Loading
 
 
 
Loading
 
Papa habló sobre el Espíritu Santo que había sido prometido a los apóstoles
Loading
 
2 de Mayo de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Lunes, 02-05-2016, Gaudium Press) A los apóstoles, tras la muerte y resurreción del Señor, el propio Cristo había prometido la venida y asistencia del Espíritu Santo, según recordó el Papa en la audiencia general de ayer. "«El Paráclito, el Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi Nombre, les enseñará todo y les recordará lo que les he dicho» (Jn 14,26). ). Enseñar y recordar. Y esto es aquello que hace el Espíritu Santo en nuestros corazones", expresó el Pontífice.

Es la promesa del Señor, de que ellos, apóstoles y discípulos "no se quedarán solos: el Espíritu Santo, el Paráclito, estará con ellos, a su lado, es más, estará en ellos, para defenderlos y sostenerlos. Jesús regresa al Padre pero continúa acompañando y enseñando a sus discípulos mediante el don del Espíritu Santo".

Sostener a los apóstoles; pero también ayudarlos a recordar las palabras de Jesús: "El Espíritu tiene la tarea de despertar la memoria, recordar las palabras de Jesús. El divino Maestro ha comunicado ya todo aquello que pretendía confiar a los Apóstoles: con Él, Verbo encarnado, la revelación es completa. El Espíritu hará recordar las enseñanzas de Jesús en las diversas circunstancias concretas de la vida, para poderlas poner en práctica".

Es el Espíritu Santo el que nos ayuda a establecer una fuerte relación con el Señor Jesús: "Mediante el don del Espíritu Santo, por medio del cual es posible instaurar una relación viva con Él, el Crucificado Resucitado. El Espíritu, difundido en nosotros con los sacramentos del Bautismo y de la Confirmación, actúa en nuestra vida. Él nos guía en la forma de pensar, de actuar, de distinguir qué cosa es buena y qué cosa es mala; nos ayuda a practicar la caridad de Jesús, su donarse a los demás, especialmente a los más necesitados".

También, el Espíritu Santo nos da la paz, una que "es diferente de aquella que los hombres se desean e intentan realizar. La paz de Jesús brota de la victoria sobre el pecado, sobre el egoísmo que nos impide amarnos como hermanos".El Pontífice concluyó sus palabras pidiendo a María Santísima que nos conceda la docilidad a las voces del Espíritu Santo.

Con información de Radio Vaticano

Loading
Papa habló sobre el Espíritu Santo que había sido prometido a los apóstoles

Ciudad del Vaticano (Lunes, 02-05-2016, Gaudium Press) A los apóstoles, tras la muerte y resurreción del Señor, el propio Cristo había prometido la venida y asistencia del Espíritu Santo, según recordó el Papa en la audiencia general de ayer. "«El Paráclito, el Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi Nombre, les enseñará todo y les recordará lo que les he dicho» (Jn 14,26). ). Enseñar y recordar. Y esto es aquello que hace el Espíritu Santo en nuestros corazones", expresó el Pontífice.

Es la promesa del Señor, de que ellos, apóstoles y discípulos "no se quedarán solos: el Espíritu Santo, el Paráclito, estará con ellos, a su lado, es más, estará en ellos, para defenderlos y sostenerlos. Jesús regresa al Padre pero continúa acompañando y enseñando a sus discípulos mediante el don del Espíritu Santo".

Sostener a los apóstoles; pero también ayudarlos a recordar las palabras de Jesús: "El Espíritu tiene la tarea de despertar la memoria, recordar las palabras de Jesús. El divino Maestro ha comunicado ya todo aquello que pretendía confiar a los Apóstoles: con Él, Verbo encarnado, la revelación es completa. El Espíritu hará recordar las enseñanzas de Jesús en las diversas circunstancias concretas de la vida, para poderlas poner en práctica".

Es el Espíritu Santo el que nos ayuda a establecer una fuerte relación con el Señor Jesús: "Mediante el don del Espíritu Santo, por medio del cual es posible instaurar una relación viva con Él, el Crucificado Resucitado. El Espíritu, difundido en nosotros con los sacramentos del Bautismo y de la Confirmación, actúa en nuestra vida. Él nos guía en la forma de pensar, de actuar, de distinguir qué cosa es buena y qué cosa es mala; nos ayuda a practicar la caridad de Jesús, su donarse a los demás, especialmente a los más necesitados".

También, el Espíritu Santo nos da la paz, una que "es diferente de aquella que los hombres se desean e intentan realizar. La paz de Jesús brota de la victoria sobre el pecado, sobre el egoísmo que nos impide amarnos como hermanos".El Pontífice concluyó sus palabras pidiendo a María Santísima que nos conceda la docilidad a las voces del Espíritu Santo.

Con información de Radio Vaticano

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/78684-Papa-hablo-sobre-el-Espiritu-Santo-que-habia-sido-prometido-a-los-apostoles. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Entre los días 22 y 28 de julio de 2013, la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) tuvo lugar en la A ...
 
Este viernes pasado, 13 de julio, recordó una de las apariciones de Nuestra Señora en Fátima ...
 
Muchos turistas visitan el vaticano. Con el objetivo de proteger y ofrecer seguridad a esa multitud, ...
 
Los Obispos reafirmaron su doble función de mediadores y protectores de los indefensos y recordaron ...
 
La Fundación Octavo Centenario anunció la realización de cerca de 40 actividades con motivo de la ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading