Loading
 
 
 
Loading
 
Papa Francisco profundizó en la penúltima invocación del Padrenuestro: "No nos dejes caer en la tentación"
Loading
 
2 de Mayo de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Jueves, 02-05-2019, Gaudium Press) Ayer, en la audiencia general de los miércoles, el Santo Padre profundizó en el profundo significado de la penúltima invocación del Padrenuestro: "No nos dejes caer en la tentación".

Primero, debemos rechazar totalmente la idea de que Dios es el que nos tienta; no es esto así.

El Padrenuestro es el verdadero programa de vida. Comienza pidiendo que el plan de Dios se cumpla en nosotros. Luego hace que pidamos el pan de cada día. Después vela por la rectitud de nuestras relaciones interpersonales, con frecuencia contaminadas por el egoísmo, hace que pidamos perdón y nos hace comprometer a darlo.

Gustavo Kralj - gaudium Press.jpg

Entretanto, con la invocación "no nos dejes caer en la tentación", entra en el centro del drama de nuestras vidas, en el campo de la confrontación entre nuestra libertad y las insidias del maligno.

"También Jesús vivió momentos de prueba y tentación, pero supo vencerlos -explicó el Papa en español- se impuso al demonio durante las tentaciones en el desierto, y cuando experimentó la desolación más absoluta en el huerto de Getsemaní, dio testimonio de que confiaba en su Padre Dios. En aquel instante previo a su Pasión, cuando sentía un gran abandono, pidió a sus discípulos que velasen y orasen con Él, pero ellos no fueron capaces de hacerlo. Sin embargo, cuando nosotros somos probados y tentados por el maligno, Él vela y está junto a nosotros. De este modo, sabemos que no estamos solos en el momento de prueba y dificultad, sino que estamos recorriendo, junto a Jesús, el camino que el bendijo con su presencia salvadora".

Refiriéndose a la oración de Jesús en el Huerto de Getsemaní, expresó el Pontífice la paradoja de que "Dios pide al hombre que no lo abandone, y en cambio el hombre duerme. En el tiempo en que el hombre conoce su prueba, Dios en cambio vela. Esa noche de dolor y lucha es el último sello de la Encarnación: Dios viene a visitarnos en nuestras profundidades y en los dramas que llenan la historia".

El Papa recordó que en el momento de la prueba, no nos cabe otra cosa que abandonarnos en los brazos del Padre.

Con información de Vatican News.

 

Loading
Papa Francisco profundizó en la penúltima invocación del Padrenuestro: "No nos dejes caer en la tentación"

Ciudad del Vaticano (Jueves, 02-05-2019, Gaudium Press) Ayer, en la audiencia general de los miércoles, el Santo Padre profundizó en el profundo significado de la penúltima invocación del Padrenuestro: "No nos dejes caer en la tentación".

Primero, debemos rechazar totalmente la idea de que Dios es el que nos tienta; no es esto así.

El Padrenuestro es el verdadero programa de vida. Comienza pidiendo que el plan de Dios se cumpla en nosotros. Luego hace que pidamos el pan de cada día. Después vela por la rectitud de nuestras relaciones interpersonales, con frecuencia contaminadas por el egoísmo, hace que pidamos perdón y nos hace comprometer a darlo.

Gustavo Kralj - gaudium Press.jpg

Entretanto, con la invocación "no nos dejes caer en la tentación", entra en el centro del drama de nuestras vidas, en el campo de la confrontación entre nuestra libertad y las insidias del maligno.

"También Jesús vivió momentos de prueba y tentación, pero supo vencerlos -explicó el Papa en español- se impuso al demonio durante las tentaciones en el desierto, y cuando experimentó la desolación más absoluta en el huerto de Getsemaní, dio testimonio de que confiaba en su Padre Dios. En aquel instante previo a su Pasión, cuando sentía un gran abandono, pidió a sus discípulos que velasen y orasen con Él, pero ellos no fueron capaces de hacerlo. Sin embargo, cuando nosotros somos probados y tentados por el maligno, Él vela y está junto a nosotros. De este modo, sabemos que no estamos solos en el momento de prueba y dificultad, sino que estamos recorriendo, junto a Jesús, el camino que el bendijo con su presencia salvadora".

Refiriéndose a la oración de Jesús en el Huerto de Getsemaní, expresó el Pontífice la paradoja de que "Dios pide al hombre que no lo abandone, y en cambio el hombre duerme. En el tiempo en que el hombre conoce su prueba, Dios en cambio vela. Esa noche de dolor y lucha es el último sello de la Encarnación: Dios viene a visitarnos en nuestras profundidades y en los dramas que llenan la historia".

El Papa recordó que en el momento de la prueba, no nos cabe otra cosa que abandonarnos en los brazos del Padre.

Con información de Vatican News.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La fiesta sería la segunda solemnidad mariana en ser observada como festivo civil en el país. ...
 
Irlanda someterá a referéndum la reforma a la ley de divorcio que exige un tiempo previo de separa ...
 
El paciente fue reconectado gracias a una apelación de último momento. ...
 
San Luis María Grignion de Montfort enumeró en su obra “El secreto admirable del Santísimo Rosa ...
 
De acuerdo con el Cardenal Konrad Krajewski, actual Limosnero, su función es "vaciar la cuenta del ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading