Loading
 
 
 
Loading
 
Canónigo penitenciario de Málaga, España, recuerda que la Confesión sana y da alegría
Loading
 
9 de Diciembre de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Málaga (Miércoles, 09-12-2015, Gaudium Press) El P. Ildefonso López, Canónigo penitenciario de la Catedral de Málaga, España, recordó la importancia del Sacramento de la Penitencia al inicio del Año Jubilar de la Misericordia. La Confesión "no sólo sana, sino que alegra y sobre todo, tras mi experiencia de tantos años de sacerdote, creo que toda persona que se acerca al confesonario sale totalmente distinta", afirmó, con la experiencia de 61 años de ministerio sacerdotal.

CONFESION GAUDIUM PRESS.jpg
La Confesión es uno de los pilares del Año Santo de la Misericordia. Foto: Bennet Summers.
Para el Canónigo, existen tres claves para aprovechar el tiempo de gracia del Año Santo, en diálogo con Religión en Libertad: "En primer lugar, reconocerse pecador y, desde ahí, pedir al Señor la gracia del arrepentimiento", indicó. "Sabemos que Dios es el que nos perdona, pero a través del sacerdote". El sacramento de la Confesión es "poco valorado" en la actualidad, en medio de la confusión y la creencia de no necesitar la ayuda divina y el consejo de los sacerdotes.

"Yo creo que es momento para contemplar la misericordia de Dios, meditar en ella, agradecerla y no perder de vista las palabras de Jesús: tenemos que ser misericordiosos como el Padre es con nosotros. Ése sería el segundo punto, somos sujetos de misericordia", expuso el P. López. "Y el tercer punto sería que tenemos que ser testigos y transmisores de la misericordia del Señor, individual y colectivamente, como Iglesia, la madre de la misericordia, maestra y ejemplo de misericordia."

El Canónico recomendó a los sacerdotes aplicar la experiencia de haber recibido ellos mismos de manera frecuente el sacramento y no tener prisa en la administración del sacramento de la Penitencia. "Cada persona tiene su problemática, su edad y hay que darle un consejo distinto. No sirve que a todos los jóvenes se les diga lo mismo y se les ponga la misma penitencia. Hay que hacer un poco de discernimiento, siempre en beneficio del penitente", concluyó. "Yo creo que el confesonario es una gran escuela para los sacerdotes".

Con información de Religión en Libertad.

 

Loading
Canónigo penitenciario de Málaga, España, recuerda que la Confesión sana y da alegría

Málaga (Miércoles, 09-12-2015, Gaudium Press) El P. Ildefonso López, Canónigo penitenciario de la Catedral de Málaga, España, recordó la importancia del Sacramento de la Penitencia al inicio del Año Jubilar de la Misericordia. La Confesión "no sólo sana, sino que alegra y sobre todo, tras mi experiencia de tantos años de sacerdote, creo que toda persona que se acerca al confesonario sale totalmente distinta", afirmó, con la experiencia de 61 años de ministerio sacerdotal.

CONFESION GAUDIUM PRESS.jpg
La Confesión es uno de los pilares del Año Santo de la Misericordia. Foto: Bennet Summers.
Para el Canónigo, existen tres claves para aprovechar el tiempo de gracia del Año Santo, en diálogo con Religión en Libertad: "En primer lugar, reconocerse pecador y, desde ahí, pedir al Señor la gracia del arrepentimiento", indicó. "Sabemos que Dios es el que nos perdona, pero a través del sacerdote". El sacramento de la Confesión es "poco valorado" en la actualidad, en medio de la confusión y la creencia de no necesitar la ayuda divina y el consejo de los sacerdotes.

"Yo creo que es momento para contemplar la misericordia de Dios, meditar en ella, agradecerla y no perder de vista las palabras de Jesús: tenemos que ser misericordiosos como el Padre es con nosotros. Ése sería el segundo punto, somos sujetos de misericordia", expuso el P. López. "Y el tercer punto sería que tenemos que ser testigos y transmisores de la misericordia del Señor, individual y colectivamente, como Iglesia, la madre de la misericordia, maestra y ejemplo de misericordia."

El Canónico recomendó a los sacerdotes aplicar la experiencia de haber recibido ellos mismos de manera frecuente el sacramento y no tener prisa en la administración del sacramento de la Penitencia. "Cada persona tiene su problemática, su edad y hay que darle un consejo distinto. No sirve que a todos los jóvenes se les diga lo mismo y se les ponga la misma penitencia. Hay que hacer un poco de discernimiento, siempre en beneficio del penitente", concluyó. "Yo creo que el confesonario es una gran escuela para los sacerdotes".

Con información de Religión en Libertad.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Recopilando varios textos, homilías y conferencias, el purpurado ofrece reflexiones sobre la educac ...
 
El hallazgo se produjo en una investigación a una casa de subasta y un anticuario que permitió la ...
 
La Orden registra un aumento de vocaciones y crecimiento en el número de parroquias a las cuales si ...
 
Mons. Mario Iceta, Presidente de la Subcomisión de Familia de la CEE, afirma que la Carta Encíclic ...
 
El purpurado afirma no temer a la muerte pero ser muy cuidadoso con lo que come y bebe. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading