Loading
 
 
 
Loading
 
Reliquia del Santo Cáliz de la Última Cena venerada en Valencia fue salvada en tres ocasiones
Loading
 
4 de Julio de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Valencia (Jueves, 04-07-2019, Gaudium Press) El Santo Cáliz que se cree utilizó Jesús en la Última Cena y es venerado en la Catedral de Valencia desde el siglo XV fue salvado en tres ocasiones de su desaparición, en una de ellas corrió el riesgo de caer en manos de las tropas napoleónicas.

Así lo describe César Evangelio en el libro "Salvamentos del Santo Cáliz en la Guerra de la Independencia. Valencia-Alicante 1809-1810", obra que desarrolló con base al manuscrito histórico de Padre Pedro Vicente Calbo, quien narró como custodió la importante reliquia de la cristiandad, y cómo logró salvarla durante los varios asedios a la ciudad.

El libro fue presentado el pasado miércoles 3 de julio, durante un evento que ha tenido lugar en la Catedral de Valencia.

Reliquia del Santo Cáliz_Catedral de Valencia_GaudiumPress.jpg
Santo Cáliz de la Última Cena venerado en la Catedral de Valencia / Foto: Gaudium Press.

El autor, quien es también abogado, especializado en ésta época histórica y quien tardó cinco años en realizar el libro, destaca el gran "papel heroico" del Padre Calbo, quien por entonces tenía la custodia del Santo Cáliz y del resto del tesoro de la Catedral.

Como reporta la Archidiócesis de Valencia en nota de prensa, y según narró César Evangelio, el sacerdote logró salvar la reliquia en circundanticas extremas, incluso en una ocasión tuvo que sacarlo por mar de Valencia hasta Alicante; y en otra, llevarlo hasta Ibiza.

El autor destaca fechas importantes. De acuerdo con las investigaciones, la reliquia de la Última Cena de Nuestro Señor, así como el tesoro de la Catedral, permaneció 10 meses en Alicante en el año 1809; y llegó a Ibiza en 1810 donde permaneció año y medio. De allí fue llevado luego a Mallorca, lugar en el que permaneció hasta que cesó la ocupación francesa de Valencia.

El Padre Calbo, citado por César Evangelio, narró en su manuscrito las circunstancias cómo logró salvar el Santo Cáliz:

"Hubo grandes riesgos derivados del peligro francés, del peligro español por apropiarse de las riquezas no imprescindibles para el culto, del mar al hacerse los traslados en las peores épocas de navegación, y de los corsarios enemigos que se presumían al corriente. A ello se sumaba el peligro de una población a la que parece haberse querido manipular vertiendo acusaciones sobre el contenido del cargamento evacuado, quizá en el ánimo de utilizar el episodio para provocar cambios en el poder político local. Vistos los numerosos avatares, incluida una navegación con graves contratiempos, puede considerarse un verdadero prodigio el que el Santo Cáliz superase aquel tiempo".

César Evangelio_Autor Libro Santo Cáliz_Archidiócesis de Valencia.jpg
César Evangelio, autor del libro / Foto: A. Saiz - AVAN.

De acuerdo con el autor del libro, el sacerdote hizo una gran proeza, es un "héroe de aquel episodio", además realizó una "crónica perfecta, escrita con una grandísima inteligencia y gran sentido analítico".

César Evangelio también no duda en afirmar que hubo una intervención divina para que el Santo Cáliz lograra salvarse en aquella época tan turbulenta: "existe algo de providencial, de prodigioso, en el hecho de que el Santo Cáliz finalmente sobreviviera a toda aquella etapa, simplemente por los traslados marítimos, en los que hubo momentos muy peligrosos, de mucha tormenta, incluso en momentos de enfrentamiento con las tropas francesas".

La reliquia del Santo Cáliz de la Última Cena es custodiada en Valencia desde hace más de 550 años. Ella llegó a la ciudad como parte del relicario de los reyes de Aragón, en el que figuraba desde el 1399 el Cáliz de Jesucristo, que se conservaba antes en el Monasterio de San Juan de la Peña, en los Pirineos.

Con información de la Archidiócesis de Valencia (AVAN).

Loading
Reliquia del Santo Cáliz de la Última Cena venerada en Valencia fue salvada en tres ocasiones

Valencia (Jueves, 04-07-2019, Gaudium Press) El Santo Cáliz que se cree utilizó Jesús en la Última Cena y es venerado en la Catedral de Valencia desde el siglo XV fue salvado en tres ocasiones de su desaparición, en una de ellas corrió el riesgo de caer en manos de las tropas napoleónicas.

Así lo describe César Evangelio en el libro "Salvamentos del Santo Cáliz en la Guerra de la Independencia. Valencia-Alicante 1809-1810", obra que desarrolló con base al manuscrito histórico de Padre Pedro Vicente Calbo, quien narró como custodió la importante reliquia de la cristiandad, y cómo logró salvarla durante los varios asedios a la ciudad.

El libro fue presentado el pasado miércoles 3 de julio, durante un evento que ha tenido lugar en la Catedral de Valencia.

Reliquia del Santo Cáliz_Catedral de Valencia_GaudiumPress.jpg
Santo Cáliz de la Última Cena venerado en la Catedral de Valencia / Foto: Gaudium Press.

El autor, quien es también abogado, especializado en ésta época histórica y quien tardó cinco años en realizar el libro, destaca el gran "papel heroico" del Padre Calbo, quien por entonces tenía la custodia del Santo Cáliz y del resto del tesoro de la Catedral.

Como reporta la Archidiócesis de Valencia en nota de prensa, y según narró César Evangelio, el sacerdote logró salvar la reliquia en circundanticas extremas, incluso en una ocasión tuvo que sacarlo por mar de Valencia hasta Alicante; y en otra, llevarlo hasta Ibiza.

El autor destaca fechas importantes. De acuerdo con las investigaciones, la reliquia de la Última Cena de Nuestro Señor, así como el tesoro de la Catedral, permaneció 10 meses en Alicante en el año 1809; y llegó a Ibiza en 1810 donde permaneció año y medio. De allí fue llevado luego a Mallorca, lugar en el que permaneció hasta que cesó la ocupación francesa de Valencia.

El Padre Calbo, citado por César Evangelio, narró en su manuscrito las circunstancias cómo logró salvar el Santo Cáliz:

"Hubo grandes riesgos derivados del peligro francés, del peligro español por apropiarse de las riquezas no imprescindibles para el culto, del mar al hacerse los traslados en las peores épocas de navegación, y de los corsarios enemigos que se presumían al corriente. A ello se sumaba el peligro de una población a la que parece haberse querido manipular vertiendo acusaciones sobre el contenido del cargamento evacuado, quizá en el ánimo de utilizar el episodio para provocar cambios en el poder político local. Vistos los numerosos avatares, incluida una navegación con graves contratiempos, puede considerarse un verdadero prodigio el que el Santo Cáliz superase aquel tiempo".

César Evangelio_Autor Libro Santo Cáliz_Archidiócesis de Valencia.jpg
César Evangelio, autor del libro / Foto: A. Saiz - AVAN.

De acuerdo con el autor del libro, el sacerdote hizo una gran proeza, es un "héroe de aquel episodio", además realizó una "crónica perfecta, escrita con una grandísima inteligencia y gran sentido analítico".

César Evangelio también no duda en afirmar que hubo una intervención divina para que el Santo Cáliz lograra salvarse en aquella época tan turbulenta: "existe algo de providencial, de prodigioso, en el hecho de que el Santo Cáliz finalmente sobreviviera a toda aquella etapa, simplemente por los traslados marítimos, en los que hubo momentos muy peligrosos, de mucha tormenta, incluso en momentos de enfrentamiento con las tropas francesas".

La reliquia del Santo Cáliz de la Última Cena es custodiada en Valencia desde hace más de 550 años. Ella llegó a la ciudad como parte del relicario de los reyes de Aragón, en el que figuraba desde el 1399 el Cáliz de Jesucristo, que se conservaba antes en el Monasterio de San Juan de la Peña, en los Pirineos.

Con información de la Archidiócesis de Valencia (AVAN).


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Dal 27 luglio all’1 agosto pellegrinaggio per i giovani dai 17 ai 30 anni ...
 
La continencia y el celibato permiten la entrega personal completa al Señor y los fieles. ...
 
El sacerdote está llamado a cultivar las virtudes y vivir en santidad. ...
 
La posibilidad es generada por los resultados de un reciente informe sobre la respuesta a la persecu ...
 
Persona es intimidad, decía San Agustín. Nada que defienda más la personalidad de un individuo qu ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading