Loading
 
 
 
Loading
 
Cardenal Osoro presididrá el Vía Crucis del Viernes de Dolores en parroquias de Madrid
Loading
 
10 de Abril de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Madrid (Miércoles, 10-04-2019, Gaudium Press) Con el lema "Junto a María, Madre del Redentor", este 12 de abril, conocido como el Viernes de Dolores -que antecede a la Semana Santa-, tendrá lugar en Madrid el tradicional Vía Crucis presidido por el Arzobispo. La meditación de la vía dolorosa de Nuestro Señor comenzará a las 17:00 horas, y consiste en un itinerario que realizará el Cardenal Carlos Osoro en 14 parroquias y templos de la capital Española. En cada uno de estos lugares el purpurado rezará una estación del Santo Vía Crucis.

El Arzobispo de Madrid comenzará el itinerario en el Hogar Santa Teresa de Jornet, para continuar en la parroquia San Sebastián Mártir, y seguir hacia la parroquia de Santa Casilda, donde está pre visto que arribe el Cardenal a las 17:40. A las 18:00 continuará el recorrido en la parroquia de Nuestra Señora de las Delicias, para pasar a la iglesia de San Ramón Nonato.

via_crucis_2019 Semana Santa Archi Madrid.jpg

Está previsto que el purpurado llegue a la parroquia de Nuestra Señora de los Apóstoles a las 18:45, para unos minutos después pasar al templo de San Blas, y posteriormente a la iglesia de Santísima Trinidad. De allí proseguirá hacia la Parroquia del Espíritu Santo y Nuestra Señora de la Araucana.

Cuando el reloj marque las 20:10, el Cardenal estará rezando una estación del Vía Crucis en el templo de San Germán. De Allí seguirá la vía de la Cruz con las Madres Carmelitas, para pasar luego a la parroquia de San Bruno, y posteriormente a la iglesia del Santísimo Cristo de la Victoria. El itinerario finalizará a las 21:20 horas cuando el Arzobispo de Madrid medite una estación en la parroquia Nuestra Señora del Buen Suceso.

Conoce cómo se puede ganar la Indulgencia Plenaria en Cuaresma con la práctica del Vía Crucis.

Viernes para hacer memoria de los siete dolores de la Virgen

El Vía Crucis tendrá lugar en el Viernes de los Dolores, que ocurre cada año el viernes anterior a la Semana Santa. Recibe este nombre porque este día se hace memoria de los siete dolores que sufrió Nuestra Señora desde la infancia de Jesús, con la profecía del anciano Simeón, hasta la muerte de su Hijo en la Cruz.

En el Viernes de Dolores, es tradición, además de rezar el Santo Vía Crucis, acompañar a la Virgen en sus dolores orando con el Stabat Mater, himno dedicado a Nuestra Señora de los Dolores que es atribuido a Inocencio III.

Stabat Mater

Estaba la Madre dolorosa
junto a la Cruz, llorosa,
en que pendía su Hijo.
Su alma gimiente,
contristada y doliente
atravesó la espada.

¡Oh cuán triste y afligida
estuvo aquella bendita
Madre del Unigénito!
Languidecía y se dolía
la piadosa Madre que veía
las penas de su excelso Hijo.

¿Qué hombre no lloraría
si a la Madre de Cristo viera
en tanto suplicio?
¿Quién no se entristecería
a la Madre contemplando
con su doliente Hijo?

Por los pecados de su gente
vio a Jesús en los tormentos
y doblegado por los azotes.
Vio a su dulce Hijo
muriendo desolado
al entregar su espíritu.

Ea, Madre, fuente de amor,
hazme sentir tu dolor,
contigo quiero llorar.
Haz que mi corazón arda
en el amor de mi Dios
y en cumplir su voluntad.

Santa Madre, yo te ruego
que me traspases las llagas
del Crucificado en el corazón.
De tu Hijo malherido
que por mí tanto sufrió
reparte conmigo las penas.

Déjame llorar contigo
condolerme por tu Hijo
mientras yo esté vivo.
Junto a la Cruz contigo estar
y contigo asociarme
en el llanto es mi deseo.

Virgen de Vírgenes preclara
no te amargues ya conmigo,
déjame llorar contigo.
Haz que llore la muerte de Cristo,
hazme socio de su pasión,
haz que me quede con sus llagas.

Haz que me hieran sus llagas,
haz que con la Cruz me embriague,
y con la Sangre de tu Hijo.
Para que no me queme en las llamas,
defiéndeme tú, Virgen santa,
en el día del juicio.

Cuando, Cristo, haya de irme,
concédeme que tu Madre me guíe
a la palma de la victoria.
Y cuando mi cuerpo muera,
haz que a mi alma se conceda
del Paraíso la gloria. Amén.

Ver también:
Así se vivirá en Madrid la Semana Santa

Con información de la Archidiócesis de Madrid.

 

Loading
Cardenal Osoro presididrá el Vía Crucis del Viernes de Dolores en parroquias de Madrid

Madrid (Miércoles, 10-04-2019, Gaudium Press) Con el lema "Junto a María, Madre del Redentor", este 12 de abril, conocido como el Viernes de Dolores -que antecede a la Semana Santa-, tendrá lugar en Madrid el tradicional Vía Crucis presidido por el Arzobispo. La meditación de la vía dolorosa de Nuestro Señor comenzará a las 17:00 horas, y consiste en un itinerario que realizará el Cardenal Carlos Osoro en 14 parroquias y templos de la capital Española. En cada uno de estos lugares el purpurado rezará una estación del Santo Vía Crucis.

El Arzobispo de Madrid comenzará el itinerario en el Hogar Santa Teresa de Jornet, para continuar en la parroquia San Sebastián Mártir, y seguir hacia la parroquia de Santa Casilda, donde está pre visto que arribe el Cardenal a las 17:40. A las 18:00 continuará el recorrido en la parroquia de Nuestra Señora de las Delicias, para pasar a la iglesia de San Ramón Nonato.

via_crucis_2019 Semana Santa Archi Madrid.jpg

Está previsto que el purpurado llegue a la parroquia de Nuestra Señora de los Apóstoles a las 18:45, para unos minutos después pasar al templo de San Blas, y posteriormente a la iglesia de Santísima Trinidad. De allí proseguirá hacia la Parroquia del Espíritu Santo y Nuestra Señora de la Araucana.

Cuando el reloj marque las 20:10, el Cardenal estará rezando una estación del Vía Crucis en el templo de San Germán. De Allí seguirá la vía de la Cruz con las Madres Carmelitas, para pasar luego a la parroquia de San Bruno, y posteriormente a la iglesia del Santísimo Cristo de la Victoria. El itinerario finalizará a las 21:20 horas cuando el Arzobispo de Madrid medite una estación en la parroquia Nuestra Señora del Buen Suceso.

Conoce cómo se puede ganar la Indulgencia Plenaria en Cuaresma con la práctica del Vía Crucis.

Viernes para hacer memoria de los siete dolores de la Virgen

El Vía Crucis tendrá lugar en el Viernes de los Dolores, que ocurre cada año el viernes anterior a la Semana Santa. Recibe este nombre porque este día se hace memoria de los siete dolores que sufrió Nuestra Señora desde la infancia de Jesús, con la profecía del anciano Simeón, hasta la muerte de su Hijo en la Cruz.

En el Viernes de Dolores, es tradición, además de rezar el Santo Vía Crucis, acompañar a la Virgen en sus dolores orando con el Stabat Mater, himno dedicado a Nuestra Señora de los Dolores que es atribuido a Inocencio III.

Stabat Mater

Estaba la Madre dolorosa
junto a la Cruz, llorosa,
en que pendía su Hijo.
Su alma gimiente,
contristada y doliente
atravesó la espada.

¡Oh cuán triste y afligida
estuvo aquella bendita
Madre del Unigénito!
Languidecía y se dolía
la piadosa Madre que veía
las penas de su excelso Hijo.

¿Qué hombre no lloraría
si a la Madre de Cristo viera
en tanto suplicio?
¿Quién no se entristecería
a la Madre contemplando
con su doliente Hijo?

Por los pecados de su gente
vio a Jesús en los tormentos
y doblegado por los azotes.
Vio a su dulce Hijo
muriendo desolado
al entregar su espíritu.

Ea, Madre, fuente de amor,
hazme sentir tu dolor,
contigo quiero llorar.
Haz que mi corazón arda
en el amor de mi Dios
y en cumplir su voluntad.

Santa Madre, yo te ruego
que me traspases las llagas
del Crucificado en el corazón.
De tu Hijo malherido
que por mí tanto sufrió
reparte conmigo las penas.

Déjame llorar contigo
condolerme por tu Hijo
mientras yo esté vivo.
Junto a la Cruz contigo estar
y contigo asociarme
en el llanto es mi deseo.

Virgen de Vírgenes preclara
no te amargues ya conmigo,
déjame llorar contigo.
Haz que llore la muerte de Cristo,
hazme socio de su pasión,
haz que me quede con sus llagas.

Haz que me hieran sus llagas,
haz que con la Cruz me embriague,
y con la Sangre de tu Hijo.
Para que no me queme en las llamas,
defiéndeme tú, Virgen santa,
en el día del juicio.

Cuando, Cristo, haya de irme,
concédeme que tu Madre me guíe
a la palma de la victoria.
Y cuando mi cuerpo muera,
haz que a mi alma se conceda
del Paraíso la gloria. Amén.

Ver también:
Así se vivirá en Madrid la Semana Santa

Con información de la Archidiócesis de Madrid.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Más de 200 muertos y 400 heridos es el saldo de la más reciente expresión de violencia anticristi ...
 
Los 120 Mártires canonizados por San Juan Pablo II son el nuevo objetivo de la lucha del régimen c ...
 
Los nuevos miembros de la Iglesia deben asociarse a la misión evangelizadora de la Iglesia. ...
 
Ayer, en la Misa de la Resurrección del Señor, el Pontífice se dirigió a los feligreses que ocup ...
 
Los 294 catecúmenos estaban así distribuidos: 154 son de la capital Phnom Penh, 80 son de la ciuda ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading