Loading
 
 
 
Loading
 
Sacerdote dominico en Estados Unidos promueve la importancia de las misiones parroquiales
Loading
 
22 de Mayo de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Washington (Miércoles, 22-05-2019, Gaudium Press) La misión no se encuentra siempre en territorios apartados y en otros continentes, sino que puede estar más cerca y ser más necesaria de lo que pensamos. Desde 1995, el P. Bill Garrott, un sacerdote dominico de Washington, Estados Unidos, se ha ocupado en promover las misiones parroquiales, oportunidades de encuentro con Dios a través de la predicación y los sacramentos en tiempos en que se profundiza el alejamiento de Dios en la sociedad.

P BILL GARROTT GAUDIUM PRESS.jpg
P. Bill Garrott. Foto: Dominican Preachers.
"Usted podría llamar mi ministerio un ministerio de dar valentía", indicó el presbítero a Catholic News Service. "Yo predico la versión teológica de la esperanza: Dios tiene un plan y Dios siempre provee". El P. Garrott ha impartido más de 175 misiones parroquiales, transportándose solo, con algunos equipos de sonido en su propio vehículo, a los lugares donde se le ofrece la oportunidad de predicar. A través de la predicación, los sacramentos y la música católica, busca llamar a los alejados de vuelta a la Iglesia y reanimar a los fieles en su testimonio diario del amor de Dios.

"La mayoría de los católicos están privados de la Palabra de Dios", se lamentó el predicador. "Ellos están distraídos por la tecnología. El primer enfoque de mi misión es lograr que las personas lean las Escrituras. Si usted se está privando de la Palabra de Dios, se está dejando a sí mismo abierto a los ataques". El P. Garrott propone a los asistentes a sus misiones una estrategia de ayuno, intercesión y confianza en Dios. El ayuno propuesto es de la tecnología, para dar más lugar a la espiritualidad, mientras que la intercesión busca crear un hábito de oración, preferiblemente con el apoyo de alguien más. La confianza en Dios debe ser alimentada en especial cuando no se obtienen respuestas sensibles o inmediatas a la oración.

La efectividad de las misiones para atraer a los alejados frecuentemente no tiene que ver tanto con los preparativos humanos sino con la intervención divina. "Algunas personas no están yendo a Misa... y van a Misa justo esta vez", comentó el presbítero, quien fue seleccionado entre los Misioneros de la Misericordia que recibieron la potestad de absolver ciertos pecados con motivo del Jubileo de la Misericordia. Las predicaciones de la misión, que tienen una duración de una hora, son seguidas por un tiempo dedicado a las confesiones, que pueden extenderse dos horas o más. El P. Garrott calcula que su ministerio le ha permitido llevar el perdón de Dios a más de 13 mil penitentes.

El encuentro con Dios durante las misiones parroquiales ha permitido el regreso a la Iglesia de personas que se han alejado hasta 40 o 50 años, con frutos de alegría por la acción del Espíritu Santo. "Ver que la gracia de la misión parroquial está activa en sus corazones y que están sobrecogidos de alegría porque se les ha quitado esa carga... ese realmente es uno de los mejores momentos para que un predicador conozca que está involucrado en liberar a las personas", destacó el P. Garrott.

Con información de Catholic News Service.

 

Loading
Sacerdote dominico en Estados Unidos promueve la importancia de las misiones parroquiales

Washington (Miércoles, 22-05-2019, Gaudium Press) La misión no se encuentra siempre en territorios apartados y en otros continentes, sino que puede estar más cerca y ser más necesaria de lo que pensamos. Desde 1995, el P. Bill Garrott, un sacerdote dominico de Washington, Estados Unidos, se ha ocupado en promover las misiones parroquiales, oportunidades de encuentro con Dios a través de la predicación y los sacramentos en tiempos en que se profundiza el alejamiento de Dios en la sociedad.

P BILL GARROTT GAUDIUM PRESS.jpg
P. Bill Garrott. Foto: Dominican Preachers.
"Usted podría llamar mi ministerio un ministerio de dar valentía", indicó el presbítero a Catholic News Service. "Yo predico la versión teológica de la esperanza: Dios tiene un plan y Dios siempre provee". El P. Garrott ha impartido más de 175 misiones parroquiales, transportándose solo, con algunos equipos de sonido en su propio vehículo, a los lugares donde se le ofrece la oportunidad de predicar. A través de la predicación, los sacramentos y la música católica, busca llamar a los alejados de vuelta a la Iglesia y reanimar a los fieles en su testimonio diario del amor de Dios.

"La mayoría de los católicos están privados de la Palabra de Dios", se lamentó el predicador. "Ellos están distraídos por la tecnología. El primer enfoque de mi misión es lograr que las personas lean las Escrituras. Si usted se está privando de la Palabra de Dios, se está dejando a sí mismo abierto a los ataques". El P. Garrott propone a los asistentes a sus misiones una estrategia de ayuno, intercesión y confianza en Dios. El ayuno propuesto es de la tecnología, para dar más lugar a la espiritualidad, mientras que la intercesión busca crear un hábito de oración, preferiblemente con el apoyo de alguien más. La confianza en Dios debe ser alimentada en especial cuando no se obtienen respuestas sensibles o inmediatas a la oración.

La efectividad de las misiones para atraer a los alejados frecuentemente no tiene que ver tanto con los preparativos humanos sino con la intervención divina. "Algunas personas no están yendo a Misa... y van a Misa justo esta vez", comentó el presbítero, quien fue seleccionado entre los Misioneros de la Misericordia que recibieron la potestad de absolver ciertos pecados con motivo del Jubileo de la Misericordia. Las predicaciones de la misión, que tienen una duración de una hora, son seguidas por un tiempo dedicado a las confesiones, que pueden extenderse dos horas o más. El P. Garrott calcula que su ministerio le ha permitido llevar el perdón de Dios a más de 13 mil penitentes.

El encuentro con Dios durante las misiones parroquiales ha permitido el regreso a la Iglesia de personas que se han alejado hasta 40 o 50 años, con frutos de alegría por la acción del Espíritu Santo. "Ver que la gracia de la misión parroquial está activa en sus corazones y que están sobrecogidos de alegría porque se les ha quitado esa carga... ese realmente es uno de los mejores momentos para que un predicador conozca que está involucrado en liberar a las personas", destacó el P. Garrott.

Con información de Catholic News Service.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El informe televisivo omitió la crueldad de las torturas y asesinatos que constituyen el martirio p ...
 
La decisión fue celebrada por Mons. John Sherrington, encargado de temas provida en la Conferencia ...
 
El Jubileo iniciará el 08 de diciembre de 2019 y finalizará el 10 de diciembre de 2020. ...
 
La conmemoración del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo tuvo lugar el miércoles 19 y jueves 20 d ...
 
La ceremonia de imposición de los palios a los nuevos Arzobispos se realiza generalmente en la Sole ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading