Loading
 
 
 
Loading
 
Mons. William Lori presenta en EEUU informe de investigación sobre acusaciones a Obispo emérito de Wheeling-Charleston
Loading
 
6 de Junio de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Wheeling-Charleston (Jueves, 06-06-2019, Gaudium Press) Mons. William Lori, Arzobispo de Baltimore, Estados Unidos, quien desde septiembre de 2018 ejerce el ministerio de Administrador Apostólico de la Diócesis de Wheeling-Charleston, emitió una carta a los fieles de esta última diócesis en la que ofrece un reporte de los avances de la investigación que él mismo abrió sobre una serie de acusaciones realizadas en contra del Obispo emérito, Mons. Michael Bransfield. La renuncia del prelado fue aceptada inmediatamente llegó a la edad de 75 años y Mons. Lori, al asumir el gobierno de la Diócesis e iniciar las investigaciones retiró del ministerio público al Obispo emérito.

MONS WILLIAM LORI GAUDIUM PRESS.jpg
Mons. William Lori, Arzobispo de Baltimore, Estados Unidos. foto: Arquidiócesis de Baltimore.
El pasado 05 de junio, Mons. Lori pudo anunciar algunas de las conclusiones del avance parcial de la investigación, en las cuales califica como creíbles las acusaciones sobre conductas indebidas y malos manejos financieros. "No hay excusa, ni explicación adecuada, que satisfaga la inquietante pregunta de cómo se permitió que su comportamiento continuara durante el tiempo que lo hizo", expuso el Arzobispo en su comunicación. "En el espíritu de transparencia y en base a mis muchas conversaciones durante varias visitas a la Diócesis en los últimos meses, me queda claro que se debe decir más sobre los hallazgos del informe y sobre los pasos que se están tomando para abordarlos".

El Arzobispo y Administrador Apostólico afirmó que no existen pruebas concluyentes que pudieran involucrar al Mons. Bransfield en crímenes de abuso a menores, pero sí se demostró una situación preocupante en la que se hallaron conductas inapropiadas con adultos e insinuaciones a personas bajo la autoridad del Obispo, que concuerdan con una nueva categoría de abuso de autoridad tipificada en el motu proprio "Vos estis lux mundi" en vigor desde el 01 de junio. Además de estos actos, se comprobó "un patrón de gasto excesivo e inapropiado" por parte del prelado, en el cual se emplearon recursos de la Iglesia para "beneficio personal en cosas tales como viajes personales, comidas, licores, regalos y artículos de lujo".

La respuesta a este nuevo escándalo debe centrarse en las víctimas , por lo cual Mons. Lori dispuso la creación de un programa permanente de asesoramiento, mecanismos de denuncia sobre conducta indebida y malos manejos económicos y la creación de una junta de revisión independiente dirigida por laicos. Sobre las denuncias de desvío de recursos económicos se decidió la venta inmediata de la residencia del Obispo en Wheeling, así como el establecimiento de nuevas políticas de supervisión. El propio Mons. Lori realizó la devolución de 7.500 dólares que corresponden a varios obsequios recibidos de parte de Mons. Bransfield y que resultaron ser fruto de los malos manejos financieros de la Diócesis.

"Me duele mucho y lamento el daño que el anterior Obispo causó a quienes fue encargado de pastorear con un espíritu de humildad, servicio y atención pastoral y caridad como la de Cristo", concluyó Mons. Lori en su carta - informe. "Estamos comprometidos a lograr la sanación que la gente buena de la Diócesis de Wheeling-Charleston necesita y solo podemos orar y trabajar incansablemente para recuperar su confianza renovada".

Con información de Catholic World Report.

 

Loading
Mons. William Lori presenta en EEUU informe de investigación sobre acusaciones a Obispo emérito de Wheeling-Charleston

Wheeling-Charleston (Jueves, 06-06-2019, Gaudium Press) Mons. William Lori, Arzobispo de Baltimore, Estados Unidos, quien desde septiembre de 2018 ejerce el ministerio de Administrador Apostólico de la Diócesis de Wheeling-Charleston, emitió una carta a los fieles de esta última diócesis en la que ofrece un reporte de los avances de la investigación que él mismo abrió sobre una serie de acusaciones realizadas en contra del Obispo emérito, Mons. Michael Bransfield. La renuncia del prelado fue aceptada inmediatamente llegó a la edad de 75 años y Mons. Lori, al asumir el gobierno de la Diócesis e iniciar las investigaciones retiró del ministerio público al Obispo emérito.

MONS WILLIAM LORI GAUDIUM PRESS.jpg
Mons. William Lori, Arzobispo de Baltimore, Estados Unidos. foto: Arquidiócesis de Baltimore.
El pasado 05 de junio, Mons. Lori pudo anunciar algunas de las conclusiones del avance parcial de la investigación, en las cuales califica como creíbles las acusaciones sobre conductas indebidas y malos manejos financieros. "No hay excusa, ni explicación adecuada, que satisfaga la inquietante pregunta de cómo se permitió que su comportamiento continuara durante el tiempo que lo hizo", expuso el Arzobispo en su comunicación. "En el espíritu de transparencia y en base a mis muchas conversaciones durante varias visitas a la Diócesis en los últimos meses, me queda claro que se debe decir más sobre los hallazgos del informe y sobre los pasos que se están tomando para abordarlos".

El Arzobispo y Administrador Apostólico afirmó que no existen pruebas concluyentes que pudieran involucrar al Mons. Bransfield en crímenes de abuso a menores, pero sí se demostró una situación preocupante en la que se hallaron conductas inapropiadas con adultos e insinuaciones a personas bajo la autoridad del Obispo, que concuerdan con una nueva categoría de abuso de autoridad tipificada en el motu proprio "Vos estis lux mundi" en vigor desde el 01 de junio. Además de estos actos, se comprobó "un patrón de gasto excesivo e inapropiado" por parte del prelado, en el cual se emplearon recursos de la Iglesia para "beneficio personal en cosas tales como viajes personales, comidas, licores, regalos y artículos de lujo".

La respuesta a este nuevo escándalo debe centrarse en las víctimas , por lo cual Mons. Lori dispuso la creación de un programa permanente de asesoramiento, mecanismos de denuncia sobre conducta indebida y malos manejos económicos y la creación de una junta de revisión independiente dirigida por laicos. Sobre las denuncias de desvío de recursos económicos se decidió la venta inmediata de la residencia del Obispo en Wheeling, así como el establecimiento de nuevas políticas de supervisión. El propio Mons. Lori realizó la devolución de 7.500 dólares que corresponden a varios obsequios recibidos de parte de Mons. Bransfield y que resultaron ser fruto de los malos manejos financieros de la Diócesis.

"Me duele mucho y lamento el daño que el anterior Obispo causó a quienes fue encargado de pastorear con un espíritu de humildad, servicio y atención pastoral y caridad como la de Cristo", concluyó Mons. Lori en su carta - informe. "Estamos comprometidos a lograr la sanación que la gente buena de la Diócesis de Wheeling-Charleston necesita y solo podemos orar y trabajar incansablemente para recuperar su confianza renovada".

Con información de Catholic World Report.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Varios prelados han manifestado su apoyo al médico Rodríguez Lastra. Gaudium Press habló con uno ...
 
La idea es transformar las fachadas de la Basílica de la Patrona de Brasil en la mayor Biblia a cie ...
 
La Federación Internacional de las Asociaciones de Médicos Católicos (FIAMC) anunció que promove ...
 
El montaje de las alfombras para la celebración de Corpus, contó con la participación de 5 mil de ...
 
El inicio de las obras de la Casa de Acogida del Monasterio Trapense, en Palaçoulo, deberá ser un ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading