Loading
 
 
 
Loading
 
Fieles de Madrid esperan que reliquia de sangre de San Pantaleón vuelva a licuarse
Loading
 
23 de Julio de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Madrid (Martes, 23-07-2019, Gaudium Press) Un año más fieles de Madrid esperan que la reliquia de sangre de San Pantaleón, venerada en el Real Monasterio de la Encarnación, vuelva a licuarse. Es habitual que este fenómeno ocurre cada año durante la fiesta del santo que se celebra el 27 de julio, es decir, se prevé tenga lugar el próximo sábado.

Por lo menos así sucedió en 2018 durante la festividad del médico mártir, quien murió decapitado en el año 305 por profesar su fe; y ha ocurrido en los años anteriores; pero no sólo con la reliquia que se encuentra en Madrid, sino con otra del mismo santo que se conserva en Ravello, Italia.

Un fenómeno que recuerda al que ocurre todos los años en otra ciudad italiana: Nápoles, con la Sangre de San Jenaro, donde se conserva una ampolla cuyo contenido se licúa en el día de la festividad del santo (Ver: Nuevamente se disuelve milagrosamente la sangre de San Jenaro en Nápoles).

Archidiocesis de Madrid.jpg
Es habitual que el fenómeno ocurre cada año durante la fiesta del santo que se celebra el 27 de julio.

Fieles de Madrid podrán ser testigos de este hecho y venerar la reliquia de San Pantaleón con ocasión de su festividad litúrgica; ya que el templo del Real Monasterio de la Encarnación, situado en la Plaza de la Encarnación, acogerá desde el viernes 26 de julio un amplio programa de cultos en homenaje al santo.

Éstos iniciarán con la apertura de la iglesia a las 17:00, hora a partir de la cual los fieles podrán ingresar al templo a venerar las reliquias -la ampolla con la sangre del santo, así como uno de sus huesos- que permanecerán expuestas.

A las 19:00 y luego a las 20:30 habrá Eucaristía; y cada media hora se permitirá a los fieles besar el relicario que custodia el hueso de San Pantaleón.

Ya para el 27 de julio, en la solemnidad del santo, la iglesia abrirá sus puertas desde las 8:00 horas hasta las 14:00; y luego desde las 17:00 hasta las 22:00. En estos horarios los fieles podrán acercarse para venerar las reliquias del médico y mártir.

Durante el día habrá varias Misas: a las 8:00, a las 10:00, a las 19:00 y a las 20:30 horas.

En ambas jornadas habrá confesores disponibles para que los feligreses se acerquen al Sacramento de la Reconciliación.

San Pantaleón, nació en Nicomedia, la actual Turquía, en el siglo III, siendo hijo de Eubula, hombre pagano, y una cristiana. Era médico, discípulo de Euphorisino, muy conocido en el imperio. Su labor la ejerció con el emperador romano Galerio Maximiano.

Cegado por el paganismo, un día conoce a Hermolaos, un buen cristiano, quien le abre los ojos y le incita a conocer la curación que proviene de lo Alto, entregando su labor médica al servicio de Jesús y a la evangelización.

Con la persecución de los cristianos en Nikomedia, es delatado por otros médicos, siendo arrestado y luego decapitado. Pantaleón entrega su vida en defensa de la fe.

El fenómeno de la licuefacción de su sangre, conservada en unas ampollas, fue avalado en la primera mitad del siglo XVIII, con unos estudios que se realizaron en los años 1724 y 1730. Entonces se efectuaron diversas observaciones y se tomaron testimonios, la mayoría de ellos de médicos y doctores en Teología, quienes señalaron estar frente a un fenómeno inexplicable, pero validando su veracidad.

Con información de la Archidiócesis de Madrid y Catholic.net.

Loading
Fieles de Madrid esperan que reliquia de sangre de San Pantaleón vuelva a licuarse

Madrid (Martes, 23-07-2019, Gaudium Press) Un año más fieles de Madrid esperan que la reliquia de sangre de San Pantaleón, venerada en el Real Monasterio de la Encarnación, vuelva a licuarse. Es habitual que este fenómeno ocurre cada año durante la fiesta del santo que se celebra el 27 de julio, es decir, se prevé tenga lugar el próximo sábado.

Por lo menos así sucedió en 2018 durante la festividad del médico mártir, quien murió decapitado en el año 305 por profesar su fe; y ha ocurrido en los años anteriores; pero no sólo con la reliquia que se encuentra en Madrid, sino con otra del mismo santo que se conserva en Ravello, Italia.

Un fenómeno que recuerda al que ocurre todos los años en otra ciudad italiana: Nápoles, con la Sangre de San Jenaro, donde se conserva una ampolla cuyo contenido se licúa en el día de la festividad del santo (Ver: Nuevamente se disuelve milagrosamente la sangre de San Jenaro en Nápoles).

Archidiocesis de Madrid.jpg
Es habitual que el fenómeno ocurre cada año durante la fiesta del santo que se celebra el 27 de julio.

Fieles de Madrid podrán ser testigos de este hecho y venerar la reliquia de San Pantaleón con ocasión de su festividad litúrgica; ya que el templo del Real Monasterio de la Encarnación, situado en la Plaza de la Encarnación, acogerá desde el viernes 26 de julio un amplio programa de cultos en homenaje al santo.

Éstos iniciarán con la apertura de la iglesia a las 17:00, hora a partir de la cual los fieles podrán ingresar al templo a venerar las reliquias -la ampolla con la sangre del santo, así como uno de sus huesos- que permanecerán expuestas.

A las 19:00 y luego a las 20:30 habrá Eucaristía; y cada media hora se permitirá a los fieles besar el relicario que custodia el hueso de San Pantaleón.

Ya para el 27 de julio, en la solemnidad del santo, la iglesia abrirá sus puertas desde las 8:00 horas hasta las 14:00; y luego desde las 17:00 hasta las 22:00. En estos horarios los fieles podrán acercarse para venerar las reliquias del médico y mártir.

Durante el día habrá varias Misas: a las 8:00, a las 10:00, a las 19:00 y a las 20:30 horas.

En ambas jornadas habrá confesores disponibles para que los feligreses se acerquen al Sacramento de la Reconciliación.

San Pantaleón, nació en Nicomedia, la actual Turquía, en el siglo III, siendo hijo de Eubula, hombre pagano, y una cristiana. Era médico, discípulo de Euphorisino, muy conocido en el imperio. Su labor la ejerció con el emperador romano Galerio Maximiano.

Cegado por el paganismo, un día conoce a Hermolaos, un buen cristiano, quien le abre los ojos y le incita a conocer la curación que proviene de lo Alto, entregando su labor médica al servicio de Jesús y a la evangelización.

Con la persecución de los cristianos en Nikomedia, es delatado por otros médicos, siendo arrestado y luego decapitado. Pantaleón entrega su vida en defensa de la fe.

El fenómeno de la licuefacción de su sangre, conservada en unas ampollas, fue avalado en la primera mitad del siglo XVIII, con unos estudios que se realizaron en los años 1724 y 1730. Entonces se efectuaron diversas observaciones y se tomaron testimonios, la mayoría de ellos de médicos y doctores en Teología, quienes señalaron estar frente a un fenómeno inexplicable, pero validando su veracidad.

Con información de la Archidiócesis de Madrid y Catholic.net.


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Una buena noticia es la reconstrucción de la biblioteca cristiana de la localidad Qaragosh, en la p ...
 
El Papa Francisco, en la misa de este jueves 19, en la Casa Santa Marta, comentó la primera carta d ...
 
"La persecución abierta y declarada contra Cristo y su Iglesia, siempre ha dado como resultado el a ...
 
Un verdadero heraldo del Evangelio ...
 
En el sector de la Pequeña Italia, el Santo patrón de Nápoles es recordado con el que se convirti ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading