Loading
 
 
 
Loading
 
Primer padre ciego portugués fue a Fátima consagrar su ministerio a Nuestra Señora
Loading
 
16 de Julio de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Fátima - Portugal (Martes, 16-07-2019, Gaudium Press) Por primera vez, en Portugal, este domingo, un ciego recibió el sacramento del orden.

El ahora Padre Tiago Varanda, de 35 años, ciego desde la adolescencia, recibió la orden del sacerdocio en la cripta del Santuario de Sameiro, en Braga.

5.jpg

Ayer, lunes, estuvo en la Cova de Iria para celebrar la Misa en la Capillita de las Apariciones y consagrar a Nuestra Señora su ministerio.

Entrevista

Antes de la celebración, Padre Tiago explicó en la Sala de Prensa del Santuario la razón de su visita:

"Fátima siempre fue un lugar muy especial para mí, desde niño, y, en este momento importante de mi vida, quise venir a consagrar también mi ministerio sacerdotal en las manos de nuestra Madre, porque sé que, con Ella, más fácilmente me puedo unir a Jesús".

Tiago Varanda, que es natural de Lamego, perdió totalmente la visión a los 16 años, debido a un glaucoma congénito.

Antes de perder totalmente su vista, había ido al Santuario de Fátima. Volviendo ahora a Fátima, la "casa de la Madre", él percibe todo de otro modo, con otros sentidos:

"Los sonidos, de las personas, de la campana y de uno u otro pajarito, me transportan para la paz que es este lugar, y el olor característico de las velas para la devoción y para el recogimiento... Todo con mucha lentitud y serenidad, que ayudan mucho a parar y a concentrarme en Dios".

El Padre Tiago percibe que las limitaciones que la enfermedad le trajo lo hicieron concentrar la percepción del mundo en los otros sentidos.

Del mal que es no tener visión, él sacó ventajas que busca aplicar para la concretización de su ministerio:

"El no ver me permite, exteriormente, no distraerme tanto, aunque, interiormente, tenga que hacer el mismo recorrido, tantas veces difícil, de recogimiento y de silencio interior.

Después, siento que voy mejorando en la sensibilidad de otros sentidos, particularmente la audición, que es el sentido de la escucha, lo que puede ser un don para poder ser un sacerdote que mejor escucha a las personas en sus dramas, en sus alegrías y en su fe", explicó él sin rebelarse por causa de su ceguera.

Los otros sentidos al servicio de Dios

Al final del año pasado, entonces diácono recién-ordenado, el ahora padre Tiago Varanda proclamó el Evangelio en la Misa de la Capillita de las Apariciones, haciendo la lectura en Braille.

Los textos en escritura táctil y la orientación en el espacio son las únicas adaptaciones que precisa para celebrar la Eucaristía.
En esta ayuda, han sido esenciales los amigos y familiares, que también insistieron en estar presentes hoy, en la Capillita de las Apariciones, y a quien el nuevo sacerdote se siente grato por toda la ayuda recibida a lo largo de su recorrido.

Concelebrantes

Concelebraron la Misa otros dos nuevos sacerdotes que también fueron ordenados ayer, en la Sede de Aveiro: el padre Jorge Gonçalves y el padre Pedro Oliveira.

Concelebró con los nuevos padres Monseñor Joaquim Fernandes que es de la Arquidiócesis de Braga y que hoy, día 15, a los 103 años de edad, cumplió 74 años de sacerdocio.

Al final de la Eucaristía, la asamblea saludó, con aplausos y mucha alegría a los neo-sacerdotes. (JSG)

(De la Redacción de Gaudium Press, con informaciones del site del Santuario de Fátima)

Loading
Primer padre ciego portugués fue a Fátima consagrar su ministerio a Nuestra Señora

Fátima - Portugal (Martes, 16-07-2019, Gaudium Press) Por primera vez, en Portugal, este domingo, un ciego recibió el sacramento del orden.

El ahora Padre Tiago Varanda, de 35 años, ciego desde la adolescencia, recibió la orden del sacerdocio en la cripta del Santuario de Sameiro, en Braga.

5.jpg

Ayer, lunes, estuvo en la Cova de Iria para celebrar la Misa en la Capillita de las Apariciones y consagrar a Nuestra Señora su ministerio.

Entrevista

Antes de la celebración, Padre Tiago explicó en la Sala de Prensa del Santuario la razón de su visita:

"Fátima siempre fue un lugar muy especial para mí, desde niño, y, en este momento importante de mi vida, quise venir a consagrar también mi ministerio sacerdotal en las manos de nuestra Madre, porque sé que, con Ella, más fácilmente me puedo unir a Jesús".

Tiago Varanda, que es natural de Lamego, perdió totalmente la visión a los 16 años, debido a un glaucoma congénito.

Antes de perder totalmente su vista, había ido al Santuario de Fátima. Volviendo ahora a Fátima, la "casa de la Madre", él percibe todo de otro modo, con otros sentidos:

"Los sonidos, de las personas, de la campana y de uno u otro pajarito, me transportan para la paz que es este lugar, y el olor característico de las velas para la devoción y para el recogimiento... Todo con mucha lentitud y serenidad, que ayudan mucho a parar y a concentrarme en Dios".

El Padre Tiago percibe que las limitaciones que la enfermedad le trajo lo hicieron concentrar la percepción del mundo en los otros sentidos.

Del mal que es no tener visión, él sacó ventajas que busca aplicar para la concretización de su ministerio:

"El no ver me permite, exteriormente, no distraerme tanto, aunque, interiormente, tenga que hacer el mismo recorrido, tantas veces difícil, de recogimiento y de silencio interior.

Después, siento que voy mejorando en la sensibilidad de otros sentidos, particularmente la audición, que es el sentido de la escucha, lo que puede ser un don para poder ser un sacerdote que mejor escucha a las personas en sus dramas, en sus alegrías y en su fe", explicó él sin rebelarse por causa de su ceguera.

Los otros sentidos al servicio de Dios

Al final del año pasado, entonces diácono recién-ordenado, el ahora padre Tiago Varanda proclamó el Evangelio en la Misa de la Capillita de las Apariciones, haciendo la lectura en Braille.

Los textos en escritura táctil y la orientación en el espacio son las únicas adaptaciones que precisa para celebrar la Eucaristía.
En esta ayuda, han sido esenciales los amigos y familiares, que también insistieron en estar presentes hoy, en la Capillita de las Apariciones, y a quien el nuevo sacerdote se siente grato por toda la ayuda recibida a lo largo de su recorrido.

Concelebrantes

Concelebraron la Misa otros dos nuevos sacerdotes que también fueron ordenados ayer, en la Sede de Aveiro: el padre Jorge Gonçalves y el padre Pedro Oliveira.

Concelebró con los nuevos padres Monseñor Joaquim Fernandes que es de la Arquidiócesis de Braga y que hoy, día 15, a los 103 años de edad, cumplió 74 años de sacerdocio.

Al final de la Eucaristía, la asamblea saludó, con aplausos y mucha alegría a los neo-sacerdotes. (JSG)

(De la Redacción de Gaudium Press, con informaciones del site del Santuario de Fátima)


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El prelado y el Superior del Oratorio de San Felipe Neri de Detroit dieron testimonio de la importan ...
 
El prelado llamó a una vida inspirada en el convencimiento y la transformación a través del testi ...
 
La Madre de Dios se apareció a una inmigrante belga en 1859 y el Santuario en su honor fue preserva ...
 
El cardenal surcoreano Andrew Yeom Soo-jung, arzobispo de Seúl, presidió en Fátima, la conmemorac ...
 
El pasado sábado, 12 de octubre, alrededor de dos millones de católicos participaron de la peregri ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading