Loading
 
 
 
Loading
 
Papa, en la Audiencia General: el egoísmo no cabe en el alma del cristiano
Loading
 
26 de Junio de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 26-06-2019, Gaudium Press) En la mañana de este miércoles, durante la Audiencia General, el Papa Francisco estuvo en la Plaza San Pedro cuando 15 mil fieles y peregrinos allá estaban para participar de la última Audiencia General realizada antes de la pausa de verano.

3.jpg

Francisco volverá a la Plaza San Pedro para su encuentro semanal con los fieles hasta el 7 de agosto próximo.

Hoy, por causa del intenso sol, los peregrinos enfermos fueron acomodados en la Sala Pablo VI para oír al Papa una serie de reflexiones a propósito de los Hechos de los Apóstoles.

Hoy, concretamente, el Papa comentó la vida de la primera comunidad cristiana de Jerusalén.

Lo extraordinario se hizo ordinario

El Pontífice recordó que la primera comunidad de cristianos nació en el día de Pentecostés con la efusión del Espíritu Santo, siendo considerada el paradigma de toda la comunidad.

En aquella ocasión, alrededor de tres mil personas ingresaron en aquella fraternidad, lugar propio para los fieles y fermento eclesial de la obra de evangelización.

Comentando el hecho, Francisco explicó que "lo extraordinario se hace ordinario y la cotidianidad se torna el espacio de la manifestación de Cristo vivo".

El Papa Francisco comentó que la narración de Lucas, en el Evangelio, permite observar dentro de los muros de la "domus" donde los primeros cristianos se recogen como familia de Dios, lugar donde existe el espacio de la comunión de amor entre hermanos y hermanas en Cristo, la "koinonia".

Allí, dijo Francisco, ellos viven de una manera bien propia para los cristianos: "perseveraban en la doctrina de los apóstoles, la comunión, la fracción del pan y las oraciones" (2, 42).

Y estos son, de acuerdo con el Pontífice los trazos del buen cristiano: oír asiduamente la enseñanza apostólica, practicar una alta calidad de relaciones interpersonales, hacer memoria del Señor a través de la Eucaristía y dialogar con Dios en la oración.

Divisiones no tienen lugar

Según Francisco, algo bien diferente de la sociedad humana, donde se tiende a los propios intereses, inclusive en detrimento de los otros:

"No hay lugar para el egoísmo en el alma del cristiano. Si su corazón es egoísta, usted no es cristiano. Usted es un mundano que piensa en el propio lucro. La proximidad y la unidad son el estilo de los redimidos".

Para recordar la importancia de colocarse en el lugar del otro, de preocuparse, de ayudar, dar limosna, visitar a los enfermos y quien necesita de consolación, no practicar la maledicencia; Francisco afirmó que fue en ese modo de vida, en ese camino de comunión y compartir con los necesitados, que los primeros cristianos fueron capaces de seguir una auténtica vida litúrgica.

Y el Papa así concluyó sus palabras:

"Pidamos al Espíritu Santo para que haga de nuestras comunidades lugares en los cuales se acoge y practique la vida nueva, las obras de solidaridad y comunión; lugares donde las liturgias sean encuentro con Dios, que se torna comunión con los hermanos y hermanas, lugares que sean puertas abiertas sobre la Jerusalén celeste". (JSG)

(De la Redacción de Gaudium Press, con informaciones de Vatican News)

 

 

Loading
Papa, en la Audiencia General: el egoísmo no cabe en el alma del cristiano

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 26-06-2019, Gaudium Press) En la mañana de este miércoles, durante la Audiencia General, el Papa Francisco estuvo en la Plaza San Pedro cuando 15 mil fieles y peregrinos allá estaban para participar de la última Audiencia General realizada antes de la pausa de verano.

3.jpg

Francisco volverá a la Plaza San Pedro para su encuentro semanal con los fieles hasta el 7 de agosto próximo.

Hoy, por causa del intenso sol, los peregrinos enfermos fueron acomodados en la Sala Pablo VI para oír al Papa una serie de reflexiones a propósito de los Hechos de los Apóstoles.

Hoy, concretamente, el Papa comentó la vida de la primera comunidad cristiana de Jerusalén.

Lo extraordinario se hizo ordinario

El Pontífice recordó que la primera comunidad de cristianos nació en el día de Pentecostés con la efusión del Espíritu Santo, siendo considerada el paradigma de toda la comunidad.

En aquella ocasión, alrededor de tres mil personas ingresaron en aquella fraternidad, lugar propio para los fieles y fermento eclesial de la obra de evangelización.

Comentando el hecho, Francisco explicó que "lo extraordinario se hace ordinario y la cotidianidad se torna el espacio de la manifestación de Cristo vivo".

El Papa Francisco comentó que la narración de Lucas, en el Evangelio, permite observar dentro de los muros de la "domus" donde los primeros cristianos se recogen como familia de Dios, lugar donde existe el espacio de la comunión de amor entre hermanos y hermanas en Cristo, la "koinonia".

Allí, dijo Francisco, ellos viven de una manera bien propia para los cristianos: "perseveraban en la doctrina de los apóstoles, la comunión, la fracción del pan y las oraciones" (2, 42).

Y estos son, de acuerdo con el Pontífice los trazos del buen cristiano: oír asiduamente la enseñanza apostólica, practicar una alta calidad de relaciones interpersonales, hacer memoria del Señor a través de la Eucaristía y dialogar con Dios en la oración.

Divisiones no tienen lugar

Según Francisco, algo bien diferente de la sociedad humana, donde se tiende a los propios intereses, inclusive en detrimento de los otros:

"No hay lugar para el egoísmo en el alma del cristiano. Si su corazón es egoísta, usted no es cristiano. Usted es un mundano que piensa en el propio lucro. La proximidad y la unidad son el estilo de los redimidos".

Para recordar la importancia de colocarse en el lugar del otro, de preocuparse, de ayudar, dar limosna, visitar a los enfermos y quien necesita de consolación, no practicar la maledicencia; Francisco afirmó que fue en ese modo de vida, en ese camino de comunión y compartir con los necesitados, que los primeros cristianos fueron capaces de seguir una auténtica vida litúrgica.

Y el Papa así concluyó sus palabras:

"Pidamos al Espíritu Santo para que haga de nuestras comunidades lugares en los cuales se acoge y practique la vida nueva, las obras de solidaridad y comunión; lugares donde las liturgias sean encuentro con Dios, que se torna comunión con los hermanos y hermanas, lugares que sean puertas abiertas sobre la Jerusalén celeste". (JSG)

(De la Redacción de Gaudium Press, con informaciones de Vatican News)

 

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/103783-Papa--en-la-Audiencia-General--el-egoismo-no-cabe-en-el-alma-del-cristiano. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Los homenajes marianos, que comenzaron el 15 de agosto con la bajada de Nuestra Señora de su camar ...
 
El pasado sábado, 14, la Catedral Basílica de la Inmaculada Concepción, quedó repleta de fieles ...
 
En la frontera con el estado de San Pablo, rodeado de verdes montes, se localiza el municipio minero ...
 
Por sexto año consecutivo los franciscanos de la Custodia de Tierra Santa organizan el festival que ...
 
La mistica Teresa d'Avila o meglio Teresa di Gesù, è stata una religiosa maestra di obbedienza e d ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading