Loading
 
 
 
Loading
 
Irak: celebrada Misa de Pascua en Mosul
Loading
 
23 de Abril de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Mosul - Irak (Martes, 23-04-2019, Gaudium Press) Las palabras proferidas por el arzobispo de Mosul - Akra, el dominico Michaeel Najeeb Moussa, que desde enero de este año está al frente de la Diócesis, resumen el anuncio de la Pascua dicho en Mosul, capital de la Provincia de Nínive, en Irak:

1.jpg

"No tengan miedo, tengan coraje de ser cristianos. Nuestra misión es testimoniar a Cristo. Este es el mensaje que queremos transmitir (...) a toda la población iraquí".

El arzobispo vivió el tiempo del miedo...

En junio de 2014, Mosul y gran parte de la Provincia de Nínive fue conquistada por las milicias yihadistas del autoproclamado Estado Islámico (Isis).

Las banderas negras del estado islámico llegaron hasta el corazón de Mosul, y de la mezquita Al Nuri. Abu Bakr al-Baghdadi, había proclamado el Califado. Era 29 de junio de 2014.

Luego vino la conquista de los pueblos cristianos de la Planicie de Nínive, la expulsión y la violenta persecución de sus habitantes. Entre las decenas de millares de cristianos en fuga, estaba Mons. Najeeb Moussa, natural de Mosul.

Pasados cinco años, el dominico vuelve a Mosul para celebrar la Pascua como arzobispo caldeo.

Las iglesias, usadas como prisiones por el Califato, vuelven lentamente a abrir sus puertas.

Profanadas, destruidas, quemadas, todo está para ser reconstruido.

En la Iglesia de San Pablo "reposan los restos mortales de nuestro obispo mártir Mons. Paulos Faraj Rahho, secuestrado y muerto por jihadistas en 2008, en Mosul. Esta Iglesia es el único lugar de culto que, de alguna forma, recuperamos y donde es posible celebrar la Misa".

"Aquí celebramos la Pascua, como testimonio de cómo la luz vence a las tinieblas de nuestra realidad cotidiana".
...el tiempo del coraje

Reza el arzobispo:

"Que sea una Pascua de Resurrección y de renacimiento".

Él espera que "el pueblo de Mosul y todos los fieles de la Planicie de Nínive se coloquen nuevamente en camino para comenzar una nueva vida. Celebrar aquí esta primera Pascua es significativo.

La situación continua difícil: la mayor parte de los fieles todavía no volvió a sus casas y tierras". Menos de la mitad de las familias retornaron a la Planicie de Nínive.

"En Mosul, la situación es todavía más delicada y no totalmente segura, debido a la presencia de terroristas del autoproclamado Estado Islámico. Muchas familias cristianas desean volver a Mosul pero, actualmente, apenas cerca de quince retornaron. Mi Pascua es con ellos".

Número y calidad de Fe

Mons. Najeeb Moussa destaca: "Es la señal del renacimiento, retomamos el camino con este pequeño rebaño.

Lo que cuenta no es el número, sino la calidad de la fe. Lo importante es vivir nuestra fe con firmeza, lo que nunca abandonamos, a pesar de la violencia, la persecución y las injusticias cometidas por Daesh."

"Todo eso no nos impidió de vivir la fe hoy, más fuerte que aquella de otros tiempos. En la adversidad, ella se fortaleció", afirmó el arzobispo.

La resurrección de Jesús nos motiva a no tener miedo

"La resurrección de Jesús nos motiva a no tener miedo, mostrar el coraje de ser testigos de Cristo.

Esta es la misión que nos espera y el mensaje a ser transmitido a todos nuestros hermanos iraquíes.

A ellos decimos que los cristianos son hombres y mujeres de alegría, de esperanza, de caridad.

La alegría que el Señor nos dio, muriendo y resucitando por nosotros, no debemos perderla".

(JSG)

(De la Redacción de Gaudium Press, con informaciones de SIR)

 

Loading
Irak: celebrada Misa de Pascua en Mosul

Mosul - Irak (Martes, 23-04-2019, Gaudium Press) Las palabras proferidas por el arzobispo de Mosul - Akra, el dominico Michaeel Najeeb Moussa, que desde enero de este año está al frente de la Diócesis, resumen el anuncio de la Pascua dicho en Mosul, capital de la Provincia de Nínive, en Irak:

1.jpg

"No tengan miedo, tengan coraje de ser cristianos. Nuestra misión es testimoniar a Cristo. Este es el mensaje que queremos transmitir (...) a toda la población iraquí".

El arzobispo vivió el tiempo del miedo...

En junio de 2014, Mosul y gran parte de la Provincia de Nínive fue conquistada por las milicias yihadistas del autoproclamado Estado Islámico (Isis).

Las banderas negras del estado islámico llegaron hasta el corazón de Mosul, y de la mezquita Al Nuri. Abu Bakr al-Baghdadi, había proclamado el Califado. Era 29 de junio de 2014.

Luego vino la conquista de los pueblos cristianos de la Planicie de Nínive, la expulsión y la violenta persecución de sus habitantes. Entre las decenas de millares de cristianos en fuga, estaba Mons. Najeeb Moussa, natural de Mosul.

Pasados cinco años, el dominico vuelve a Mosul para celebrar la Pascua como arzobispo caldeo.

Las iglesias, usadas como prisiones por el Califato, vuelven lentamente a abrir sus puertas.

Profanadas, destruidas, quemadas, todo está para ser reconstruido.

En la Iglesia de San Pablo "reposan los restos mortales de nuestro obispo mártir Mons. Paulos Faraj Rahho, secuestrado y muerto por jihadistas en 2008, en Mosul. Esta Iglesia es el único lugar de culto que, de alguna forma, recuperamos y donde es posible celebrar la Misa".

"Aquí celebramos la Pascua, como testimonio de cómo la luz vence a las tinieblas de nuestra realidad cotidiana".
...el tiempo del coraje

Reza el arzobispo:

"Que sea una Pascua de Resurrección y de renacimiento".

Él espera que "el pueblo de Mosul y todos los fieles de la Planicie de Nínive se coloquen nuevamente en camino para comenzar una nueva vida. Celebrar aquí esta primera Pascua es significativo.

La situación continua difícil: la mayor parte de los fieles todavía no volvió a sus casas y tierras". Menos de la mitad de las familias retornaron a la Planicie de Nínive.

"En Mosul, la situación es todavía más delicada y no totalmente segura, debido a la presencia de terroristas del autoproclamado Estado Islámico. Muchas familias cristianas desean volver a Mosul pero, actualmente, apenas cerca de quince retornaron. Mi Pascua es con ellos".

Número y calidad de Fe

Mons. Najeeb Moussa destaca: "Es la señal del renacimiento, retomamos el camino con este pequeño rebaño.

Lo que cuenta no es el número, sino la calidad de la fe. Lo importante es vivir nuestra fe con firmeza, lo que nunca abandonamos, a pesar de la violencia, la persecución y las injusticias cometidas por Daesh."

"Todo eso no nos impidió de vivir la fe hoy, más fuerte que aquella de otros tiempos. En la adversidad, ella se fortaleció", afirmó el arzobispo.

La resurrección de Jesús nos motiva a no tener miedo

"La resurrección de Jesús nos motiva a no tener miedo, mostrar el coraje de ser testigos de Cristo.

Esta es la misión que nos espera y el mensaje a ser transmitido a todos nuestros hermanos iraquíes.

A ellos decimos que los cristianos son hombres y mujeres de alegría, de esperanza, de caridad.

La alegría que el Señor nos dio, muriendo y resucitando por nosotros, no debemos perderla".

(JSG)

(De la Redacción de Gaudium Press, con informaciones de SIR)

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/102665-Irak--celebrada-Misa-de-Pascua-en-Mosul-. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Un viaggio che per metterà al Pontefice di incontrare il patriarca e di celebrare la Liturgia con l ...
 
Tutti gli anni, il 22 maggio una grande festa in onore di Santa Rita organizzata dagli Araldi del Va ...
 
El Arzobispo de Utrecht, Países Bajos, concedió una entrevista en la cual manifestó una fuerte p ...
 
La delegación cuenta con miembros de las 20 parroquias de la Diócesis. ...
 
La preocupación de los comunicadores no debe quedarse en la forma y novedad de las técnicas y plat ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading