Loading
 
 
 
Loading
 
En la audiencia general, el Papa explicó el canto del Gloria y la Oración Colecta
Loading
 
10 de Enero de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 10-01-2018, Gaudium Press) En la catequesis de la audiencia general de hoy, en la que el Papa Francisco siguió abordando diversos aspectos de la eucaristía, se trató del canto del Gloria y de la llamada Oración Colecta. Mención especial también hizo el Papa de los espacios de silencio que hay en la misa, y definió la eucaristía como una verdadera escuela de oración. La catequesis tuvo lugar en la Sala Pablo VI.

1.png

Tras recordar que el Acto Penitencial nos ayuda a despojarnos de cualquier presunción, el Papa recordó que el Gloria es una antiguo himno que inicia con la exultación angélica el día del nacimiento del Salvador: "El canto del gloria comienza con las palabras de los ángeles en el nacimiento de Jesús en Belén y continúa con aclamaciones de alabanza y agradecimiento a Dios, que es Padre, Hijo y Espíritu Santo". Es el Gloria un canto que también incluye al ser humano cuando reza "paz a los hombres de buena voluntad".

Tras el Gloria viene la Oración Colecta. "Con la expresión ‘oremos' -dijo el Papa- el sacerdote invita al pueblo a recogerse en un momento en silencio, para que cada uno tome conciencia de estar en la presencia de Dios y formular en su espíritu sus deseos".

Es el silencio en la eucaristía un disponerse a escuchar la voz del Espíritu Santo y a alabar a Dios. Durante la eucaristía, hay varios momentos de silencio.

"En la liturgia, la naturaleza del sagrado silencio depende del momento en el cual se realiza: ‘Durante el acto penitencial y después en la invitación a la oración, ayuda al recogimiento; después de la lectura u homilía, es una invitación a meditar brevemente lo que se ha escuchado; después de la Comunión, favorece la oración interior de alabanza y suplica'. Por lo tanto antes de la oración inicial, el silencio ayuda a recogernos en nosotros mismos y a pensar porque estamos ahí. Es esta la importancia de escuchar nuestro espíritu para abrirlo luego al Señor", expresó Francisco.

La oración colecta trae primero una invocación a Dios, en la que recordamos lo mucho que ha hecho por nosotros, y después se implora su intervención. "El sacerdote recita esta oración con los brazos abiertos imitando a Cristo sobre el madero de la cruz. En Cristo crucificado reconocemos al sacerdote que ofrece a Dios el culto agradable, es decir, el de la obediencia filial".

El Papa concluyó su catequesis afirmando la riqueza de las oraciones en el Rito Romano, y convocando a que se mediten esos textos incluso fuera de la misa.

Con información de News.va

Loading
En la audiencia general, el Papa explicó el canto del Gloria y la Oración Colecta

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 10-01-2018, Gaudium Press) En la catequesis de la audiencia general de hoy, en la que el Papa Francisco siguió abordando diversos aspectos de la eucaristía, se trató del canto del Gloria y de la llamada Oración Colecta. Mención especial también hizo el Papa de los espacios de silencio que hay en la misa, y definió la eucaristía como una verdadera escuela de oración. La catequesis tuvo lugar en la Sala Pablo VI.

1.png

Tras recordar que el Acto Penitencial nos ayuda a despojarnos de cualquier presunción, el Papa recordó que el Gloria es una antiguo himno que inicia con la exultación angélica el día del nacimiento del Salvador: "El canto del gloria comienza con las palabras de los ángeles en el nacimiento de Jesús en Belén y continúa con aclamaciones de alabanza y agradecimiento a Dios, que es Padre, Hijo y Espíritu Santo". Es el Gloria un canto que también incluye al ser humano cuando reza "paz a los hombres de buena voluntad".

Tras el Gloria viene la Oración Colecta. "Con la expresión ‘oremos' -dijo el Papa- el sacerdote invita al pueblo a recogerse en un momento en silencio, para que cada uno tome conciencia de estar en la presencia de Dios y formular en su espíritu sus deseos".

Es el silencio en la eucaristía un disponerse a escuchar la voz del Espíritu Santo y a alabar a Dios. Durante la eucaristía, hay varios momentos de silencio.

"En la liturgia, la naturaleza del sagrado silencio depende del momento en el cual se realiza: ‘Durante el acto penitencial y después en la invitación a la oración, ayuda al recogimiento; después de la lectura u homilía, es una invitación a meditar brevemente lo que se ha escuchado; después de la Comunión, favorece la oración interior de alabanza y suplica'. Por lo tanto antes de la oración inicial, el silencio ayuda a recogernos en nosotros mismos y a pensar porque estamos ahí. Es esta la importancia de escuchar nuestro espíritu para abrirlo luego al Señor", expresó Francisco.

La oración colecta trae primero una invocación a Dios, en la que recordamos lo mucho que ha hecho por nosotros, y después se implora su intervención. "El sacerdote recita esta oración con los brazos abiertos imitando a Cristo sobre el madero de la cruz. En Cristo crucificado reconocemos al sacerdote que ofrece a Dios el culto agradable, es decir, el de la obediencia filial".

El Papa concluyó su catequesis afirmando la riqueza de las oraciones en el Rito Romano, y convocando a que se mediten esos textos incluso fuera de la misa.

Con información de News.va

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/92334-En-la-audiencia-general--el-Papa-explico-el-canto-del-Gloria-y-la-Oracion-Colecta. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Las religiosas regresaron a la población en fiesta de Santa Escolástica y residirán en un convent ...
 
Bajo el título de "Sociología mariana", los autores buscan identificar "un modo mariano de entende ...
 
El voivodato de Mazowieckie asignó 6 millones de eslotis para la conservación de las joyas arquit ...
 
La Sagrada Congregación para las Causas de los Santos ha despejado el camino para la canonización ...
 
a gran fiesta de Nuestra Señora de Lourdes se conmemoró el 11 de febrero, pero la fiesta de Santa ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading