Loading
 
 
 
Loading
 
El origen de los sacramentales
Loading
 
14 de Agosto de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Lunes, 14-08-2017, Gaudium Press) El conceptuado canonista Luigi Chiappetta (1994: 1086) no duda en afirmar que "los sacramentales remontan a los primeros tiempos de la Iglesia; los más antiguos (la señal de la Cruz y el agua bendita) a los apóstoles".

2.jpg

Uno de los mayores argumentos que presentan los detractores de los sacramentales es alegar el desconocimiento de su origen. Entretanto, dice Gaume (1873: 20) que "si se habla del origen histórico, los sacramentales remontan a los tiempos apostólicos, e incluso más allá".

Efectivamente, se encuentran diversos documentos que testimonian la existencia de muchos de ellos - como son la oración del Padre Nuestro y diversas bendiciones - ya en los primeros tiempos del Cristianismo.

El propio Papa Pío IX (1866: 1 apud GAUME, 1873: XIII), en carta al autor de la citación arriba, hablaba con su Autoridad Apostólica de la "venerada antigüedad" de algunos de ellos.

El conceptuado canonista Luigi Chiappetta (1994: 1086, traducción nuestra) no duda en afirmar que "los sacramentales remontan a los primeros tiempos de la Iglesia; los más antiguos (la señal de la Cruz y el agua bendita) a los apóstoles. Los exorcismos fueron instituidos por el propio Cristo", lo que de hecho nos es atestiguado por la Sagrada Escritura.

Más aún, como señala Abad (2000: 494, traducción nuestra) ya "en el Antiguo Testamento, las bendiciones ocupaban un lugar muy destacado en la vida y el culto de Israel y eran expresión de un vínculo espiritual del hombre con Dios".

También es preciso señalar que ya anteriormente a Nuestro Señor y fuera de la religión judaica:

"Las religiones no cristianas llamaban misterio o sacramento [...] a todo aquello que unía o relacionaba a los mortales con la divinidad [...]. Este concepto lo acogió el cristianismo y, en un principio, le dio un significado vastísimo: sacramento era todo cuanto entraba, de un modo u otro en el plan divino de la salvación y tenía un sentido oculto y una virtud transcendente". (MARTÍN, 2002: 1166, traducción nuestra).

Tal fue lo que sucedió, por ejemplo, con el agua bendita que según recuerda Martimort (1992: 223) "es un agua lustral, como la que usaban las religiones paganas, destinada a ser derramada sobre los lugares, pero santificada por una oración de la Iglesia con el fin de exorcizar y purificar [...]. Con el agua se mezclaba sal, quizá para imitar el gesto de Eliseo"; entroncando de este modo su origen con el Antiguo Testamento en el cual ya existían ciertos ritos, a manera de los sacramentales.

Por el Padre Ignacio Montojo Magro, EP

Loading
El origen de los sacramentales

Redacción (Lunes, 14-08-2017, Gaudium Press) El conceptuado canonista Luigi Chiappetta (1994: 1086) no duda en afirmar que "los sacramentales remontan a los primeros tiempos de la Iglesia; los más antiguos (la señal de la Cruz y el agua bendita) a los apóstoles".

2.jpg

Uno de los mayores argumentos que presentan los detractores de los sacramentales es alegar el desconocimiento de su origen. Entretanto, dice Gaume (1873: 20) que "si se habla del origen histórico, los sacramentales remontan a los tiempos apostólicos, e incluso más allá".

Efectivamente, se encuentran diversos documentos que testimonian la existencia de muchos de ellos - como son la oración del Padre Nuestro y diversas bendiciones - ya en los primeros tiempos del Cristianismo.

El propio Papa Pío IX (1866: 1 apud GAUME, 1873: XIII), en carta al autor de la citación arriba, hablaba con su Autoridad Apostólica de la "venerada antigüedad" de algunos de ellos.

El conceptuado canonista Luigi Chiappetta (1994: 1086, traducción nuestra) no duda en afirmar que "los sacramentales remontan a los primeros tiempos de la Iglesia; los más antiguos (la señal de la Cruz y el agua bendita) a los apóstoles. Los exorcismos fueron instituidos por el propio Cristo", lo que de hecho nos es atestiguado por la Sagrada Escritura.

Más aún, como señala Abad (2000: 494, traducción nuestra) ya "en el Antiguo Testamento, las bendiciones ocupaban un lugar muy destacado en la vida y el culto de Israel y eran expresión de un vínculo espiritual del hombre con Dios".

También es preciso señalar que ya anteriormente a Nuestro Señor y fuera de la religión judaica:

"Las religiones no cristianas llamaban misterio o sacramento [...] a todo aquello que unía o relacionaba a los mortales con la divinidad [...]. Este concepto lo acogió el cristianismo y, en un principio, le dio un significado vastísimo: sacramento era todo cuanto entraba, de un modo u otro en el plan divino de la salvación y tenía un sentido oculto y una virtud transcendente". (MARTÍN, 2002: 1166, traducción nuestra).

Tal fue lo que sucedió, por ejemplo, con el agua bendita que según recuerda Martimort (1992: 223) "es un agua lustral, como la que usaban las religiones paganas, destinada a ser derramada sobre los lugares, pero santificada por una oración de la Iglesia con el fin de exorcizar y purificar [...]. Con el agua se mezclaba sal, quizá para imitar el gesto de Eliseo"; entroncando de este modo su origen con el Antiguo Testamento en el cual ya existían ciertos ritos, a manera de los sacramentales.

Por el Padre Ignacio Montojo Magro, EP

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/89225-El-origen-de-los-sacramentales-. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Con eso, los cristianos de Gaza quedan imposibilitados de atravesar la frontera del valle de Erez y ...
 
La Asociación de Universidades Jesuítas centroamericana pide también que cada una de las 200 univ ...
 
Al parecer -y lo afirman muchos autores de vida espiritual- la lucha espiritual termina el día de l ...
 
La muestra la componen tres escenas de destaque: la Anunciación, la Persecución de Herodes y el Na ...
 
El Santo Padre visitará las ciudades de Sofía y Rakovski, en Bulgaria, y Escopia, en la Ex-Repúbl ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading