Loading
 
 
 
Loading
 
Estudio demuestra que la fe es efectiva para disminuir la depresión en adolescentes
Loading
 
22 de Agosto de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Jueves, 22-08-2019, Gaudium Press) La depresión se ha convertido en una de las principales causas de incapacidad y enfermedad en los adolescentes. En los Estados Unidos el 13% ha declarado haber tenido algún episodio de depresión grave en el último año; una cifra que en 10 años ha aumentado dos tercios.

De ahí que llame la atención una reciente investigación que demuestra que la fe, la religiosidad, es efectiva en la disminución de la depresión en los adolescentes.

Se trata del estudio "Religion and Depression in Adolescence" - "Religión y Depresión en Adolescentes"-, realizado por tres investigadoras: Jane Cooley Fruehwirth, de la Universidad de North Carolina; Sriya Iyer, de la Universidad de Cambridge; y Anwen Zhang, del London School of Economics and Political Science.

Foto_JornadaMundialdelaJuventud_porCathopic.jpg
Foto: Jornada Mundial de la Juventud por Cathopic.

La indagación, publicada el pasado mayo por el 'Journal of Political Economy' y dada a conocer en un artículo escrito por Jane Cooley en la revista 'America', medio de comunicación de los Jesuitas, habla de la correlación que existe entre la religiosidad y la salud mental en los adolescentes, y de cómo la fe puede ayudar a las nuevas generaciones a lidiar con una enfermedad mental, como lo es la depresión.

Según expone la investigadora en el artículo, la evidencia ha respaldado la idea de que una mayor religiosidad está asociada con una mejor salud mental. Dicha religiosidad se ha medido a través de datos que refieran a la frecuencia con la cual los jóvenes asisten a los servicios religiosos, rezan y por la importancia que dan a la religión.

Con el objeto de comprobar este hecho, las investigadoras debieron estudiar si una mejor salud mental en los adolescentes estaba relacionada con la asistencia regular a la iglesia o con un ambiente hogareño más estable.

Para ello las investigadoras acudieron a los datos que ha aportado la 'National Longitudinal Survey of Adolescent to Adult Health'-Encuesta Nacional Longitudinal de Salud de Adolescentes a Adultos-, que, como señala Jane Cooley, "incluye ricas preguntas sobre religiosidad y depresión". Así que se enfocaron en los datos de los estudiantes de secundaria.

En la pesquisa se partió del hecho que los pares tienen fuertes efectos en la adolescencia en una variedad de comportamientos, sean éstos negativos o positivos; estudiando un elemento: si ciertos adolescentes se vuelven más religiosos como resultado de su exposición a pares religiosos. Allí se puede analizar si posteriormente dichos jóvenes muestran una mejor salud mental.

En dicha indagación las investigadoras hallaron "robustos efectos de la religiosidad en la depresión", como escribe Jane Cooley.

El estudio concluyó que cuando existe un fuerte crecimiento en la religiosidad, los riesgos de depresión descendían un 11%.

Los descubrimientos también han permitido concluir que la religiosidad ayuda a amortiguar algunos factores estresantes y sugiere que los adolescentes que tienen menos estructuras de apoyo en el hogar y en la escuela, experimentan más beneficios de la religiosidad.

Para Jane Cooley los hallazgos son muy significativos: "lo más sorprendente fue que estos efectos fueron más fuertes, casi dos tercios más grandes, por los individuos que presentan los síntomas más severos de depresión, que a menudo son los más difíciles de tratar. Este hallazgo ofrece un sorprendente contraste con la evidencia sobre la efectividad de la terapia cognitiva, una de las formas de tratamiento más recomendadas, que generalmente es menos efectiva para las personas más deprimidas, al menos a corto plazo".

Con información de americamagazine.org y journals.uchicago.edu.

 

Loading
Estudio demuestra que la fe es efectiva para disminuir la depresión en adolescentes

Redacción (Jueves, 22-08-2019, Gaudium Press) La depresión se ha convertido en una de las principales causas de incapacidad y enfermedad en los adolescentes. En los Estados Unidos el 13% ha declarado haber tenido algún episodio de depresión grave en el último año; una cifra que en 10 años ha aumentado dos tercios.

De ahí que llame la atención una reciente investigación que demuestra que la fe, la religiosidad, es efectiva en la disminución de la depresión en los adolescentes.

Se trata del estudio "Religion and Depression in Adolescence" - "Religión y Depresión en Adolescentes"-, realizado por tres investigadoras: Jane Cooley Fruehwirth, de la Universidad de North Carolina; Sriya Iyer, de la Universidad de Cambridge; y Anwen Zhang, del London School of Economics and Political Science.

Foto_JornadaMundialdelaJuventud_porCathopic.jpg
Foto: Jornada Mundial de la Juventud por Cathopic.

La indagación, publicada el pasado mayo por el 'Journal of Political Economy' y dada a conocer en un artículo escrito por Jane Cooley en la revista 'America', medio de comunicación de los Jesuitas, habla de la correlación que existe entre la religiosidad y la salud mental en los adolescentes, y de cómo la fe puede ayudar a las nuevas generaciones a lidiar con una enfermedad mental, como lo es la depresión.

Según expone la investigadora en el artículo, la evidencia ha respaldado la idea de que una mayor religiosidad está asociada con una mejor salud mental. Dicha religiosidad se ha medido a través de datos que refieran a la frecuencia con la cual los jóvenes asisten a los servicios religiosos, rezan y por la importancia que dan a la religión.

Con el objeto de comprobar este hecho, las investigadoras debieron estudiar si una mejor salud mental en los adolescentes estaba relacionada con la asistencia regular a la iglesia o con un ambiente hogareño más estable.

Para ello las investigadoras acudieron a los datos que ha aportado la 'National Longitudinal Survey of Adolescent to Adult Health'-Encuesta Nacional Longitudinal de Salud de Adolescentes a Adultos-, que, como señala Jane Cooley, "incluye ricas preguntas sobre religiosidad y depresión". Así que se enfocaron en los datos de los estudiantes de secundaria.

En la pesquisa se partió del hecho que los pares tienen fuertes efectos en la adolescencia en una variedad de comportamientos, sean éstos negativos o positivos; estudiando un elemento: si ciertos adolescentes se vuelven más religiosos como resultado de su exposición a pares religiosos. Allí se puede analizar si posteriormente dichos jóvenes muestran una mejor salud mental.

En dicha indagación las investigadoras hallaron "robustos efectos de la religiosidad en la depresión", como escribe Jane Cooley.

El estudio concluyó que cuando existe un fuerte crecimiento en la religiosidad, los riesgos de depresión descendían un 11%.

Los descubrimientos también han permitido concluir que la religiosidad ayuda a amortiguar algunos factores estresantes y sugiere que los adolescentes que tienen menos estructuras de apoyo en el hogar y en la escuela, experimentan más beneficios de la religiosidad.

Para Jane Cooley los hallazgos son muy significativos: "lo más sorprendente fue que estos efectos fueron más fuertes, casi dos tercios más grandes, por los individuos que presentan los síntomas más severos de depresión, que a menudo son los más difíciles de tratar. Este hallazgo ofrece un sorprendente contraste con la evidencia sobre la efectividad de la terapia cognitiva, una de las formas de tratamiento más recomendadas, que generalmente es menos efectiva para las personas más deprimidas, al menos a corto plazo".

Con información de americamagazine.org y journals.uchicago.edu.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El prelado y el Superior del Oratorio de San Felipe Neri de Detroit dieron testimonio de la importan ...
 
El prelado llamó a una vida inspirada en el convencimiento y la transformación a través del testi ...
 
La Madre de Dios se apareció a una inmigrante belga en 1859 y el Santuario en su honor fue preserva ...
 
El cardenal surcoreano Andrew Yeom Soo-jung, arzobispo de Seúl, presidió en Fátima, la conmemorac ...
 
El pasado sábado, 12 de octubre, alrededor de dos millones de católicos participaron de la peregri ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading