 200 muertos y 400 heridos es el saldo de la más reciente expresión de violencia anticristi ...
 
Los 120 Mártires canonizados por San Juan Pablo II son el nuevo objetivo de la lucha del régimen c ...
 
Los nuevos miembros de la Iglesia deben asociarse a la misión evangelizadora de la Iglesia. ...
 
Ayer, en la Misa de la Resurrección del Señor, el Pontífice se dirigió a los feligreses que ocup ...
 
Los 294 catecúmenos estaban así distribuidos: 154 son de la capital Phnom Penh, 80 son de la ciuda ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading