Loading
 
 
 
Loading
 
La misericordia y la verdad ante el pecador, explicada por el Papa
Loading
 
20 de Mayo de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Viernes, 20-05-2016, Gaudium Press) Hoy, en la misa matutina de la Casa Santa Marta, el Papa Francisco comentó el pasaje evangélico en el que los fariseos y doctores de la ley quieren poner a prueba al Hijo de Dios, preguntándole si es lícito al hombre divorciarse de su mujer.

El Señor primero recuerda que el permiso de Moisés, para redactar una declaración de divorcio y separarse de la mujer, fue permitida "debido a la dureza de corazón" del pueblo. Entretanto el Señor ratifica la ley primitiva y prescribe que "el hombre no separe lo que Dios ha unido" (Mt 10, 1-12).

"Ya no son dos, sino una sola carne. Por lo tanto, ‘el hombre no separe lo que Dios ha unido'. Tanto en el caso del Levirato, como en éste, Jesús responde desde la verdad abrumadora, desde la verdad contundente - ¡ésta es la verdad! - ¡desde la plenitud siempre! Y Jesús nunca negocia la verdad. Y ellos, ese grupito de teólogos iluminados, negociaban siempre la verdad, reduciéndola a la casuística. Jesús no negocia la verdad. Ésta es la verdad sobre el matrimonio, no hay otra", afirmó el Pontífice.
Entretanto, la afirmación tajante de la verdad, no va en contravía de la misericordia que Dios manifiesta hacia el pecador. "Jesús es tan misericordioso, es tan grande, que nunca, nunca, nunca les cierra la puerta a los pecadores".

Cuando Jesús anuncia, que la norma de posibilidad de repudio había sido escrita "debido a la dureza del corazón de ustedes", el Papa declara que Dios también considera la "debilidad humana". "¡Pero la verdad no se vende nunca!" enfatizó el Pontífice. "Y Jesús es capaz de decir esta verdad tan grande y al mismo tiempo ser tan comprensivo con los pecadores, con los débiles".

Una comprensión con el pecador, que se pone de manifiesto en la forma como Jesús trata a la adúltera: "Baste ver ‘la delicadeza' con la que Jesús trata a la adúltera, que iba a ser lapidada: ‘Yo tampoco te condeno, anda y de ahora en adelante no vuelvas a pecar' ".

Con información de Radio Vaticano

Loading
La misericordia y la verdad ante el pecador, explicada por el Papa

Ciudad del Vaticano (Viernes, 20-05-2016, Gaudium Press) Hoy, en la misa matutina de la Casa Santa Marta, el Papa Francisco comentó el pasaje evangélico en el que los fariseos y doctores de la ley quieren poner a prueba al Hijo de Dios, preguntándole si es lícito al hombre divorciarse de su mujer.

El Señor primero recuerda que el permiso de Moisés, para redactar una declaración de divorcio y separarse de la mujer, fue permitida "debido a la dureza de corazón" del pueblo. Entretanto el Señor ratifica la ley primitiva y prescribe que "el hombre no separe lo que Dios ha unido" (Mt 10, 1-12).

"Ya no son dos, sino una sola carne. Por lo tanto, ‘el hombre no separe lo que Dios ha unido'. Tanto en el caso del Levirato, como en éste, Jesús responde desde la verdad abrumadora, desde la verdad contundente - ¡ésta es la verdad! - ¡desde la plenitud siempre! Y Jesús nunca negocia la verdad. Y ellos, ese grupito de teólogos iluminados, negociaban siempre la verdad, reduciéndola a la casuística. Jesús no negocia la verdad. Ésta es la verdad sobre el matrimonio, no hay otra", afirmó el Pontífice.
Entretanto, la afirmación tajante de la verdad, no va en contravía de la misericordia que Dios manifiesta hacia el pecador. "Jesús es tan misericordioso, es tan grande, que nunca, nunca, nunca les cierra la puerta a los pecadores".

Cuando Jesús anuncia, que la norma de posibilidad de repudio había sido escrita "debido a la dureza del corazón de ustedes", el Papa declara que Dios también considera la "debilidad humana". "¡Pero la verdad no se vende nunca!" enfatizó el Pontífice. "Y Jesús es capaz de decir esta verdad tan grande y al mismo tiempo ser tan comprensivo con los pecadores, con los débiles".

Una comprensión con el pecador, que se pone de manifiesto en la forma como Jesús trata a la adúltera: "Baste ver ‘la delicadeza' con la que Jesús trata a la adúltera, que iba a ser lapidada: ‘Yo tampoco te condeno, anda y de ahora en adelante no vuelvas a pecar' ".

Con información de Radio Vaticano

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/79184-La-misericordia-y-la-verdad-ante-el-pecador--explicada-por-el-Papa. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Parecía hasta un montaje. Una noticia corrió el mundo hablando de las manchas de sangre del Santo ...
 
El Estado de Minas Gerais festejó en este mes de julio la memoria de Santa Ana, la abuela de Nuestr ...
 
Se prepara un año de celebraciones para señalar esos 175 años de fundación, que serán conmemora ...
 
El Card. Bechara Boutros Rai presidió la ceremonia de consagración en el mes de junio y agradeció ...
 
"Al llegar al cañón el rastro se esfumó. Los perros daban vueltas por uno y otro lado con la nari ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading