Loading
 
 
 
Loading
 
Dicasterio Vaticano para los Laicos, la Familia y la Vida cumple tres años
Loading
 
21 de Agosto de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 21-08-2019, Gaudium Press) En 2016 el Papa Francisco publicó la Carta Apostólica, bajo la forma de ‘Motu Proprio', titulada "Sedula Mater".

1.png

Con la "Sedula Mater" fue instituido el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida.

El nuevo Dicasterio asumió las responsabilidades anteriormente pertenecientes al Pontificio Consejo para los Laicos y aquellas atribuidas al Pontificio Consejo para la Familia, una vez que ambos Pontificios Consejos vieron cesadas sus funciones.

La Carta Apostólica "Sedula Mater"

Al inicio de su texto ya se lee: "La Iglesia, madre cuidadosa siempre, a lo largo de los siglos, siguió y cuidó de los laicos, la familia y la vida, manifestando el amor del Salvador misericordioso por la humanidad".

Y, más adelante la Carta Apostólica continúa manifestando y justificando las modificaciones establecidas:

"Hagamos que los Dicasterios de la Curia Romana se conformen prontamente con las situaciones de nuestro tiempo y se adapten a las necesidades de la Iglesia universal. En particular, nuestro pensamiento se dirige a los laicos, la familia y la vida, a los cuales queremos ofrecer apoyo y ayuda, para que sean testigos activos del Evangelio en nuestro tiempo y expresión de la bondad del Redentor".

Atribuciones, Competencias y Actividades

El estatuto de la creación del nuevo Dicasterio recuerda que el nuevo Pontificio Consejo es competente "en las materias que son de la responsabilidad de la Sede Apostólica para la promoción de la vida y el apostolado de los fieles laicos, para el cuidado pastoral de los jóvenes, la familia y su misión, según el proyecto de Dios y para la protección y apoyo de la vida humana".

El Estatuto aclara también que entre las actividades específicas del Dicasterio, están las de organizar "conferencias internacionales y otras iniciativas relativas al apostolado de los laicos, a los jóvenes, a la institución del matrimonio y la realidad de la familia y la vida en el ámbito eclesial, así como las condiciones humanas y sociales de los laicos, los jóvenes, el instituto familiar y la vida humana en sociedad".

Es también responsabilidad del Dicasterio -aclara el Estatuto- animar y alentar "la promoción de la vocación y la misión de los fieles laicos en la Iglesia y el mundo, como individuos, casados o no, y también como miembros pertenecientes a asociaciones, movimientos y comunidades".

Ese Dicasterio promueve también la "apertura de las familias a la adopción y la acogida de niños y los cuidados de los ancianos, haciéndose presente en las instituciones civiles para apoyar tales prácticas".

El Dicasterio y la Pontificia Academia para la Vida

El dicasterio tiene un vínculo directo con el "Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II para las Ciencias del Matrimonio y de la Familia". La Pontificia Academia para la Vida también está ligada a este Dicasterio.

Su actual prefecto es el cardenal Kevin Farrell, nacido el 2 de septiembre de 1947, en Dublín, Irlanda, y ordenado sacerdote el 24 de diciembre de 1978.

El secretario es el padre Alexandre Awi Mello. (JSG)

Loading
Dicasterio Vaticano para los Laicos, la Familia y la Vida cumple tres años

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 21-08-2019, Gaudium Press) En 2016 el Papa Francisco publicó la Carta Apostólica, bajo la forma de ‘Motu Proprio', titulada "Sedula Mater".

1.png

Con la "Sedula Mater" fue instituido el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida.

El nuevo Dicasterio asumió las responsabilidades anteriormente pertenecientes al Pontificio Consejo para los Laicos y aquellas atribuidas al Pontificio Consejo para la Familia, una vez que ambos Pontificios Consejos vieron cesadas sus funciones.

La Carta Apostólica "Sedula Mater"

Al inicio de su texto ya se lee: "La Iglesia, madre cuidadosa siempre, a lo largo de los siglos, siguió y cuidó de los laicos, la familia y la vida, manifestando el amor del Salvador misericordioso por la humanidad".

Y, más adelante la Carta Apostólica continúa manifestando y justificando las modificaciones establecidas:

"Hagamos que los Dicasterios de la Curia Romana se conformen prontamente con las situaciones de nuestro tiempo y se adapten a las necesidades de la Iglesia universal. En particular, nuestro pensamiento se dirige a los laicos, la familia y la vida, a los cuales queremos ofrecer apoyo y ayuda, para que sean testigos activos del Evangelio en nuestro tiempo y expresión de la bondad del Redentor".

Atribuciones, Competencias y Actividades

El estatuto de la creación del nuevo Dicasterio recuerda que el nuevo Pontificio Consejo es competente "en las materias que son de la responsabilidad de la Sede Apostólica para la promoción de la vida y el apostolado de los fieles laicos, para el cuidado pastoral de los jóvenes, la familia y su misión, según el proyecto de Dios y para la protección y apoyo de la vida humana".

El Estatuto aclara también que entre las actividades específicas del Dicasterio, están las de organizar "conferencias internacionales y otras iniciativas relativas al apostolado de los laicos, a los jóvenes, a la institución del matrimonio y la realidad de la familia y la vida en el ámbito eclesial, así como las condiciones humanas y sociales de los laicos, los jóvenes, el instituto familiar y la vida humana en sociedad".

Es también responsabilidad del Dicasterio -aclara el Estatuto- animar y alentar "la promoción de la vocación y la misión de los fieles laicos en la Iglesia y el mundo, como individuos, casados o no, y también como miembros pertenecientes a asociaciones, movimientos y comunidades".

Ese Dicasterio promueve también la "apertura de las familias a la adopción y la acogida de niños y los cuidados de los ancianos, haciéndose presente en las instituciones civiles para apoyar tales prácticas".

El Dicasterio y la Pontificia Academia para la Vida

El dicasterio tiene un vínculo directo con el "Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II para las Ciencias del Matrimonio y de la Familia". La Pontificia Academia para la Vida también está ligada a este Dicasterio.

Su actual prefecto es el cardenal Kevin Farrell, nacido el 2 de septiembre de 1947, en Dublín, Irlanda, y ordenado sacerdote el 24 de diciembre de 1978.

El secretario es el padre Alexandre Awi Mello. (JSG)

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/104679-Dicasterio-Vaticano-para-los-Laicos--la-Familia-y-la-Vida-cumple-tres-anos. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Se trata de una de las principales obras de la primera mujer que se hizo miembro de la Academia de A ...
 
Mañana iniciará la agenda oficial, cuando el Papa visite la Casa de Gobierno en la celeremonia de ...
 
Preghiera contro la rabbia e l’impazienza ...
 
Los prelados se encuentran en medio de una campaña nacional para erradicar el vicio de la corrupci ...
 
"Es demasiado el dolor que han sufrido los nicaragüenses", advirtieron los Obispos en su comunicado ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading