Loading
 
 
 
Loading
 
Comentaristas católicos subrayan importancia de reconstruir la cultura cristiana que hizo posible la Catedral de Notre Dame
Loading
 
16 de Abril de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

París (Martes, 16-04-2019, Gaudium Press) La noticia de la destrucción parcial de la Catedral de Notre Dame de París y las impactantes imágenes del fuego que la consumió suscitaron una oleada de anuncios oficiales del compromiso de reconstrucción y de apoyo de diversos sectores de la sociedad y de la comunidad internacional. Pero más allá de la recuperación material de uno de los más emblemáticos templos de Occidente, los católicos están pidiendo trabajar a conciencia para restaurar la cultura católica que hizo posible la magnífica obra.

INCENDIO NOTRE DAME GAUDIUM PRESS.jpg
Los ciudadanos de París veían impotentes el incendio de la Catedral de Notre Dame. Foto: Remi Mathis.
"La Catedral de Notre Dame de París fue construida con piedra, madera y cristal, sin electricidad o computadores", recordó el redactor Chad Pecknold para el Catholic Herald. "No fue construida por comité, consultores o de acuerdo a los reglamentos estatales. Fue construida por una cultura superior a la nuestra. Y lo sabemos". Para el autor, la imagen del incendio de la Catedral es tan impactante porque corresponde a un mundo que "ha estado consumiendo una herencia cristiana por siglos, consumiendo la riqueza cultural de la Fe hasta una decadencia rampante".

El proyecto de reconstrucción es un ideal noble y deseable, pero "el mayor tesoro no es la Catedral misma, sino la Fe que la edificó: es la Fe la que construye la Catedral, y la que nos hace contemplar y adorar a Dios", indicó Pecknold. Una opinión similar fue expuesta por Sam Guzman, de la plataforma Catholic Gentleman: "Somos los herederos de tanta belleza, tanta verdad, tanta fe. y ¿qué hemos hecho?", cuestionó. " Lo hemos malgastado, lo hemos rechazado y, colectivamente, agitamos nuestro puño ante el rostro de Dios, a través de una revolución sangrienta y aún más sutilmente a través de la apatía".

"En lugar de poner nuestros ojos en el cielo, como los grandes arcos góticos y rosetones que nos invitaron a hacer, intentamos arrastrar a Dios hacia nosotros, para que lo hiciéramos a nuestra propia imagen. Queríamos que Él se acomodara a nuestros caprichos, nuestros apetitos, nuestros pecados", lamentó el redactor. "Asolada por horrendos abusos, mundanidad y compromisos, la Iglesia en Occidente, a pesar de nuestra apariencia de respetabilidad, está muy en llamas".

Guzmán hizo también un llamado a reconstruir "un mundo que ya no existe" en el que la fe iluminaba cada aspecto de la vida. "Si aprendemos algo de esta gran tragedia (y debemos hacerlo), es que debemos regresar a Dios. Debemos arrepentirnos de nuestra tibieza, y, al igual que la Catedral fue el centro de cada pueblo medieval, debemos hacer de nuevo a Cristo Rey el centro de nuestras vidas", concluyó. "Lloremos por la pérdida de esta magnífica iglesia, pero incluso lloremos más por nuestros pecados, y volviéndonos al Señor en la belleza del arrepentimiento, construyamos una Catedral para Él en nuestros corazones".

Con información de Catholic Herald y Catholic Gentleman.

 

Loading
Comentaristas católicos subrayan importancia de reconstruir la cultura cristiana que hizo posible la Catedral de Notre Dame

París (Martes, 16-04-2019, Gaudium Press) La noticia de la destrucción parcial de la Catedral de Notre Dame de París y las impactantes imágenes del fuego que la consumió suscitaron una oleada de anuncios oficiales del compromiso de reconstrucción y de apoyo de diversos sectores de la sociedad y de la comunidad internacional. Pero más allá de la recuperación material de uno de los más emblemáticos templos de Occidente, los católicos están pidiendo trabajar a conciencia para restaurar la cultura católica que hizo posible la magnífica obra.

INCENDIO NOTRE DAME GAUDIUM PRESS.jpg
Los ciudadanos de París veían impotentes el incendio de la Catedral de Notre Dame. Foto: Remi Mathis.
"La Catedral de Notre Dame de París fue construida con piedra, madera y cristal, sin electricidad o computadores", recordó el redactor Chad Pecknold para el Catholic Herald. "No fue construida por comité, consultores o de acuerdo a los reglamentos estatales. Fue construida por una cultura superior a la nuestra. Y lo sabemos". Para el autor, la imagen del incendio de la Catedral es tan impactante porque corresponde a un mundo que "ha estado consumiendo una herencia cristiana por siglos, consumiendo la riqueza cultural de la Fe hasta una decadencia rampante".

El proyecto de reconstrucción es un ideal noble y deseable, pero "el mayor tesoro no es la Catedral misma, sino la Fe que la edificó: es la Fe la que construye la Catedral, y la que nos hace contemplar y adorar a Dios", indicó Pecknold. Una opinión similar fue expuesta por Sam Guzman, de la plataforma Catholic Gentleman: "Somos los herederos de tanta belleza, tanta verdad, tanta fe. y ¿qué hemos hecho?", cuestionó. " Lo hemos malgastado, lo hemos rechazado y, colectivamente, agitamos nuestro puño ante el rostro de Dios, a través de una revolución sangrienta y aún más sutilmente a través de la apatía".

"En lugar de poner nuestros ojos en el cielo, como los grandes arcos góticos y rosetones que nos invitaron a hacer, intentamos arrastrar a Dios hacia nosotros, para que lo hiciéramos a nuestra propia imagen. Queríamos que Él se acomodara a nuestros caprichos, nuestros apetitos, nuestros pecados", lamentó el redactor. "Asolada por horrendos abusos, mundanidad y compromisos, la Iglesia en Occidente, a pesar de nuestra apariencia de respetabilidad, está muy en llamas".

Guzmán hizo también un llamado a reconstruir "un mundo que ya no existe" en el que la fe iluminaba cada aspecto de la vida. "Si aprendemos algo de esta gran tragedia (y debemos hacerlo), es que debemos regresar a Dios. Debemos arrepentirnos de nuestra tibieza, y, al igual que la Catedral fue el centro de cada pueblo medieval, debemos hacer de nuevo a Cristo Rey el centro de nuestras vidas", concluyó. "Lloremos por la pérdida de esta magnífica iglesia, pero incluso lloremos más por nuestros pecados, y volviéndonos al Señor en la belleza del arrepentimiento, construyamos una Catedral para Él en nuestros corazones".

Con información de Catholic Herald y Catholic Gentleman.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Los inenarrables dolores de Jesús en la Pasión nos enseñan a cargar con nuestra propia cruz. Nos ...
 
Moisés, gran legislador, gran mediador, portador hacia la Tierra Prometida ...
 
Los presbíteros renuevan sus promesas sagradas y su unidad con el Obispo en la Santa Misa Crismal. ...
 
El responsable de la Missio Sui Iuris de Afganistán manifestó su esperanza en la acción de Dios e ...
 
Las mujeres pertenecen a la Fervorosa Hermandad de Nazarenos de la Flagelación y Gloria. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading