Loading
 
 
 
Loading
 
En su homilía en la Casa Santa Marta, el Papa habló de la virtud en la vida cotidiana
Loading
 
4 de Diciembre de 2014 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Jueves, 04-12-2014, Gaudium Press) Hoy en su homilía en la Casa Santa Marta, el Papa Francisco habló de la existencia de la virtud en la vida cotidiana, la puso como ejemplo, y la contrapone a los "cristianos de apariencia", "cristianos disfrazados, porque apenas cae un poco de lluvia el truco desaparece".

Realmente, hay muchos hombres y mujeres que "ponen en práctica el amor de Jesús". Ellos han construido su casa sobre la roca, que es Cristo:

"Pensemos en los más pequeños, eh. En los enfermos que ofrecen sus sufrimientos por la Iglesia, por los demás. Pensemos en tantos ancianos solos, que rezan y ofrecen. Pensemos en tantas madres y padres de familia que llevan adelante con tanta fatiga su familia, la educación de los hijos, el trabajo cotidiano, los problemas, pero siempre con la esperanza en Jesús, que no se pavonean, sino que hacen lo que pueden".

1.jpg
Foto: Radio Vaticano

El Pontífice también invitó a meditar en "tantos sacerdotes que no se hacen ver pero que trabajan en sus parroquias con tanto amor: la catequesis a los niños, la atención a los ancianos, a los enfermos, la preparación a los recién casados... Y todos los días lo mismo, lo mismo, lo mismo. No se aburren porque en su fundamento está la roca. Es Jesús, esto es lo que da santidad a la Iglesia, ¡esto es lo que da esperanza!".

El Papa dijo que también que el camino a la santidad puede no ser rectilíneo, como cuando se "comete algún pecado grave, pero se arrepienten, piden perdón, y esto es grande: la capacidad de pedir perdón, de no confundir pecado con virtud, de saber bien dónde está la virtud y dónde está el pecado. Estos están fundados sobre la roca y la roca es Cristo. Siguen el camino de Jesús, lo siguen a Él".

El Pontífice concluyó su meditación, convocando a que en los días preparatorios de la "Navidad pidamos al Señor que estemos fundados firmemente en la roca que es Él. Nuestra esperanza es Él. Nosotros somos todos pecadores, somos débiles pero si ponemos la esperanza en Él podremos ir adelante. Y ésta es la alegría de un cristiano: saber que en Él está la esperanza, está el perdón, está la paz, está la alegría. Y no poner nuestra esperanza en cosas que hoy están y mañana no estarán".

Con información de Radio Vaticano

 

Loading
En su homilía en la Casa Santa Marta, el Papa habló de la virtud en la vida cotidiana

Ciudad del Vaticano (Jueves, 04-12-2014, Gaudium Press) Hoy en su homilía en la Casa Santa Marta, el Papa Francisco habló de la existencia de la virtud en la vida cotidiana, la puso como ejemplo, y la contrapone a los "cristianos de apariencia", "cristianos disfrazados, porque apenas cae un poco de lluvia el truco desaparece".

Realmente, hay muchos hombres y mujeres que "ponen en práctica el amor de Jesús". Ellos han construido su casa sobre la roca, que es Cristo:

"Pensemos en los más pequeños, eh. En los enfermos que ofrecen sus sufrimientos por la Iglesia, por los demás. Pensemos en tantos ancianos solos, que rezan y ofrecen. Pensemos en tantas madres y padres de familia que llevan adelante con tanta fatiga su familia, la educación de los hijos, el trabajo cotidiano, los problemas, pero siempre con la esperanza en Jesús, que no se pavonean, sino que hacen lo que pueden".

1.jpg
Foto: Radio Vaticano

El Pontífice también invitó a meditar en "tantos sacerdotes que no se hacen ver pero que trabajan en sus parroquias con tanto amor: la catequesis a los niños, la atención a los ancianos, a los enfermos, la preparación a los recién casados... Y todos los días lo mismo, lo mismo, lo mismo. No se aburren porque en su fundamento está la roca. Es Jesús, esto es lo que da santidad a la Iglesia, ¡esto es lo que da esperanza!".

El Papa dijo que también que el camino a la santidad puede no ser rectilíneo, como cuando se "comete algún pecado grave, pero se arrepienten, piden perdón, y esto es grande: la capacidad de pedir perdón, de no confundir pecado con virtud, de saber bien dónde está la virtud y dónde está el pecado. Estos están fundados sobre la roca y la roca es Cristo. Siguen el camino de Jesús, lo siguen a Él".

El Pontífice concluyó su meditación, convocando a que en los días preparatorios de la "Navidad pidamos al Señor que estemos fundados firmemente en la roca que es Él. Nuestra esperanza es Él. Nosotros somos todos pecadores, somos débiles pero si ponemos la esperanza en Él podremos ir adelante. Y ésta es la alegría de un cristiano: saber que en Él está la esperanza, está el perdón, está la paz, está la alegría. Y no poner nuestra esperanza en cosas que hoy están y mañana no estarán".

Con información de Radio Vaticano

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El sábado 14 de julio, en Santa Cruz de La Sierra, concluyó el 5º Congreso Americano Misionero (C ...
 
Los prelados experimentaron las particularidades del rito, que afirmaron les edificó y les dio una ...
 
El Obispo de Las Cruces ofreció una actualización sobre los resultados de los análisis químicos ...
 
El Card. Carlos Osoro recordó que Cristo perdonó incluso a quienes se lo abofetearon durante su Pa ...
 
Discípulos "libres y leves, sin apoyos y sin favores", anclados únicamente en el amor "de Aquel qu ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading