Loading
 
 
 
Loading
 
Vicario de Catedral de Managua, denunció presencia de agentes de civil para espiar a feligreses
Loading
 
17 de Junio de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Managua (Lunes, 17-06-2019, Gaudium Press) Ayer, en la misa que en la Catedral de Managua celebraba el P. Silvio Romero, vicario de esa catedral, se dio un hecho sintomático de lo que es el asedio del régimen orteguista sobre la Iglesia en el país centroamericano.

9.jpg
P. Silvio Romero

El sacerdote en determinado momento pidió a los policías que estaban "vestidos de civil", no espiar la feligresía:

"Invitamos a los policías que están adentro de civil que no fotografíen a las personas que vienen, que no tomen videos de las personas que vienen", expresó el sacerdote en su homilía.

"Sabemos muy bien que la Policía no está solo afuera, también están adentro. No les tomen fotos, no les tomen video, vienen solo a la eucaristía y no es un delito", pidió el P. Romero.

Desde horas tempranas, patrullas de la Policía se habían apostado en las afueras de la Catedral, pues tras la misa celebrada por el P. Romero, se celebraría otra por la libertad de los presos políticos que aún permanecen en las cárceles nicaragüenses. La labor de la Policía era fundamentalmente impedir al máximo la entrada de los fieles.

Por ello el P. Silvio Romero aludió en su sermón a las libertades consagradas en la Constitución nicaragüense: "Pedimos siempre que dejen entrar a los fieles, recuerdo siempre la Constitución Política, libertad religiosa, libertad de cultos, libertad de conciencia", concluyó el sacerdote.

Después de la misa por la libertad de los presos políticos, agresiones de la Policía orteguista

A la misa por la liberación de los presos políticos, asistieron algunos de los recientemente liberados, como Medardo Mairena, Pedro Mena, Lener Fonseca.

Al término de la eucaristía, los ciudadanos se manifestaron en el atrio de la Catedral, pero cuando quisieron salir por uno de los portones, fueron atacados por la Policía orteguista con balas de goma, gases lacrimógenos y hasta piedras. Esto obligó a que los manifestantes se dispersaran, y salieran en pequeños grupos, siempre con el temor de ser capturados.

La agresión en León, y la intervención del obispo

8.jpg
Mons. Bosco Vivas

Los hechos el domingo en Managua, venían ‘ambientados' por el ataque que turbas orteguistas realizaron el día anterior contra la Catedral de León, al terminar la misa por el alma del monaguillo asesinado Sandor Dolmus. La Policía orteguista se hallaba presente, pero no actuó para evitar el ataque.

Horas antes del inicio de la misa, convocada para las 3 pm, los orteguistas habían montado una tarima en las afueras del templo, desde donde se entonaban cantos pro-régimen.

Ante la agresión -con piedras, botellas- fueron cerradas las puertas de la Catedral, pero las turbas orteguistas continuaron el asedio.

Después de permanecer buen tiempo en la Catedral el propio obispo de León, Mons. César Bosco Vivas, tuvo que mediar ante el comandante de Policía para que los fieles pudieran retirarse, lo que ocurrió con traumatismos, algunas agresiones y el temor de capturas.

 

Loading
Vicario de Catedral de Managua, denunció presencia de agentes de civil para espiar a feligreses

Managua (Lunes, 17-06-2019, Gaudium Press) Ayer, en la misa que en la Catedral de Managua celebraba el P. Silvio Romero, vicario de esa catedral, se dio un hecho sintomático de lo que es el asedio del régimen orteguista sobre la Iglesia en el país centroamericano.

9.jpg
P. Silvio Romero

El sacerdote en determinado momento pidió a los policías que estaban "vestidos de civil", no espiar la feligresía:

"Invitamos a los policías que están adentro de civil que no fotografíen a las personas que vienen, que no tomen videos de las personas que vienen", expresó el sacerdote en su homilía.

"Sabemos muy bien que la Policía no está solo afuera, también están adentro. No les tomen fotos, no les tomen video, vienen solo a la eucaristía y no es un delito", pidió el P. Romero.

Desde horas tempranas, patrullas de la Policía se habían apostado en las afueras de la Catedral, pues tras la misa celebrada por el P. Romero, se celebraría otra por la libertad de los presos políticos que aún permanecen en las cárceles nicaragüenses. La labor de la Policía era fundamentalmente impedir al máximo la entrada de los fieles.

Por ello el P. Silvio Romero aludió en su sermón a las libertades consagradas en la Constitución nicaragüense: "Pedimos siempre que dejen entrar a los fieles, recuerdo siempre la Constitución Política, libertad religiosa, libertad de cultos, libertad de conciencia", concluyó el sacerdote.

Después de la misa por la libertad de los presos políticos, agresiones de la Policía orteguista

A la misa por la liberación de los presos políticos, asistieron algunos de los recientemente liberados, como Medardo Mairena, Pedro Mena, Lener Fonseca.

Al término de la eucaristía, los ciudadanos se manifestaron en el atrio de la Catedral, pero cuando quisieron salir por uno de los portones, fueron atacados por la Policía orteguista con balas de goma, gases lacrimógenos y hasta piedras. Esto obligó a que los manifestantes se dispersaran, y salieran en pequeños grupos, siempre con el temor de ser capturados.

La agresión en León, y la intervención del obispo

8.jpg
Mons. Bosco Vivas

Los hechos el domingo en Managua, venían ‘ambientados' por el ataque que turbas orteguistas realizaron el día anterior contra la Catedral de León, al terminar la misa por el alma del monaguillo asesinado Sandor Dolmus. La Policía orteguista se hallaba presente, pero no actuó para evitar el ataque.

Horas antes del inicio de la misa, convocada para las 3 pm, los orteguistas habían montado una tarima en las afueras del templo, desde donde se entonaban cantos pro-régimen.

Ante la agresión -con piedras, botellas- fueron cerradas las puertas de la Catedral, pero las turbas orteguistas continuaron el asedio.

Después de permanecer buen tiempo en la Catedral el propio obispo de León, Mons. César Bosco Vivas, tuvo que mediar ante el comandante de Policía para que los fieles pudieran retirarse, lo que ocurrió con traumatismos, algunas agresiones y el temor de capturas.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Dal 27 luglio all’1 agosto pellegrinaggio per i giovani dai 17 ai 30 anni ...
 
La continencia y el celibato permiten la entrega personal completa al Señor y los fieles. ...
 
El sacerdote está llamado a cultivar las virtudes y vivir en santidad. ...
 
La posibilidad es generada por los resultados de un reciente informe sobre la respuesta a la persecu ...
 
Persona es intimidad, decía San Agustín. Nada que defienda más la personalidad de un individuo qu ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading