Loading
 
 
 
Loading
 
"En la familia se experimenta 'la esencia del amor que sabe comprender' y remediar": hablan nuevos Delegados de Archidiócesis de Madrid
Loading
 
2 de Mayo de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Madrid (Jueves, 02-05-2019, Gaudium Press) Durante la Fiesta de las Familias, el Cardenal Arzobispo de Madrid, D. Carlos Osoro Sierra, anunció que dentro de la remodelación de la Curia Diocesana y su estructura, nombraría a un matrimonio como nuevos Delegados de la Delegación Episcopal de Laicos, Familia y Vida. Esa nueva Delegación incluye a las anteriores de Apostolado Seglar y de Familia, siguiendo así el esquema que se aplicó en el Vaticano con el nuevo Dicasterio.

Gaudium Press conversó con los nuevos Delegados, D. José Barceló y su esposa Doña María Bazal. Él, es ingeniero de familia mallorquina y ella es pedagoga de Madrid, pero viven de siempre en Madrid. Tienen dos hijos, ingeniero y médico y no tienen nietos. Pertenecen desde jóvenes al movimiento Comunidad Cristiana de Matrimonios de Nuestra Señora de Nazaret y del Pilar y además dirigen desde hace tiempo en Madrid la Fundación Casa de la Familia. Con amabilidad respondieron a nuestras preguntas.

3.png
Los nuevos Delegados con el Cardenal Osoro

Gaudium Press - Que un matrimonio sea los Delegados de Laicos, Familia y Vida hasta ahora no era común, ¿cómo tomasteis la noticia del deseo de Don Carlos de nombraros y qué os parece que ello implica?

Doña María y don José - Antes de nada queremos agradecer a Gaudium Press la posibilidad de compartir este espacio.

Cuando D. Carlos nos propuso su intención de nombrarnos los Delegados Episcopales de Laicos, Familia lía y Vida para la Diócesis de Madrid, la verdad es que nos quedamos sin palabras, sorprendidos y abrumados por la propuesta y con un sentimiento agradecido por la gran confianza que nos demostraba. Le dijimos que, por supuesto, nos tenía a su disposición y a la de la Iglesia de Madrid pero también, consciente de la grandeza de la Misión que se nos encomendaba, José y yo quisimos irnos de Ejercicio para discernir junto al Señor la decisión a tomar. Nos fuimos cinco días de Ejercicios Espirituales a Manresa, y allí, ante el Sagrario de la Cova de San Ignacio, donde la puerta de este Sagrario está decorada con un precioso esmalte que representa la Sagrada Familia de Nazaret, tomamos la decisión de aceptar la propuesta de D. Carlos.

Para la Diócesis de Madrid, que haya sido nombrado un matrimonio, es una novedad pero en el resto de las Diócesis de España, la figura de un matrimonio al frente de la Delegación de Familia y Vida, ya lleva muchos años funcionando.

Parece lógico, que quien se encargue de la familia y de la vida, y de todo lo que estas dos palabras incluyen, en este momento en el que se encuentra nuestra sociedad, donde el testimonio y el acompañamiento cobran una mayor relevancia, se hace más necesario que nunca que haya un matrimonio coordinando y apoyando las iniciativas que ya existen y prestando atención a las nuevas cuestiones y realidades que estos tiempos traen y que tocan directamente a la Pastoral Familiar, sobre todo después de Amoris Laetitia.

GP - ¿Cuáles son los principales retos que una Delegación episcopal de familia tiene delante de si en nuestro actual momento?

María y José - Yo creo que los principales retos y desafíos que nos plantea la Pastoral Familiar vienen muy bien descritos en el capítulo 2 de ‘Amoris laetitia' los podríamos resumir en 7 puntos. Situación actual de las familias (AL 32-49) y algunos desafíos de todo el mundo (AL 50-57).

1. Cambio antropológico (AL 32-33). El gran desafío de la familia es el desafío cultural que ya no entiende: ser humano, sexualidad, matrimonio y familia. Individualismo exacerbado, cada uno hace su vida con independencia de los demás. Los jóvenes viven juntos pero aislados.

Las personas mayores están solas (antes 600.000, ahora 4.000.000), puedes llevar un mes muerto sin que nadie te eche de menos.

2. Cultura de lo provisorio (AL 39-40). Choca con "el para siempre". No se compra para toda la vida. Los productos se autodestruyen. Actualizaciones continuas de los software en los ordenadores para que sigan funcionando.

3. Afectividad narcisista, inestable y cambiante (AL 41). Los afectos, donde no se busca hacer feliz al otro, lo importante es que yo sea feliz. La autorreferencialidad. Bipolaridad, somos felices y al rato estamos hundidos en la miseria.

4. Mentalidad antinatalista. (AL 42). Estamos ante una sociedad envejecida, en 1,36 de índice de natalidad (debería ser al menos 2,1). Trabajo inestable, sueldo ridículo, ¿más hijos? Los hijos afectan a mi afectividad narcisista. Los jóvenes ya no perciben fundar una familia y tener hijos como elemento importante para ser feliz.

5. Debilitamiento de la fe (AL 43). Cuesta transmitir la fe porque la familia ya no es el ámbito de transmitir la fe. Se pasa a un acto social cuando se trata de las celebraciones sacramentales. Desconexión de la realidad de Iglesia.

6. Debilidad de las familias (AL 52). Se deshacen las familias en poco tiempo. En Europa cabe señalar la fragilidad de la familia (En España a los 5 años el 50% de los matrimonios se ha roto y a los 15 años el 70% está roto).

7. Las teorías ‘gender' (AL 56). Pero todos estos retos lo que nos dicen y nos impulsan es a que hay que anunciar con nuevas energías, con audacia y con un lenguaje renovado el Evangelio del matrimonio y la familia teniendo en cuenta las diversas situaciones. La familia es una experiencia universal para las personas y hay que ser más testigos que maestros. Constituye el ámbito primario fundamental de interacción, socialización, afectividad y apoyo. Pero también su constitución y transcurrir biográfico es cada vez más diverso y plural, y esto hay que tenerlo en cuenta porque tenemos que llegar a todos, como dice el Papa "tender puentes, ir a las fronteras y acogiendo, sin dejar atrás a nadie."

GP - Es del Cardenal Osoro la siguiente expresión: "La familia de Nazaret se abrió a la vida verdadera, poniendo de relieve su fuerza de humanización y la alegría del Evangelio de la familia." ¿Cómo se puede ayudar a las familias madrileñas a seguir ese ejemplo de la Sagrada Familia de Nazaret? y ¿cómo despertar en las familias un anhelo de santidad?

María y José - De la Sagrada Familia de Nazaret, cada familia podemos sacar fuerzas y sabiduría para el camino de cada día, porque a pesar de las dificultades a las que está expuesta hoy, la familia sigue siendo el lugar privilegiado para experimentar el amor gratuito.

Como nos dice el Papa Francisco, "a partir del ejemplo y del testimonio de la Sagrada Familia de Nazaret, toda familia puede trazar preciosas indicaciones sobre el estilo y las opciones de vida, puede obtener la verdadera esperanza que no defrauda. De hecho, desde la casa de Nazaret se difunde una luz capaz de "contradecir las seguridades mundanas en las que decimos confiar", de "resucitarnos a un verdadero camino humano y cristiano, fundado en los valores del Evangelio".

En la familia se experimenta la alegría del perdón, "la esencia del amor que sabe comprender y remediar el error". En el seno de la familia es en donde nos educamos en el perdón porque tenemos la certeza de ser comprendidos y apoyados a pesar de los errores que se pueden cometer.

Pero para comprender a la familia hoy, para hacerle llegar la noticia y el mensaje de la Familia de Nazaret, de vivir la santidad, hay que trasmitir la sencillez de su vida oculta, común, como la de la mayoría de nuestras familias, con sus penas y sus alegrías sencillas...un lugar donde poder vivir la santidad realizada en las condiciones más ordinarias. Nosotros hemos intentado que nuestra familia fuera un lugar de discernimiento, donde aprender a reconocer el plan de Dios para nuestras vidas. Un lugar de gratuidad, de presencia fraterna y solidaria, que nos enseña a salir de nosotros mismos para acoger al otro.

A todas las familias, y en especial a las que tenemos raíces y vivimos los valores cristianos, lo que nos tiene que animar y ayudar a seguir nuestro día a día, es que "Dios eligió nacer en una familia humana". De verdad, no podemos olvidar que la familia de Nazaret "no era una familia falsa", "irreal", ha experimentado muchas dificultades, como todavía ocurre hoy en día en todas las latitudes y así la familia de Nazaret, aún hoy, "nos compromete a redescubrir la vocación y la misión de cada familia": "hacer que el amor sea normal y no el odio, hacer común la ayuda mutua, no la indiferencia o la enemistad". Es grande la responsabilidad que tenemos porque el futuro de la sociedad, por tanto también, el futuro de la Iglesia, pasa por la familia.

GP - Imagino que vais a trabajar muy de cerca con la Delegación de Juventud, pues los hijos son parte fundamental de la familia. Se percibe en sectores de la juventud actual un deseo de algo que llene su ansia de espiritualidad. ¿Tenéis algo previsto en esa línea?

María y José - Efectivamente, sí que tenemos pensado trabajar con otras Delegaciones, y en especial con la Delegación de Juventud, pues la familia es transversal a todo, además, ahora la sociedad y los nuevos tiempos, nos piden trabajar juntos, unir fuerzas y experiencias exitosas...como llevamos escasamente cinco meses, todavía no nos hemos reunido todavía con Laura Moreno, nueva Delegada Episcopal de Juventud, sí que coincidimos en una Jornada y por supuesto, lo primero que nos trasmitimos, es la necesidad de reunirnos y encontrarnos para buscar acciones conjuntas para trabajar en el Proyecto Pastoral de Madrid, incluyendo los jóvenes, hoy por hoy muy desligados de las principales actividades de los mayores para tratar de encontrar espacios y tiempos comunes. También los jóvenes pueden ayudar a introducir las nuevas tecnologías y favorecer los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, auspiciados por las Naciones Unidas de forma que resulten de aplicación directa a los matrimonios y a las familias.

GP - El Papa Francisco insiste mucho en el papel de los abuelos y en la importancia del diálogo intergeneracional. No es un asunto ajeno a los trabajos de la Delegación. ¿Tenéis algo previsto en esa dirección?

María y José - Como anécdota, del día de la Sagrada Familia, a la salida de la Eucaristía, en la Catedral de la Almudena, muchas personas se acercaron a felicitarnos y entre ellos se acercó el Vicario para el Cuidado de la Vida y nos dijo expresamente "no os olvidéis de los mayores" y sin duda ñoños vamos a olvidar...es otra de nuestros temas de agenda.

Tal y como ya expresó el Papa Francisco, el día de san Joaquín y santa Ana, "los abuelos son un tesoro en la familia. Por favor, ¡cuiden de los abuelos, ámenlos, hagan que hablen con los niños!".

Por supuesto que nuestra mirada desde la Pastoral Familiar, va a estar también en nuestros mayores, en los abuelos que tanto bien y tanto están ayudando para mantener a las familias en transmisión de la fe, cuidando y manteniendo económicamente en época de crisis... ¡cuántas familias sobreviven por lo mayores!!

Hay que evitar el descarte y las actitudes de abandono y nos debemos mantener alerta de la realidad del abandono de los ancianos, muy pendientes de cualquier norma de "muerte digna" como nos quieren ir introduciendo en nuestra sociedad...

Cuántas veces en nuestras catequesis de Primera Comunión nos cuentan los niños que quienes les han enseñado a rezar han sido sus abuelos, los que van a seguir acompañándoles cada domingo a Misa. Son fundamentales para sostener los valores de la familia, de la comunidad eclesial, para ayudar con su sabiduría y experiencia a transmitir la fe y la buena educación de los valores a las generaciones que vienen.

Muchas gracias de nuevo, a Gaudium Press, y en especial a José Alberto Rugeles que nos ha facilitado esta entrevista. Hemos disfrutado mucho contestando estas preguntas pues todo nos ayuda a ir poniendo paso y horizonte....pero sobre todo, pedimos a todos los lectores de Gaudium Press que recen mucho por nosotros, por la Misión que nos ha sido encomendada para que seamos fieles a los que el Señor quiere de nosotros para esta Pastoral de Laicos, Familia y Vida.

Un abrazo grande a todos.

 

Loading
"En la familia se experimenta 'la esencia del amor que sabe comprender' y remediar": hablan nuevos Delegados de Archidiócesis de Madrid

Madrid (Jueves, 02-05-2019, Gaudium Press) Durante la Fiesta de las Familias, el Cardenal Arzobispo de Madrid, D. Carlos Osoro Sierra, anunció que dentro de la remodelación de la Curia Diocesana y su estructura, nombraría a un matrimonio como nuevos Delegados de la Delegación Episcopal de Laicos, Familia y Vida. Esa nueva Delegación incluye a las anteriores de Apostolado Seglar y de Familia, siguiendo así el esquema que se aplicó en el Vaticano con el nuevo Dicasterio.

Gaudium Press conversó con los nuevos Delegados, D. José Barceló y su esposa Doña María Bazal. Él, es ingeniero de familia mallorquina y ella es pedagoga de Madrid, pero viven de siempre en Madrid. Tienen dos hijos, ingeniero y médico y no tienen nietos. Pertenecen desde jóvenes al movimiento Comunidad Cristiana de Matrimonios de Nuestra Señora de Nazaret y del Pilar y además dirigen desde hace tiempo en Madrid la Fundación Casa de la Familia. Con amabilidad respondieron a nuestras preguntas.

3.png
Los nuevos Delegados con el Cardenal Osoro

Gaudium Press - Que un matrimonio sea los Delegados de Laicos, Familia y Vida hasta ahora no era común, ¿cómo tomasteis la noticia del deseo de Don Carlos de nombraros y qué os parece que ello implica?

Doña María y don José - Antes de nada queremos agradecer a Gaudium Press la posibilidad de compartir este espacio.

Cuando D. Carlos nos propuso su intención de nombrarnos los Delegados Episcopales de Laicos, Familia lía y Vida para la Diócesis de Madrid, la verdad es que nos quedamos sin palabras, sorprendidos y abrumados por la propuesta y con un sentimiento agradecido por la gran confianza que nos demostraba. Le dijimos que, por supuesto, nos tenía a su disposición y a la de la Iglesia de Madrid pero también, consciente de la grandeza de la Misión que se nos encomendaba, José y yo quisimos irnos de Ejercicio para discernir junto al Señor la decisión a tomar. Nos fuimos cinco días de Ejercicios Espirituales a Manresa, y allí, ante el Sagrario de la Cova de San Ignacio, donde la puerta de este Sagrario está decorada con un precioso esmalte que representa la Sagrada Familia de Nazaret, tomamos la decisión de aceptar la propuesta de D. Carlos.

Para la Diócesis de Madrid, que haya sido nombrado un matrimonio, es una novedad pero en el resto de las Diócesis de España, la figura de un matrimonio al frente de la Delegación de Familia y Vida, ya lleva muchos años funcionando.

Parece lógico, que quien se encargue de la familia y de la vida, y de todo lo que estas dos palabras incluyen, en este momento en el que se encuentra nuestra sociedad, donde el testimonio y el acompañamiento cobran una mayor relevancia, se hace más necesario que nunca que haya un matrimonio coordinando y apoyando las iniciativas que ya existen y prestando atención a las nuevas cuestiones y realidades que estos tiempos traen y que tocan directamente a la Pastoral Familiar, sobre todo después de Amoris Laetitia.

GP - ¿Cuáles son los principales retos que una Delegación episcopal de familia tiene delante de si en nuestro actual momento?

María y José - Yo creo que los principales retos y desafíos que nos plantea la Pastoral Familiar vienen muy bien descritos en el capítulo 2 de ‘Amoris laetitia' los podríamos resumir en 7 puntos. Situación actual de las familias (AL 32-49) y algunos desafíos de todo el mundo (AL 50-57).

1. Cambio antropológico (AL 32-33). El gran desafío de la familia es el desafío cultural que ya no entiende: ser humano, sexualidad, matrimonio y familia. Individualismo exacerbado, cada uno hace su vida con independencia de los demás. Los jóvenes viven juntos pero aislados.

Las personas mayores están solas (antes 600.000, ahora 4.000.000), puedes llevar un mes muerto sin que nadie te eche de menos.

2. Cultura de lo provisorio (AL 39-40). Choca con "el para siempre". No se compra para toda la vida. Los productos se autodestruyen. Actualizaciones continuas de los software en los ordenadores para que sigan funcionando.

3. Afectividad narcisista, inestable y cambiante (AL 41). Los afectos, donde no se busca hacer feliz al otro, lo importante es que yo sea feliz. La autorreferencialidad. Bipolaridad, somos felices y al rato estamos hundidos en la miseria.

4. Mentalidad antinatalista. (AL 42). Estamos ante una sociedad envejecida, en 1,36 de índice de natalidad (debería ser al menos 2,1). Trabajo inestable, sueldo ridículo, ¿más hijos? Los hijos afectan a mi afectividad narcisista. Los jóvenes ya no perciben fundar una familia y tener hijos como elemento importante para ser feliz.

5. Debilitamiento de la fe (AL 43). Cuesta transmitir la fe porque la familia ya no es el ámbito de transmitir la fe. Se pasa a un acto social cuando se trata de las celebraciones sacramentales. Desconexión de la realidad de Iglesia.

6. Debilidad de las familias (AL 52). Se deshacen las familias en poco tiempo. En Europa cabe señalar la fragilidad de la familia (En España a los 5 años el 50% de los matrimonios se ha roto y a los 15 años el 70% está roto).

7. Las teorías ‘gender' (AL 56). Pero todos estos retos lo que nos dicen y nos impulsan es a que hay que anunciar con nuevas energías, con audacia y con un lenguaje renovado el Evangelio del matrimonio y la familia teniendo en cuenta las diversas situaciones. La familia es una experiencia universal para las personas y hay que ser más testigos que maestros. Constituye el ámbito primario fundamental de interacción, socialización, afectividad y apoyo. Pero también su constitución y transcurrir biográfico es cada vez más diverso y plural, y esto hay que tenerlo en cuenta porque tenemos que llegar a todos, como dice el Papa "tender puentes, ir a las fronteras y acogiendo, sin dejar atrás a nadie."

GP - Es del Cardenal Osoro la siguiente expresión: "La familia de Nazaret se abrió a la vida verdadera, poniendo de relieve su fuerza de humanización y la alegría del Evangelio de la familia." ¿Cómo se puede ayudar a las familias madrileñas a seguir ese ejemplo de la Sagrada Familia de Nazaret? y ¿cómo despertar en las familias un anhelo de santidad?

María y José - De la Sagrada Familia de Nazaret, cada familia podemos sacar fuerzas y sabiduría para el camino de cada día, porque a pesar de las dificultades a las que está expuesta hoy, la familia sigue siendo el lugar privilegiado para experimentar el amor gratuito.

Como nos dice el Papa Francisco, "a partir del ejemplo y del testimonio de la Sagrada Familia de Nazaret, toda familia puede trazar preciosas indicaciones sobre el estilo y las opciones de vida, puede obtener la verdadera esperanza que no defrauda. De hecho, desde la casa de Nazaret se difunde una luz capaz de "contradecir las seguridades mundanas en las que decimos confiar", de "resucitarnos a un verdadero camino humano y cristiano, fundado en los valores del Evangelio".

En la familia se experimenta la alegría del perdón, "la esencia del amor que sabe comprender y remediar el error". En el seno de la familia es en donde nos educamos en el perdón porque tenemos la certeza de ser comprendidos y apoyados a pesar de los errores que se pueden cometer.

Pero para comprender a la familia hoy, para hacerle llegar la noticia y el mensaje de la Familia de Nazaret, de vivir la santidad, hay que trasmitir la sencillez de su vida oculta, común, como la de la mayoría de nuestras familias, con sus penas y sus alegrías sencillas...un lugar donde poder vivir la santidad realizada en las condiciones más ordinarias. Nosotros hemos intentado que nuestra familia fuera un lugar de discernimiento, donde aprender a reconocer el plan de Dios para nuestras vidas. Un lugar de gratuidad, de presencia fraterna y solidaria, que nos enseña a salir de nosotros mismos para acoger al otro.

A todas las familias, y en especial a las que tenemos raíces y vivimos los valores cristianos, lo que nos tiene que animar y ayudar a seguir nuestro día a día, es que "Dios eligió nacer en una familia humana". De verdad, no podemos olvidar que la familia de Nazaret "no era una familia falsa", "irreal", ha experimentado muchas dificultades, como todavía ocurre hoy en día en todas las latitudes y así la familia de Nazaret, aún hoy, "nos compromete a redescubrir la vocación y la misión de cada familia": "hacer que el amor sea normal y no el odio, hacer común la ayuda mutua, no la indiferencia o la enemistad". Es grande la responsabilidad que tenemos porque el futuro de la sociedad, por tanto también, el futuro de la Iglesia, pasa por la familia.

GP - Imagino que vais a trabajar muy de cerca con la Delegación de Juventud, pues los hijos son parte fundamental de la familia. Se percibe en sectores de la juventud actual un deseo de algo que llene su ansia de espiritualidad. ¿Tenéis algo previsto en esa línea?

María y José - Efectivamente, sí que tenemos pensado trabajar con otras Delegaciones, y en especial con la Delegación de Juventud, pues la familia es transversal a todo, además, ahora la sociedad y los nuevos tiempos, nos piden trabajar juntos, unir fuerzas y experiencias exitosas...como llevamos escasamente cinco meses, todavía no nos hemos reunido todavía con Laura Moreno, nueva Delegada Episcopal de Juventud, sí que coincidimos en una Jornada y por supuesto, lo primero que nos trasmitimos, es la necesidad de reunirnos y encontrarnos para buscar acciones conjuntas para trabajar en el Proyecto Pastoral de Madrid, incluyendo los jóvenes, hoy por hoy muy desligados de las principales actividades de los mayores para tratar de encontrar espacios y tiempos comunes. También los jóvenes pueden ayudar a introducir las nuevas tecnologías y favorecer los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, auspiciados por las Naciones Unidas de forma que resulten de aplicación directa a los matrimonios y a las familias.

GP - El Papa Francisco insiste mucho en el papel de los abuelos y en la importancia del diálogo intergeneracional. No es un asunto ajeno a los trabajos de la Delegación. ¿Tenéis algo previsto en esa dirección?

María y José - Como anécdota, del día de la Sagrada Familia, a la salida de la Eucaristía, en la Catedral de la Almudena, muchas personas se acercaron a felicitarnos y entre ellos se acercó el Vicario para el Cuidado de la Vida y nos dijo expresamente "no os olvidéis de los mayores" y sin duda ñoños vamos a olvidar...es otra de nuestros temas de agenda.

Tal y como ya expresó el Papa Francisco, el día de san Joaquín y santa Ana, "los abuelos son un tesoro en la familia. Por favor, ¡cuiden de los abuelos, ámenlos, hagan que hablen con los niños!".

Por supuesto que nuestra mirada desde la Pastoral Familiar, va a estar también en nuestros mayores, en los abuelos que tanto bien y tanto están ayudando para mantener a las familias en transmisión de la fe, cuidando y manteniendo económicamente en época de crisis... ¡cuántas familias sobreviven por lo mayores!!

Hay que evitar el descarte y las actitudes de abandono y nos debemos mantener alerta de la realidad del abandono de los ancianos, muy pendientes de cualquier norma de "muerte digna" como nos quieren ir introduciendo en nuestra sociedad...

Cuántas veces en nuestras catequesis de Primera Comunión nos cuentan los niños que quienes les han enseñado a rezar han sido sus abuelos, los que van a seguir acompañándoles cada domingo a Misa. Son fundamentales para sostener los valores de la familia, de la comunidad eclesial, para ayudar con su sabiduría y experiencia a transmitir la fe y la buena educación de los valores a las generaciones que vienen.

Muchas gracias de nuevo, a Gaudium Press, y en especial a José Alberto Rugeles que nos ha facilitado esta entrevista. Hemos disfrutado mucho contestando estas preguntas pues todo nos ayuda a ir poniendo paso y horizonte....pero sobre todo, pedimos a todos los lectores de Gaudium Press que recen mucho por nosotros, por la Misión que nos ha sido encomendada para que seamos fieles a los que el Señor quiere de nosotros para esta Pastoral de Laicos, Familia y Vida.

Un abrazo grande a todos.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Un viaggio che per metterà al Pontefice di incontrare il patriarca e di celebrare la Liturgia con l ...
 
Tutti gli anni, il 22 maggio una grande festa in onore di Santa Rita organizzata dagli Araldi del Va ...
 
El Arzobispo de Utrecht, Países Bajos, concedió una entrevista en la cual manifestó una fuerte p ...
 
La delegación cuenta con miembros de las 20 parroquias de la Diócesis. ...
 
La preocupación de los comunicadores no debe quedarse en la forma y novedad de las técnicas y plat ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading