Loading
 
 
 
Loading
 
Presidente del Episcopado Polaco: El mundo necesita políticos santos
Loading
 
22 de Agosto de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Budapest (Jueves, 22-08-2019, Gaudium Press) El Cardenal Peter Erdö, Primado de Hungría, presidió las celebraciones por la fiesta de San Esteban, Patrono del país, en la Catedral de Budapest. En esta homilía predicó el Presidente de la Conferencia de Obispos de Polonia, Mons. Stanislaw Gadecki, quien hizo un llamado al testimonio cristiano en el mundo actual y destacó la necesidad de políticos santos.

eucaristia central san esteban budapest gaudium press.jpg
Eucaristía central de la fiesta de San Esteban, Rey, en Budapest, Hungría. Foto: Episkopat News. 
Ante la presencia del Presidente de Hungría, Janos Ader, y el Primer Ministro, Viktor Orban, Mons. Gadecki hizo énfasis en la urgencia de un testimonio renovado de Jesucristo, que se exprese en la vida pública en la defensa de la vida humana y la familia, en la construcción de la justicia social según el Evangelio y la vivencia de las virtudes cristianas.

El ejemplo del Rey San Esteban, quien gobernó un país en el que persistía el paganismo a pesar de la adopción de la fe cristiana en el año 974. El prelado recordó que la idolatría es una creación del hombre y es una grave amenaza para el hombre, ya que el Primer Mandamiento es la fuente de todos los demás. "Si Dios está primero, todo está en su lugar", indicó el Arzobispo, citando las palabras de San Agustín.

"Si servimos al Dios viviente, nuestra identidad se arraigará cada vez más profundamente en lo que es divino, valioso y duradero", predicó Mons. Gadecki. "Por otro lado, si servimos a los dioses, una sensación de falta de sentido y de vacío aparecerá en nuestras vidas, abarcando cada área de nuestra vida, del pensamiento y de las acciones". El testimonio del Santo gobernante pudo persuadir a la población, que se había resistido a la conversión por la fuerza, como lo había intentado el rey Geza. La fe sincera realizó "una verdadera revolución, el verdadero retorno espiritual, pasando de la adoración de las criaturas a la adoración del Creador".

El Rey San Esteban fue coronado y ungido como el primer Rey de la Hungría, con el título de "Rey Apostólico", destacó el prelado. "La tribu pagana de húngaros recibió un rey católico, convirtiéndose así en un miembro de pleno derecho de la familia de los países europeos civilizados", recordó. "Una familia en la que la más alta virtud cívica era la encarnación del ideal del Estado de Dios".

Ante los desafíos actuales, el Arzobispo exhortó a que "Dios vuelva a estar en primer lugar, primero en la vida de cada cristiano", que escuche la palabra de Dios y permita que ella ilumine su vida. Los cristianos actuales están llamado incluso a un martirio, necesario para que "el mundo se libere de la influencia perniciosa de los dioses modernos, de la cual solo podemos liberarnos a través del sufrimiento de los creyentes, el sufrimiento de los santos, el sufrimiento de la Madre Iglesia".

Las celebraciones patronales de Hungría incluyeron una solemne procesión con las reliquias del Santo. La mano derecha del Santo fue portada por el ejército, mientras que la Santa Corona del Rey San Esteban es custodiada por la Guardia Nacional en la cúpula del Parlamento como signo de la continuidad del estado húngaro. El Cardenal Erdö bendijo panes horneados con la cosecha de este año como acción de gracias por la producción agrícola de la nación.

Con información de KAI.

 

Loading
Presidente del Episcopado Polaco: El mundo necesita políticos santos

Budapest (Jueves, 22-08-2019, Gaudium Press) El Cardenal Peter Erdö, Primado de Hungría, presidió las celebraciones por la fiesta de San Esteban, Patrono del país, en la Catedral de Budapest. En esta homilía predicó el Presidente de la Conferencia de Obispos de Polonia, Mons. Stanislaw Gadecki, quien hizo un llamado al testimonio cristiano en el mundo actual y destacó la necesidad de políticos santos.

eucaristia central san esteban budapest gaudium press.jpg
Eucaristía central de la fiesta de San Esteban, Rey, en Budapest, Hungría. Foto: Episkopat News. 
Ante la presencia del Presidente de Hungría, Janos Ader, y el Primer Ministro, Viktor Orban, Mons. Gadecki hizo énfasis en la urgencia de un testimonio renovado de Jesucristo, que se exprese en la vida pública en la defensa de la vida humana y la familia, en la construcción de la justicia social según el Evangelio y la vivencia de las virtudes cristianas.

El ejemplo del Rey San Esteban, quien gobernó un país en el que persistía el paganismo a pesar de la adopción de la fe cristiana en el año 974. El prelado recordó que la idolatría es una creación del hombre y es una grave amenaza para el hombre, ya que el Primer Mandamiento es la fuente de todos los demás. "Si Dios está primero, todo está en su lugar", indicó el Arzobispo, citando las palabras de San Agustín.

"Si servimos al Dios viviente, nuestra identidad se arraigará cada vez más profundamente en lo que es divino, valioso y duradero", predicó Mons. Gadecki. "Por otro lado, si servimos a los dioses, una sensación de falta de sentido y de vacío aparecerá en nuestras vidas, abarcando cada área de nuestra vida, del pensamiento y de las acciones". El testimonio del Santo gobernante pudo persuadir a la población, que se había resistido a la conversión por la fuerza, como lo había intentado el rey Geza. La fe sincera realizó "una verdadera revolución, el verdadero retorno espiritual, pasando de la adoración de las criaturas a la adoración del Creador".

El Rey San Esteban fue coronado y ungido como el primer Rey de la Hungría, con el título de "Rey Apostólico", destacó el prelado. "La tribu pagana de húngaros recibió un rey católico, convirtiéndose así en un miembro de pleno derecho de la familia de los países europeos civilizados", recordó. "Una familia en la que la más alta virtud cívica era la encarnación del ideal del Estado de Dios".

Ante los desafíos actuales, el Arzobispo exhortó a que "Dios vuelva a estar en primer lugar, primero en la vida de cada cristiano", que escuche la palabra de Dios y permita que ella ilumine su vida. Los cristianos actuales están llamado incluso a un martirio, necesario para que "el mundo se libere de la influencia perniciosa de los dioses modernos, de la cual solo podemos liberarnos a través del sufrimiento de los creyentes, el sufrimiento de los santos, el sufrimiento de la Madre Iglesia".

Las celebraciones patronales de Hungría incluyeron una solemne procesión con las reliquias del Santo. La mano derecha del Santo fue portada por el ejército, mientras que la Santa Corona del Rey San Esteban es custodiada por la Guardia Nacional en la cúpula del Parlamento como signo de la continuidad del estado húngaro. El Cardenal Erdö bendijo panes horneados con la cosecha de este año como acción de gracias por la producción agrícola de la nación.

Con información de KAI.

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/104706-Presidente-del-Episcopado-Polaco--El-mundo-necesita-politicos-santos. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

"Ningún alma es discapacitada", así se titula el documento que se dará a conocer el sábado 14 de ...
 
Ocurrirá el 15 de diciembre, Tercer Domingo de Adviento, con una Eucaristía que presidirá Mons. J ...
 
In Brasile il via alle celebrazioni nell’attesa del Santo Natale ...
 
San Pío X la proclamó “Patrona de América Latina”, Pío XI, de todas las “Américas”, Pí ...
 
Los homenajes prolongarán el Año Jubilar por el Centenario de la Coronación de la Reina y Patrona ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading