Loading
 
 
 
Loading
 
Presidente del Episcopado de EEUU anima a los católicos a unirse a la Jornada de Oración y Ayuno por la Paz convocada por el Papa
Loading
 
16 de Febrero de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Washington (Viernes, 16-02-2018, Gaudium Press) El Papa Francisco ha invitado a los católicos del mundo a participar el 23 de febrero, viernes de la Primera Semana de Cuaresma, de un día de oración y ayuno por la paz, especialmente por la República Democrática del Congo y Sudán del Sur. La Iglesia en los Estados Unidos, por convocatoria del Arzobispo de Galveston-Houston y Presidente del Episcopado del país norteamericano, Cardenal Daniel DiNardo, se sumará de modo particular a esta iniciativa.

El purpurado, a través de un mensaje difundido por la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), expresa: "Respondamos el llamado del Santo Padre a orar y ayunar por la paz, especialmente por la Iglesia y la gente de Sudán del Sur y de la República Democrática del Congo. Convirtamos nuestro ayuno en limosna y apoyemos el trabajo que del Catholic Relief Services en ambos países".

También dice que "trágicamente, el conflicto arrecia en ambas naciones". Comenta que Sudán del Sur "obtuvo su independencia en 2011 sólo para verse víctima de la corrupción y de una sangrienta guerra civil", y en la República Democrática del Congo, "el gobierno no respeta la Constitución, ya que la Iglesia Católica promueve valientemente una resolución pacífica del conflicto entre los partidos del gobierno y de oposición".

Oracion_Foto_Exe Lobaiza_por_Cathopic.jpg
Relizar una Hora Santa por la paz es una de las propuestas que hace la USCCB para la jornada / Foto: Exe Lobaiza por Cathopic.

"En ambos país las familias inocentes sufren", añade el Cardenal, para luego elevar una plegaria: "Que Dios bendiga a Sudán del Sur, la República Democrática del Congo y nuestro mundo con paz".

Para animar la participación de los católicos estadounidenses, la USCCB, a través de su web, propone tres maneras como los fieles pueden responder al llamado del Papa para esta jornada de oración y ayuno:

Primero, aprendendiendo acerca de la situación en la República Democrática del Congo y Sudán del Sur, y leeyendo la declaración del Cardenal DiNardo. Segundo, orando por la paz usando la Oración para el Día de Oración y Ayuno por la paz en la República Democrática del Congo, Sudán del Sur y el mundo; o alguna de las oraciones que la USCCB ha dispuesto para la ocasión. Y tercero, compartiendo lo que se ha aprendido con otros, corriendo la voz en Facebook y Twitter, invitando a la parroquia utilizar las oraciones de los fieles para la Jornada; reuniendo a la comunidad para orar por la paz utilizando el Rosario de por la Justicia y la Paz, la Coronilla de la Misericordia, las letanías del Santo Nombre de Jesús o del Sagrado Corazón de Jesús, o a través la Hora Santa por la Paz.

También se invita a dar al Catholic Relief Services, que es la agencia oficial de ayuda humanitaria internacional de la USCCB, sobre todo para apoyar la labor que realiza en la consolidación de la paz de ambos países.

Esta jornada especial de oración y ayuno por la paz de la República Democrática del Congo y Sudán del Sur es una convocatoria que se dirige no sólo a los católicos, sino también a no cristianos y personas de buena voluntad. Como lo manifestó el Sumo Pontífice al anunciar este día de oración el pasado domingo 4 de febrero durante el rezo del Ángelus: "invito también a los hermanos y hermanas no católicos y no cristianos a asociarse a esta iniciativa en las modalidades que considerarán más oportunas, pero todos juntos. Nuestro Padre celeste escucha siempre a sus hijos que gritan a Él en el dolor y en la angustia, ‘sana a los de roto corazón y venda sus heridas' (Salmo 147, 3)"

El Papa continuó: "Dirijo un sentido llamamiento para que también nosotros escuchemos este grito y, cada uno en la propia conciencia, delante de Dios, nos preguntemos: ‘¿Qué puedo hacer yo por la paz?'. Seguramente podemos rezar; pero no solo: cada uno puede decir concretamente ‘no' a la violencia en lo que depende de él o de ella. Porque las victorias obtenidas con la violencia son falsas victorias; mientras que ¡trabajar por la paz hace bien a todos!".

De la redacción de Gaudium Press, con información de la USCCB y vatican.va.

 

Loading
Presidente del Episcopado de EEUU anima a los católicos a unirse a la Jornada de Oración y Ayuno por la Paz convocada por el Papa

Washington (Viernes, 16-02-2018, Gaudium Press) El Papa Francisco ha invitado a los católicos del mundo a participar el 23 de febrero, viernes de la Primera Semana de Cuaresma, de un día de oración y ayuno por la paz, especialmente por la República Democrática del Congo y Sudán del Sur. La Iglesia en los Estados Unidos, por convocatoria del Arzobispo de Galveston-Houston y Presidente del Episcopado del país norteamericano, Cardenal Daniel DiNardo, se sumará de modo particular a esta iniciativa.

El purpurado, a través de un mensaje difundido por la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), expresa: "Respondamos el llamado del Santo Padre a orar y ayunar por la paz, especialmente por la Iglesia y la gente de Sudán del Sur y de la República Democrática del Congo. Convirtamos nuestro ayuno en limosna y apoyemos el trabajo que del Catholic Relief Services en ambos países".

También dice que "trágicamente, el conflicto arrecia en ambas naciones". Comenta que Sudán del Sur "obtuvo su independencia en 2011 sólo para verse víctima de la corrupción y de una sangrienta guerra civil", y en la República Democrática del Congo, "el gobierno no respeta la Constitución, ya que la Iglesia Católica promueve valientemente una resolución pacífica del conflicto entre los partidos del gobierno y de oposición".

Oracion_Foto_Exe Lobaiza_por_Cathopic.jpg
Relizar una Hora Santa por la paz es una de las propuestas que hace la USCCB para la jornada / Foto: Exe Lobaiza por Cathopic.

"En ambos país las familias inocentes sufren", añade el Cardenal, para luego elevar una plegaria: "Que Dios bendiga a Sudán del Sur, la República Democrática del Congo y nuestro mundo con paz".

Para animar la participación de los católicos estadounidenses, la USCCB, a través de su web, propone tres maneras como los fieles pueden responder al llamado del Papa para esta jornada de oración y ayuno:

Primero, aprendendiendo acerca de la situación en la República Democrática del Congo y Sudán del Sur, y leeyendo la declaración del Cardenal DiNardo. Segundo, orando por la paz usando la Oración para el Día de Oración y Ayuno por la paz en la República Democrática del Congo, Sudán del Sur y el mundo; o alguna de las oraciones que la USCCB ha dispuesto para la ocasión. Y tercero, compartiendo lo que se ha aprendido con otros, corriendo la voz en Facebook y Twitter, invitando a la parroquia utilizar las oraciones de los fieles para la Jornada; reuniendo a la comunidad para orar por la paz utilizando el Rosario de por la Justicia y la Paz, la Coronilla de la Misericordia, las letanías del Santo Nombre de Jesús o del Sagrado Corazón de Jesús, o a través la Hora Santa por la Paz.

También se invita a dar al Catholic Relief Services, que es la agencia oficial de ayuda humanitaria internacional de la USCCB, sobre todo para apoyar la labor que realiza en la consolidación de la paz de ambos países.

Esta jornada especial de oración y ayuno por la paz de la República Democrática del Congo y Sudán del Sur es una convocatoria que se dirige no sólo a los católicos, sino también a no cristianos y personas de buena voluntad. Como lo manifestó el Sumo Pontífice al anunciar este día de oración el pasado domingo 4 de febrero durante el rezo del Ángelus: "invito también a los hermanos y hermanas no católicos y no cristianos a asociarse a esta iniciativa en las modalidades que considerarán más oportunas, pero todos juntos. Nuestro Padre celeste escucha siempre a sus hijos que gritan a Él en el dolor y en la angustia, ‘sana a los de roto corazón y venda sus heridas' (Salmo 147, 3)"

El Papa continuó: "Dirijo un sentido llamamiento para que también nosotros escuchemos este grito y, cada uno en la propia conciencia, delante de Dios, nos preguntemos: ‘¿Qué puedo hacer yo por la paz?'. Seguramente podemos rezar; pero no solo: cada uno puede decir concretamente ‘no' a la violencia en lo que depende de él o de ella. Porque las victorias obtenidas con la violencia son falsas victorias; mientras que ¡trabajar por la paz hace bien a todos!".

De la redacción de Gaudium Press, con información de la USCCB y vatican.va.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Recopilando varios textos, homilías y conferencias, el purpurado ofrece reflexiones sobre la educac ...
 
El hallazgo se produjo en una investigación a una casa de subasta y un anticuario que permitió la ...
 
La Orden registra un aumento de vocaciones y crecimiento en el número de parroquias a las cuales si ...
 
Mons. Mario Iceta, Presidente de la Subcomisión de Familia de la CEE, afirma que la Carta Encíclic ...
 
El purpurado afirma no temer a la muerte pero ser muy cuidadoso con lo que come y bebe. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading