Loading
 
 
 
Loading
 
Tras las elecciones europeas: Dios y la vocación de los pueblos
Loading
 
31 de Mayo de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Viernes, 31-05-2019, Gaudium Press) Tras la caída de Theresa May y el crecimiento más o menos generalizado de los anti-europeístas evidenciado por las recientes elecciones al Parlamento Europeo, los analistas exponen sus ideas, buscan las causas, hacen prospectiva.

Que la afectación causada por la inmigración excesiva, que la carga económica pesada para algunos de los miembros de la Unión Europea, son múltiples las razones que se aducen para explicar el fenómeno.

Entretanto, consideramos que hay uno fundamental, que no está siendo considerado, y es el de las diversas vocaciones de los pueblos, que pueden verse avasalladas por una hiper-homogenización.

Comúnmente este tipo de Federaciones son planteadas e impulsadas por los hipotéticos beneficios económicos que pueden traer. Pero el hombre no es solo estómago sino por sobre todo espíritu, y ese dicho de que "estómago lleno - corazón contento", no es necesariamente verdadero.

8.jpg
Parlamento británico y 'Big Ben'

Imaginemos que a Mozart, quien tuvo no pocas dificultades económicas en su vida, en uno de esos momentos de apremio algún amigo le hubiese ofrecido un cargo en la administración municipal de Salzburgo o de Viena, bien remunerado, no muy exigente, pero que hubiese requerido que él dedicase buena parte de su tiempo al estudios de las finanzas públicas, del aparato del Estado, y que tuviese que dejar la música en un segundo plano. Si una muerte prematura no se lo hubiera llevado, Mozart podría haber terminado su vida en una bella villa en las afueras de Viena, con una vida regalada, pero en el fondo muy frustrado, pues no habría cumplido su vocación, no habría desarrollado las potencialidades que Dios le dio, y no habría tenido las claridades de felicidad que el cumplimiento de su vocación le dio.

Así también con los pueblos. Los pueblos tienen una forma de ser, una personalidad colectiva, que generan una cultura y una civilización particulares, las que a su vez sirven de ambiente propicio para que cada nación continúe desarrollando su ‘personalidad', continúe construyendo ese reflejo de Dios que cada uno está llamado a realizar correspondiendo a su vocación. En el fondo, cada nación debe buscar el desarrollo de ese Mozart que tiene en potencia, o ese San Luis Rey, o ese sueño dorado que en el fondo es el designio de Dios para cada pueblo, y no querer seguir caminos artificiales que busquen solo beneficios materiales. Es respetando y favoreciendo su vocación que los pueblos alcanzan la prosperidad, y la felicidad. Vale decirlo aquí, así como el ser humano para desarrollar su vocación debe contar con el auxilio de la gracia, que viene en profusión a través de los sacramentos de la Iglesia, los pueblos deben favorecer la vida cristiana en su interior, para coartar las malas inclinaciones e introducir dentro de sus energías vitales, las ‘energías' divinas que vienen a través de la Iglesia que Cristo fundó.

¿Detrás del sentimiento anti-europeísta que crece, no habrá una sensación de fuerte incomodidad con estructuras y relaciones que los pueblos de Europa están percibiendo como una férrea y homogénea camisa de fuerza, por más que se la quiera presentar como la panacea?

¿No es esa homogenización avasalladora de la ‘cultura' moderna la que nos puede explicar el creciente malestar interior que fuertemente se percibe en las nuevas generaciones, con muchos de sus integrantes tendientes a la anarquía? Ciertamente.

Los gobernantes no pueden pensar solo en los supuestos beneficios económicos, ‘no es solo la economía estúpido', es el alma de los pueblos, que sólo cuando desarrollan su vocación es cuando encuentran las energías naturales y sobrenaturales para alcanzar la felicidad e incluso la prosperidad.

Por Saúl Castiblanco

 

Loading
Tras las elecciones europeas: Dios y la vocación de los pueblos

Redacción (Viernes, 31-05-2019, Gaudium Press) Tras la caída de Theresa May y el crecimiento más o menos generalizado de los anti-europeístas evidenciado por las recientes elecciones al Parlamento Europeo, los analistas exponen sus ideas, buscan las causas, hacen prospectiva.

Que la afectación causada por la inmigración excesiva, que la carga económica pesada para algunos de los miembros de la Unión Europea, son múltiples las razones que se aducen para explicar el fenómeno.

Entretanto, consideramos que hay uno fundamental, que no está siendo considerado, y es el de las diversas vocaciones de los pueblos, que pueden verse avasalladas por una hiper-homogenización.

Comúnmente este tipo de Federaciones son planteadas e impulsadas por los hipotéticos beneficios económicos que pueden traer. Pero el hombre no es solo estómago sino por sobre todo espíritu, y ese dicho de que "estómago lleno - corazón contento", no es necesariamente verdadero.

8.jpg
Parlamento británico y 'Big Ben'

Imaginemos que a Mozart, quien tuvo no pocas dificultades económicas en su vida, en uno de esos momentos de apremio algún amigo le hubiese ofrecido un cargo en la administración municipal de Salzburgo o de Viena, bien remunerado, no muy exigente, pero que hubiese requerido que él dedicase buena parte de su tiempo al estudios de las finanzas públicas, del aparato del Estado, y que tuviese que dejar la música en un segundo plano. Si una muerte prematura no se lo hubiera llevado, Mozart podría haber terminado su vida en una bella villa en las afueras de Viena, con una vida regalada, pero en el fondo muy frustrado, pues no habría cumplido su vocación, no habría desarrollado las potencialidades que Dios le dio, y no habría tenido las claridades de felicidad que el cumplimiento de su vocación le dio.

Así también con los pueblos. Los pueblos tienen una forma de ser, una personalidad colectiva, que generan una cultura y una civilización particulares, las que a su vez sirven de ambiente propicio para que cada nación continúe desarrollando su ‘personalidad', continúe construyendo ese reflejo de Dios que cada uno está llamado a realizar correspondiendo a su vocación. En el fondo, cada nación debe buscar el desarrollo de ese Mozart que tiene en potencia, o ese San Luis Rey, o ese sueño dorado que en el fondo es el designio de Dios para cada pueblo, y no querer seguir caminos artificiales que busquen solo beneficios materiales. Es respetando y favoreciendo su vocación que los pueblos alcanzan la prosperidad, y la felicidad. Vale decirlo aquí, así como el ser humano para desarrollar su vocación debe contar con el auxilio de la gracia, que viene en profusión a través de los sacramentos de la Iglesia, los pueblos deben favorecer la vida cristiana en su interior, para coartar las malas inclinaciones e introducir dentro de sus energías vitales, las ‘energías' divinas que vienen a través de la Iglesia que Cristo fundó.

¿Detrás del sentimiento anti-europeísta que crece, no habrá una sensación de fuerte incomodidad con estructuras y relaciones que los pueblos de Europa están percibiendo como una férrea y homogénea camisa de fuerza, por más que se la quiera presentar como la panacea?

¿No es esa homogenización avasalladora de la ‘cultura' moderna la que nos puede explicar el creciente malestar interior que fuertemente se percibe en las nuevas generaciones, con muchos de sus integrantes tendientes a la anarquía? Ciertamente.

Los gobernantes no pueden pensar solo en los supuestos beneficios económicos, ‘no es solo la economía estúpido', es el alma de los pueblos, que sólo cuando desarrollan su vocación es cuando encuentran las energías naturales y sobrenaturales para alcanzar la felicidad e incluso la prosperidad.

Por Saúl Castiblanco

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/103317-Tras-las-elecciones-europeas--Dios-y-la-vocacion-de-los-pueblos. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El prelado y el Superior del Oratorio de San Felipe Neri de Detroit dieron testimonio de la importan ...
 
El prelado llamó a una vida inspirada en el convencimiento y la transformación a través del testi ...
 
La Madre de Dios se apareció a una inmigrante belga en 1859 y el Santuario en su honor fue preserva ...
 
El cardenal surcoreano Andrew Yeom Soo-jung, arzobispo de Seúl, presidió en Fátima, la conmemorac ...
 
El pasado sábado, 12 de octubre, alrededor de dos millones de católicos participaron de la peregri ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading