Loading
 
 
 
Loading
 
Discernimiento, vigilancia y examen de conciencia, para no dejarse influir por el demonio, pidió el Papa
Loading
 
9 de Octubre de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Viernes, 09-10-2015, Gaudium Press) Hoy el Papa reflexionó en la Casa Santa Marta sobre la acción del demonio para desprestigiar a Jesús de Nazaret.

Interpretar mal a aquel que hace el bien, calumniar por envidia, tender trampas, son cosas que tienen su origen en el espíritu del mal. En esa línea el Papa analizó a aquellos que afirmaban que Jesús expulsaba el demonio con el mismo poder de él.

1.png

"Había otro grupo de personas que no lo amaba y siempre trataba de interpretar las palabras de Jesús y también las actitudes de Jesús de modo diverso, contra Jesús. Algunos por envidia, otros por rigideces doctrinales, otros porque tenían miedo de que fueran los romanos e hicieran una matanza; por tantos motivos trataban de alejar del pueblo la autoridad de Jesús, incluso con la calumnia, como en este caso. ‘Él echa a los demonios por medio de Belcebú. Él es un endemoniado. Él hace magias, es un brujo. Y continuamente lo ponían a prueba, le ponían delante una trampa, para ver si caía".

Después de convocar a la vigilancia, porque en un camino de fe "las tentaciones vuelven siempre, el mal espíritu jamás se cansa", el Papa Francisco afirmó que estas tentaciones a veces se revisten de ropajes especiales. "El maligno está escondido, viene con sus amigos muy educados, llama a la puerta, pide permiso, entra y convive con aquel hombre, su vida cotidiana y, gota a gota, da las instrucciones".

El demonio también busca anestesiar la conciencia, que el hombre comienze a "hacer las cosas con relativismo": "Tranquilizar la conciencia. Anestesiar la conciencia. Y esto es un gran mal. Cuando el mal espíritu logra anestesiar la conciencia se puede hablar de una verdadera victoria suya, se convierte en el dueño de aquella conciencia: ‘¡Y esto sucede por doquier! Sí, pero todos, todos tenemos problemas, todos somos pecadores, todos...'. Y en el ‘todos' está el ‘ninguno. ‘Todos, pero yo no'. Y así se vive esta mundanidad que es hija del mal espíritu".

Para que no se adormezca la conciencia, hay que revisarla continuamente, hacer exámenes de conciencia; en buena medida en ello se  constituye la vigilancia:

"Vigilancia. La Iglesia nos aconseja siempre el ejercicio del examen de conciencia: ¿qué ha sucedido hoy en mi corazón, hoy, por esto? ¿Ha venido a mí este demonio educado con sus amigos? Discernimiento. De donde vienen los comentarios, las palabras, las enseñanzas, ¿quién dice esto? Discernir y vigilancia, para no dejar entrar a aquel que engaña, que seduce, que fascina. Pidamos al Señor esta gracia, la gracia del discernimiento y la gracia de la vigilancia".

Con información de Radio Vaticano

Loading
Discernimiento, vigilancia y examen de conciencia, para no dejarse influir por el demonio, pidió el Papa

Ciudad del Vaticano (Viernes, 09-10-2015, Gaudium Press) Hoy el Papa reflexionó en la Casa Santa Marta sobre la acción del demonio para desprestigiar a Jesús de Nazaret.

Interpretar mal a aquel que hace el bien, calumniar por envidia, tender trampas, son cosas que tienen su origen en el espíritu del mal. En esa línea el Papa analizó a aquellos que afirmaban que Jesús expulsaba el demonio con el mismo poder de él.

1.png

"Había otro grupo de personas que no lo amaba y siempre trataba de interpretar las palabras de Jesús y también las actitudes de Jesús de modo diverso, contra Jesús. Algunos por envidia, otros por rigideces doctrinales, otros porque tenían miedo de que fueran los romanos e hicieran una matanza; por tantos motivos trataban de alejar del pueblo la autoridad de Jesús, incluso con la calumnia, como en este caso. ‘Él echa a los demonios por medio de Belcebú. Él es un endemoniado. Él hace magias, es un brujo. Y continuamente lo ponían a prueba, le ponían delante una trampa, para ver si caía".

Después de convocar a la vigilancia, porque en un camino de fe "las tentaciones vuelven siempre, el mal espíritu jamás se cansa", el Papa Francisco afirmó que estas tentaciones a veces se revisten de ropajes especiales. "El maligno está escondido, viene con sus amigos muy educados, llama a la puerta, pide permiso, entra y convive con aquel hombre, su vida cotidiana y, gota a gota, da las instrucciones".

El demonio también busca anestesiar la conciencia, que el hombre comienze a "hacer las cosas con relativismo": "Tranquilizar la conciencia. Anestesiar la conciencia. Y esto es un gran mal. Cuando el mal espíritu logra anestesiar la conciencia se puede hablar de una verdadera victoria suya, se convierte en el dueño de aquella conciencia: ‘¡Y esto sucede por doquier! Sí, pero todos, todos tenemos problemas, todos somos pecadores, todos...'. Y en el ‘todos' está el ‘ninguno. ‘Todos, pero yo no'. Y así se vive esta mundanidad que es hija del mal espíritu".

Para que no se adormezca la conciencia, hay que revisarla continuamente, hacer exámenes de conciencia; en buena medida en ello se  constituye la vigilancia:

"Vigilancia. La Iglesia nos aconseja siempre el ejercicio del examen de conciencia: ¿qué ha sucedido hoy en mi corazón, hoy, por esto? ¿Ha venido a mí este demonio educado con sus amigos? Discernimiento. De donde vienen los comentarios, las palabras, las enseñanzas, ¿quién dice esto? Discernir y vigilancia, para no dejar entrar a aquel que engaña, que seduce, que fascina. Pidamos al Señor esta gracia, la gracia del discernimiento y la gracia de la vigilancia".

Con información de Radio Vaticano


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Considerando la crisi religiosa e la confusione di dottrine che imperano nel mondo attuale, di tanto ...
 
El Santuario de Fátima, Portugal, estrenó el último domingo 12, durante la peregrinación interna ...
 
"Si creo en el Evangelio no puedo ser triste, si creo en la resurrección sé que no voy a quedarme ...
 
Cada año Kerala es atravesada por los monzones. Este año, sin embargo, fueron las lluvias que vini ...
 
El manto fue confeccionado por las hermanas del Carmelo de Santa Teresita, en Aparecida ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading