Loading
 
 
 
Loading
 
Vicaría de Pastoral Social y de los Trabajadores organizó celebración de Navidad en el Centro Penitenciario Femenino de Santiago, en Chile
Loading
 
23 de Diciembre de 2014 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Santiago (Martes, 23-12-2014, Gaudium Press) Una decena de madres, que actualmente se encuentran privadas de libertad y que participan del programa Rehaciendo Vínculos de la Vicaría de Pastoral Social y de los Trabajadores, fueron parte junto con sus hijos de una alegre celebración de Navidad en el Centro Penitenciario Femenino de Santiago.

Teatro infantil, títeres, música, regalos y oración animaron la fiesta navideña preparada por el equipo del programa Rehaciendo Vínculos especialmente dedicada a las 30 mujeres y sus hijos que integran este proyecto pastoral y social. La jornada se realizó la tarde del jueves 18 de diciembre al interior del centro penal, en el marco de la visita protegida de los menores a sus madres.

Según los organizadores, el objetivo de la actividad fue generar un espacio donde las mamás y sus hijos, pudieran compartir, en un ambiente alusivo a la Navidad, con la representación de valores navideños, juegos y oración a Dios.

En la instancia estuvieron presentes el Vicario de la Pastoral Social y de los Trabajadores, padre Andrés Moro; la Coordinadora del Programa Rehaciendo Vínculos, Cecilia López y el equipo del Programa Abriendo Caminos de la Vicaría, encargado de entregar apoyo psicosocial a niños y niñas en situación de vulnerabilidad que tienen padres, madres o familiares privados de libertad.

"Esta celebración tuvo dos componentes muy importantes, por una parte es la posibilidad de las madres de encontrarse con sus hijos e hijas en un espacio protegido en el cual pueden disfrutar de este tiempo y por otro lado los niños pudieron disfrutar de regalos que fueron aportados por trabajadores de la Vicaría lo que es un gesto de solidaridad muy bonito y reconocido", señaló el sacerdote Andrés Moro.

Por su parte, Cecilia López manifestó su alegría por el ambiente que se vivió en la actividad: "Junto al equipo tratamos de que esta visita protegida, que es la última del año, se diera bien, con un trabajo muy planificado, con la compañía de títeres y actores que sacaron sonrisas a los niños y también las madres. De manera especial agradecemos a todos los trabajadores de la vicaría que aportaron voluntariamente con un obsequio a los niños".

Con información del Departamento de Prensa del Arzobispado de Santiago

 

Loading
Vicaría de Pastoral Social y de los Trabajadores organizó celebración de Navidad en el Centro Penitenciario Femenino de Santiago, en Chile

Santiago (Martes, 23-12-2014, Gaudium Press) Una decena de madres, que actualmente se encuentran privadas de libertad y que participan del programa Rehaciendo Vínculos de la Vicaría de Pastoral Social y de los Trabajadores, fueron parte junto con sus hijos de una alegre celebración de Navidad en el Centro Penitenciario Femenino de Santiago.

Teatro infantil, títeres, música, regalos y oración animaron la fiesta navideña preparada por el equipo del programa Rehaciendo Vínculos especialmente dedicada a las 30 mujeres y sus hijos que integran este proyecto pastoral y social. La jornada se realizó la tarde del jueves 18 de diciembre al interior del centro penal, en el marco de la visita protegida de los menores a sus madres.

Según los organizadores, el objetivo de la actividad fue generar un espacio donde las mamás y sus hijos, pudieran compartir, en un ambiente alusivo a la Navidad, con la representación de valores navideños, juegos y oración a Dios.

En la instancia estuvieron presentes el Vicario de la Pastoral Social y de los Trabajadores, padre Andrés Moro; la Coordinadora del Programa Rehaciendo Vínculos, Cecilia López y el equipo del Programa Abriendo Caminos de la Vicaría, encargado de entregar apoyo psicosocial a niños y niñas en situación de vulnerabilidad que tienen padres, madres o familiares privados de libertad.

"Esta celebración tuvo dos componentes muy importantes, por una parte es la posibilidad de las madres de encontrarse con sus hijos e hijas en un espacio protegido en el cual pueden disfrutar de este tiempo y por otro lado los niños pudieron disfrutar de regalos que fueron aportados por trabajadores de la Vicaría lo que es un gesto de solidaridad muy bonito y reconocido", señaló el sacerdote Andrés Moro.

Por su parte, Cecilia López manifestó su alegría por el ambiente que se vivió en la actividad: "Junto al equipo tratamos de que esta visita protegida, que es la última del año, se diera bien, con un trabajo muy planificado, con la compañía de títeres y actores que sacaron sonrisas a los niños y también las madres. De manera especial agradecemos a todos los trabajadores de la vicaría que aportaron voluntariamente con un obsequio a los niños".

Con información del Departamento de Prensa del Arzobispado de Santiago

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Recopilando varios textos, homilías y conferencias, el purpurado ofrece reflexiones sobre la educac ...
 
El hallazgo se produjo en una investigación a una casa de subasta y un anticuario que permitió la ...
 
La Orden registra un aumento de vocaciones y crecimiento en el número de parroquias a las cuales si ...
 
Mons. Mario Iceta, Presidente de la Subcomisión de Familia de la CEE, afirma que la Carta Encíclic ...
 
El purpurado afirma no temer a la muerte pero ser muy cuidadoso con lo que come y bebe. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading