Loading
 
 
 
Loading
 
Las religiosas también tienen su lugar en el Día de las Madres, recuerdan católicos en EEUU
Loading
 
9 de Mayo de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Washington (Jueves, 09-05-2019, Gaudium Press) Varios ancianos residentes del Hogar Jeanne Jugan de Washington, Estados Unidos, preparan una celebración para la Hermana Constance Veit, una religiosa miembro de las Hermanitas de los Pobres. A pesar de que la religiosa es mucho menor que sus pacientes, ellos la consideran una madre por los cuidados que les ofrece, y planean honrarla como tal en el Día de las Madres, conmemorado en el país el próximo 12 de mayo.

RELIGIOSAS MATERNIDAD ESPIRITUAL GAUDIUM PRESS.jpg
Las religiosas desarrolan una maternidad espiritual en el servicio y el apostolado. Foto: Little Sisters of the Poor.
La intuición de estos fieles concuerda bastante bien con la doctrina de la Iglesia, según recordó el redactor Chaz Muth en un artículo para Catholic News Service. "La vocación de ser una madre espiritual ... es en gran parte desconocida, apenas entendida y, en consecuencia, rara vez vivida, a pesar de su importancia fundamental", afirma el documento "Adoración eucarística para la santificación de los sacerdotes y la maternidad espiritual" de la Congregación para el Clero. "Es una vocación que con frecuencia está oculta, invisible a simple vista, pero que pretende transmitir la vida espiritual".

Muth citó también un aparte de la Carta Apostólica Mulieris Dignitatem de San Juan Pablo II, que describe la maternidad espiritual como "una preocupación por las personas, especialmente las más necesitadas: los enfermos, los discapacitados, los abandonados, los huérfanos, los ancianos, los niños, los jóvenes, los encarcelados y, en general, las personas al margen de la sociedad".

Pero la maternidad no es un concepto teórico, sino una experiencia real que las religiosas pueden reportar, como lo hizo la Hna. Maria Veritas Marks, quien sirve en el programa de Residencia Religiosa en la Universidad Católica de América. "El reconocimiento de la maternidad espiritual es un reconocimiento de una orden sobrenatural junto con la natural", expuso la religiosa. "En este orden, también es posible dar vida a las personas, vida sobrenatural, para ayudarles a compartir la vida divina de la gracia. Las religiosas consagradas son llamadas a esta maternidad de una manera particular a través de los votos de pobreza, castidad y obediencia".

La Hna. Constance Veit, miembro de las Hermanitas de los Pobres, describió por su parte que la Santísima Virgen es su modelo de maternidad espiritual. "Siempre he apreciado el hecho de que el Día de la Madre ocurre durante el mes de mayo, un mes que la Iglesia dedica a María. Creo que es una forma de hacer una conexión entre nuestra bendita Madre y nuestras madres, tanto las madres físicas como las madres espirituales".

En el caso de las Hermanitas de los Pobres, esta maternidad se da en un modo sensible al atender a las personas al final de su vida terrena. "Para nosotros, lo último de la maternidad espiritual es ser parteras de las almas, mientras se preparan para dejar este mundo", indicó la religiosa. "Una madre física trae hijos al mundo al comienzo de sus vidas. Estamos al final de la vida de las personas para ayudarles a nacer para una vida eterna con Dios para siempre. Creo que es una hermosa manera de verlo".

Con información de Catholic News Service.

 

Loading
Las religiosas también tienen su lugar en el Día de las Madres, recuerdan católicos en EEUU

Washington (Jueves, 09-05-2019, Gaudium Press) Varios ancianos residentes del Hogar Jeanne Jugan de Washington, Estados Unidos, preparan una celebración para la Hermana Constance Veit, una religiosa miembro de las Hermanitas de los Pobres. A pesar de que la religiosa es mucho menor que sus pacientes, ellos la consideran una madre por los cuidados que les ofrece, y planean honrarla como tal en el Día de las Madres, conmemorado en el país el próximo 12 de mayo.

RELIGIOSAS MATERNIDAD ESPIRITUAL GAUDIUM PRESS.jpg
Las religiosas desarrolan una maternidad espiritual en el servicio y el apostolado. Foto: Little Sisters of the Poor.
La intuición de estos fieles concuerda bastante bien con la doctrina de la Iglesia, según recordó el redactor Chaz Muth en un artículo para Catholic News Service. "La vocación de ser una madre espiritual ... es en gran parte desconocida, apenas entendida y, en consecuencia, rara vez vivida, a pesar de su importancia fundamental", afirma el documento "Adoración eucarística para la santificación de los sacerdotes y la maternidad espiritual" de la Congregación para el Clero. "Es una vocación que con frecuencia está oculta, invisible a simple vista, pero que pretende transmitir la vida espiritual".

Muth citó también un aparte de la Carta Apostólica Mulieris Dignitatem de San Juan Pablo II, que describe la maternidad espiritual como "una preocupación por las personas, especialmente las más necesitadas: los enfermos, los discapacitados, los abandonados, los huérfanos, los ancianos, los niños, los jóvenes, los encarcelados y, en general, las personas al margen de la sociedad".

Pero la maternidad no es un concepto teórico, sino una experiencia real que las religiosas pueden reportar, como lo hizo la Hna. Maria Veritas Marks, quien sirve en el programa de Residencia Religiosa en la Universidad Católica de América. "El reconocimiento de la maternidad espiritual es un reconocimiento de una orden sobrenatural junto con la natural", expuso la religiosa. "En este orden, también es posible dar vida a las personas, vida sobrenatural, para ayudarles a compartir la vida divina de la gracia. Las religiosas consagradas son llamadas a esta maternidad de una manera particular a través de los votos de pobreza, castidad y obediencia".

La Hna. Constance Veit, miembro de las Hermanitas de los Pobres, describió por su parte que la Santísima Virgen es su modelo de maternidad espiritual. "Siempre he apreciado el hecho de que el Día de la Madre ocurre durante el mes de mayo, un mes que la Iglesia dedica a María. Creo que es una forma de hacer una conexión entre nuestra bendita Madre y nuestras madres, tanto las madres físicas como las madres espirituales".

En el caso de las Hermanitas de los Pobres, esta maternidad se da en un modo sensible al atender a las personas al final de su vida terrena. "Para nosotros, lo último de la maternidad espiritual es ser parteras de las almas, mientras se preparan para dejar este mundo", indicó la religiosa. "Una madre física trae hijos al mundo al comienzo de sus vidas. Estamos al final de la vida de las personas para ayudarles a nacer para una vida eterna con Dios para siempre. Creo que es una hermosa manera de verlo".

Con información de Catholic News Service.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La fiesta sería la segunda solemnidad mariana en ser observada como festivo civil en el país. ...
 
Irlanda someterá a referéndum la reforma a la ley de divorcio que exige un tiempo previo de separa ...
 
El paciente fue reconectado gracias a una apelación de último momento. ...
 
San Luis María Grignion de Montfort enumeró en su obra “El secreto admirable del Santísimo Rosa ...
 
De acuerdo con el Cardenal Konrad Krajewski, actual Limosnero, su función es "vaciar la cuenta del ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading